Pilates ¿Fácil o difícil (III) ¿Qué pienso yo?

Tercera y última entrega de una entrada en la que trato de abordar esta pregunta: Pilates ¿Fácil o difícil?, desde la doble visión de practicantes y profesionales. He reunido distintas opiniones para conocer cómo ellos afrontan, sienten o vivencian esta disciplina.

En la primera parte pudiste ver opiniones de quiénes lo consideraban difícil por distintas cuestiones: alto nivel de concentración, tienes que aprender a controlar tu cuerpo, uso de la respiración…

En la segunda parte aparecieron opiniones que hablaban de que es un método fácil: porque es muy adaptable, cualquiera puede practicarlo, es muy progresivo…

Estuve recibiendo algunos mensajes por twitter y facebook en los que se me preguntaba de manera directa acerca de mi opinión y para ello he reservado esta tercera y última parte ¿Qué pienso yo?

fuente: prensaminimalista.cl

fuente: prensaminimalista.cl

Mi experiencia como instructor

Como instructor de Pilates he ido atravesando etapas. Todas ellas teniendo un denominador común: la dificultad. Si bien, los aspectos en los que he ido encontrando dificultad han ido variando. Lo dividiría en 4 fases:

1ª fase. La dificultad está en el domino de la técnica.

  • En comprender en qué consiste el método
  • Familiarizarse con los principios
  • Ejecutar los ejercicios con fluidez.

Mis inicios en el Pilates fueron cuanto menos curiosos. Durante los últimos años  de mi etapa universitaria simultaneaba los propios estudios de CC. de la A.F y el Deporte con el trabajo en un gimnasio. El entrenamiento personal era lo que más tirón tenía en el gym pero se empezaba a oir hablar del Pilates y sobretodo veía que la gente lo demandaba. Era el año 2006. Casualidades de la vida, en mi facultad se ofertó la I Edición del Curso de especialista en método Pilates para fisioterapeutas y licenciados en CAFYD.Creo que fue la primera formación de este tipo que ofertaba una universidad pública. Animado por mi hermana que es fisioterapeuta y también estaba interesada en conocer algo más del método decidimos apuntarnos.

Me inscribí en una formación de la que lo único que conocía era que se estaba poniendo de moda, era “muy buena para la espalda” y en el gimnasio donde trabajaba la estaban introduciendo. Mi primera clase de Pilates la recibí en el propio curso.

Mi actividad deportiva principal durante los 15 años anteriores había sido jugar al baloncesto. Por lo tanto nos encontrábamos con un tío de más de 1´90 sin ningún control sobre su cuerpo, muy limitado en el movimiento, con claras descompensaciones y falta de flexibilidad, que con dificultad podía entender los ejercicios que le estaban proponiendo. Los ejercicios básicos me parecían simples y no les encontraba sentido y los que eran un poco más complejos directamente me veía incapaz de ejecutarlos.

En resumen, encontraba grandes dificultades para ejecutar y entender los ejercicios.

2ª fase: la dificultad está en el alumno.

  • Limitaciones de movilidad.
  • Responder a sus necesidades.
  • Cómo facilitarles el movimiento.

Posteriormente y una vez finalizado el curso pensaba que ya estaba listo. Conocía los ejercicios a pesar de que no fuera capaz de ejecutar muchos de ellos pero tampoco consideraba que fuera imprescindible.

Entonces empiezas a dar clases. Ves las fichas de los alumnos y al principio te asustas un poco por la responsabilidad que recae en tus manos.  Alumnos con hernias o protrusiones, alumnas embarazadas, limitaciones de movilidad, deportistas con sobrecargas o recuperándose de lesiones, distintas patologías… Te das cuenta de que cada cuerpo es diferente y las necesidades de cada uno muy diversas.

Y las dificultades no son sólo físicas. Tienes que transmitir conceptos, sensaciones, movimientos muy concretos que son, en muchos casos, desconocidos hasta ese día para el alumno. Y eso no viene en los manuales, no hay  trucos ni recetas. Lo que utilizas con  una persona no tiene necesariamente que servirte para la siguiente clase.

3ª fase: La dificultad está en tus propias limitaciones como instructor.

  • Capacidad de transmitir: lenguaje a utilizar, demostración del ejercicio, uso de las manos…
  • Mantener la motivación por la actividad.
  • Necesitas seguir formándote: reciclaje continuo.

Me ocurría en mis inicios y lo he visto en compañeros, que suele llamar la atención la dificultad que tienen los alumnos que comienzan, para entender determinados conceptos. Transcurridos unos años te das cuenta de que, curiosamente cuanta más experiencia tienes, mejor te entienden los alumnos  ¿Por qué será? Un poeta llamado Búnbury dice que “todo arde si le aplicas la chispa adecuada”. No hay alumno torpe, sino instructor con pocos recursos. Lo difícil es dar en la tecla

Por otro lado, no conozco ningún monitor que lleve años dedicándose al Pilates sin estar reciclándose y formándose de manera permanente. Es difícil mantener la motivación de afrontar una nueva clase sin ofrecer un nuevo reto a tus alumnos.

Por otro lado, se requiere una cierta dosis de humildad para conocer tus propias limitaciones como instructor y entender cuándo a una persona no la puedes ayudar o no puedes darle lo que en ese momento necesita. Y eso no es fácil. Trabajar de manera coordinada con tus propios compañeros, así como con otros profesionales del ámbito de la salud que sean de tu confianza, te lo facilita. No deberías tener problema en recomendar a tus alumnos otro profesional si se diera el caso. Estarás perdiendo un cliente por unas semanas o meses pero estarás gananado la confianza de un alumno de manera indefinida.

4ª fase: La dificultad está en las propias limitaciones del método.

  • Las mejoras significativas no aparecen de un día para otro.
  • No todos los ejercicios son indicados para todos los practicantes

Nada es infalible y el Método Pilates como cualquier disciplina, técnica o ciencia tampoco y tiene sus limitaciones. No existe el profesional que siempre de en el clavo, como no existe la técnica o terapia que sea la panacea para todos los males.

La prueba más evidente de que Pilates tiene sus limitaciones es que los profesionales referencia del Pilates, o bien provienen de otras disciplinas o complementan su formación apoyándose en otras técnicas que les aporta una visión más amplia y nuevas herramientas. Técnicas como: método Feldenkrais, técnica Alexander, Shiatsu, Osteopatía… Si las posibilidades del Pilates fueran infinitas  no perderían el tiempo con ellas.

Mi experiencia como alumno

No tengo ninguna duda de que, una vez superada esa primera experiencia que contaba al principio donde no sabía muy bien dónde me metía, siempre he disfrutado recibiendo clases. Sobretodo de las clases en las que han conseguido sacar de mí ejercicios, movimientos o directamente sensaciones que desconocía. Nunca he percibido dificultad en ello todo lo contrario, me sorprendía que fuera capaz de conseguirlo. No me atribuyo ningún mérito ya que, curiosamente siempre me ha ocurrido con grandes profesionales que no llevan uno ni dos ni cinco años en ésto. Su conocimiento de la técnica y sus recursos han hecho que yo lo percibiera así. Creo que si la sensación hubiera sido la contraria, habría pensado que el Pilates no es para mí.

En resumen, considero que el buen instructor debe tener la cualidad de hacer fácil lo difícil. Ser consciente de la complejidad del método para poder suministrarlo en dósis sencillas. Una alumna me decía que nunca ha percibido las clases como difíciles. Que fue tomando consciencia de la dificultad en la medida en que fue sintiendo que tenía control sobre su cuerpo y empezó a entender el movimiento. Creo que esa es la clave.

Dicen que no entiendes algo si no eres capaz de contárselo a tu abuela. Yo diría que dominarías el método si fueras capaz de dar una clase a tu abuela. Y que conste, que yo tengo a las dos, ya rondando los 90, y no tienen ni idea de qué es el Pilates.

Advertisements

14 thoughts on “Pilates ¿Fácil o difícil (III) ¿Qué pienso yo?

  1. Hola Manuel,

    Acabo de leer tu post: Pilates ¿Fácil o difícil (III) ¿Qué pienso yo?
    Estoy de acuerdo contigo en mucho de lo que dices en los 3 primeros puntos sin embargo, tengo preguntas sobre el punto 4:
    La prueba más evidente de que Pilates tiene sus limitaciones es que los profesionales referencia del Pilates, o bien provienen de otras disciplinas o complementan su formación apoyándose en otras técnicas que les aporta una visión más amplia y nuevas herramientas. Técnicas como: método Feldenkrais, técnica Alexander, Shiatsu, Osteopatía…… Si las posibilidades del Pilates fueran infinitas no perderían el tiempo con ellas.

    Porque dices que Pilates tiene sus limitaciones y cuales son? Pilates fue creado como un metodo de acondicionamiento fisico, con un importante componente mental (hay que pensar para ejecutar los movimientos). Tiene un enorme impacto en la alineación, flexibilidad, fortalecimiento de todo el cuerpo y quizas lo mas importante crea “body awareness” o conciencia corporal algo que dificilmente se consigue en otras disciplinas. Sin embargo, Pilates no fe creado para ser un metodo de rehabilitacion o terapia. No fue disenhado para curar ninguna limitacion fisica o emocional. Es un workout, para ello fue creado y eso es lo que es. Porque y para que tendría, un profesor de Pilates, que incorporar Feldenkrais, técnica Alexander, Shiatsu, Osteopatía en una clase de Pilates? Todas esas adiciones crean un hibrido que ya no es Pilates. O, es al contrario que todas esas disciplinas incluyen Pilates en sus disciplinas?
    Porque incorporar otras discipinas al Pilates en vez de explorar cada ejercicio y todo el metodo en su coneccion mas profunda? Por ejemplo, dominar el 100 (ciento) uff! toma tiempo y bastante. Digo no hacerlo sino dominarlo.
    Pilates es una disciplina maleable y en esta maleabilidad veo un peligro: aceptar tantas adiciones y variaciones que el metodo original se diluya. No me imagino y no he visto (quizas si lo haya) discusiones sobre la inclusion de Feldenkrais, técnica Alexander, Shiatsu, Osteopatía y otros en disciplinas como Fisio Culturismo (Body Building), Aerobicos, Zumba, Yoga o Tai Chi, porque en Pilates si? Me gustaria conocer tu punto de vista. Saludos. Lali

    • Lali ¿Cómo estás? Agradezco tu comentario, el cual considero que aporta algunas reflexiones muy interesantes. Voy a intentar aclarar algunas cosas que puede que haya dejado a medias en el post (cuando escribiste el comentario había olvidado indicar las limitaciones del propio método. Ya están incluidas)
      Cuando hablas de que “No fue diseñado para curar ninguna limitacion fisica o emocional. Es un workout”. Te daría la razón si te refieres a que los monitores de Pilates no somos rehabilitadores, pero te recomiendo que eches un ojo a este enlace referente a los orígenes del método. Tan erróneo y reducido sería considerarlo una actividad terapéutica exclusivamente como un workout o entrenamiento.
      Cuando hablo de profesionales que se apoyan en otras disciplinas, me refiero a que es importante entender el cuerpo y el movimiento desde una perspectiva lo más amplia posible. Sería algo similar a viajar. A la mayoría nos gusta nuestro lugar de procedencia: nuestra cultura, gastronomía, costumbres. Pero a casi todos nos encanta viajar. Y viajar supone precisamente eso, contemplar una realidad diferente a la tuya. Observando cosas que gustan más y otras menos.
      Que conozcas una cultura distinta no significa necesariamente que vayas a cambiar tu manera de entender la vida… o tal vez sí. Y si lo hicieras tampoco pasaría nada. Es señal de que tu experiencia te ha servido para ampliar tu manera de entender la vida. Eso es evolución.
      Considero que en el método Pilates debe existir una evolución como en cualquier ámbito de la vida. Desde que Joseph Pilates empezó a desarrollar lo que él denominó “contrología” ha pasado prácticamente un siglo, durante el cual han existido numerosos avances en anatomía, fisiología, bimecánica, pedagogía… Cuando comento que profesionales referencia en Pilates (o al menos los que para mí son referentes) suelen conocer otras disciplinas no me refiero a que hagan híbridos. Simplemente recurren a otras técnicas que les ayudan a mejorar su manera de entender el cuerpo, el movimiento, mejorar sus técnicas de enseñanza. Siguen estudiando e investigando con el objetivo de profundizar en el propio Método Pilates. Creo que es algo que deberíamos hacer todos los que realmente nos denominamos profesionales del método.
      Creo que nos confundimos si concebimos el Pilates como un repertorio cerrado de ejercicios. Ahí es donde veo las limitaciones, en los propios ejercicios. Personas con buena condición física no tendrán problemas en llevarlos a cabo pero, no creo que algunos de ellos sean idóneos para personas con limitaciones que se acercan a esta actividad buscando mejorar su salud. Especialmente el reportorio de Pilates mat.
      Respiración, concentración, fluidez, control, centro, precisión. Éste creo que es el gran aporte de Pilates: los principios del método. Y eso es lo que lo distingue de otras actividades como las que nombras en que el fin no son los ejercicios. Los ejercicios son un medio.
      Muchas gracias por tu comentario Lali y espero haberte respondido. Un saludo

      • Hola Manuel,
        Gracias por darte el tiempo de responder.
        Tengo algunos comentarios:
        1. El site que me indicas en su seccion sobre los origenes tiene informacion:
        a. Que no es correcta: la Gran Guerra o Primera Guerra Mundial no empezo en 1910. Se inicio en 1914 hasta1918.
        b. Joseph Pilates no fue a un campo de trabajo sino a un campo de internamiento para civiles. Debido a su nacionalidad alemana, los britanicos enviaron, a Jospeh Pilates asi como a muchisimos extranjeros, que consideraban enemigos “enemy aliens”, a estos campos de internamiento. En estos campos no habian soldados de modo que es poco probable que hubiera trabajado con heridos de guerra. Hasta la fecha no hay información suficiente o fehaciente de cuales fueron los origenes de los aparatos que invento. Hay demasiados rumores y mucha informacion incorrecta para poder hacer una aseveracion al respecto.

        2. Pienso que tenemos que tener claro los profesores o monitores de Pilates que no somos rehabilitadores físicos. Los ejercicios de Pilates tienen efectos correctivos sin duda. Sin embargo, por ejemplo si alguien tiene un problema de columna, cervical u otros es necesario que primero visiten a un doctor y luego que el doctor haya dado el visto bueno empezar con Pilates. A eso me refería. Si no hay alguna dolencia las personas se acercan a Pilates como una forma de hacer ejercicio y sentirse bien.

        3. Absolutamente, cualquier profesional del movimiento, no solo los profesores de Pilates, tienen que conocer el cuerpo humano, anatomia, biomecanica etc.

        4. Por supuesto que todo profesional de Pilates debe seguir estudiando! Para ello hay infinidad de talleres, libros, foros en linea, etc. Yo mas bien pienso que se debe seguir profundizando en el metodo desde el propio metodo. Hay una riqueza muy grande en el propio metodo.

        5. Respecto a las limitaciones del metodo Pilates: “Las mejoras significativas no aparecen de un dia a otro”. No conozco ninguna disciplina, seria, con el que se consigan mejoras significativas de inmediato y Pilates no es una excepción. No veo porque ello sea una limitación. Es con la practica disciplinada y constante que se consiguen resultados.

        6.”No todos los ejercicios son indicados para tos los practicantes”. Sin duda asi es. Sin embargo, el metodo prevee esto y por ello estan los diferentes aparatos: Reformer, Electric Chair, Wunda Chair, Barrels, Ladder Barrel, Pedi-Pull, Foot Corrector, Guillotine, Arm Chair, Tower, Cadillac, y la gran cantidad de ejercicios en cada aparato. Ten en cuenta y cito a Jay Grimes:”los aparatos fueron disenhados para mejorar el trabajo en Mat y para fortalecerte lo suficiente a fin de poder hacer los ejercicios de Mat”. En Pilates Clasico, que es el tipo de formacion que tengo, las clases no se fragmentan en clases de solo Mat o solo Aparatos o un solo aparato (Reformer). Es un sistema total, integrado y progresivo. La clase empieza con Mat y Reformer (el orden puede variar) y luego pasa a una parte de aparatos especifica para cada persona. Esta ultima parte la determina el profesor dependiendo de las necesidades particulares de cada individuo. Asi disneho y ensenho el metodo Jospeh Pilates de acuerdo a mi formacion y a información que he escuchado de Jay Grimes, quien estudio directamente con Joseph Pilates.

        Encantada de intercambiar ideas, creo que es una buena practica!

        Saludos,
        Lali

      • Muy buenas.
        Te agradezco la aclaración en relacíon al origen del método. Parece que le has dedicado más tiempo que yo a investigar en torno a eso. No dudo de que la mayoría de información referente a los orígenes pueda ser dudosa, si tú lo afirmas así. De hecho tampoco es algo que deba ser especialmente relevante para la puesta en práctica.
        Aparte de eso, veo que estamos de acuerdo en la mayoría de los aspectos. Yo en este blog sólo cuento cómo vivo mi profesión, entendiendo el Pilates más que como un fin, como una herramienta para mejorar el día a día de mis alumnos. La mejor herramienta que conozco. Pero partiendo de una premisa: lo establecido, no mejora por idolatrarlo sino por cuestionarlo.
        Gracias Lali.Nos leemos

      • Estpoy absolutamente de acuerdo contigo! Me intereso en el método Feldenkrais, porque me permite ayudar a algunos alumnos con sus limitaciones, sin hacer mezclas de nada. Más información, más capacidad para enseñar con seguridad! Y que supiera, îlates sí que trabajó con heridos de guerra y su objetivo al menos al principio, era ayudarles en su recuperación. Gracias por el tiempo que inviertes en escribir!

  2. Pingback: ¿Qué te Ofrece el Profesional del Movimiento Consciente que no Conseguirás por tí Mismo? | Why not Pilates?

  3. Pingback: Pilates: Si Puedes Imaginarlo, Puedes Hacerlo | Why not Pilates?

  4. Pingback: El Ejercicio Imprescindible en mis Clases de Pilates | Why not Pilates?

  5. Pingback: ¿Repetir o Variar Ejercicios? ¿Qué Aprendizaje Es Más Significativo? (I). La Repetición | Why not Pilates?

  6. Pingback: Iniciarse en Pilates Máquinas: Mis Primeros Pasos | Why not Pilates?

  7. Pingback: ¿Se Puede Curar a un “Idiota Motriz”? | Why not Pilates?

  8. Pingback: Método Pilates: ¿Por qué lo Llaman Fuerza Cuando Quieren Decir Estabilidad? | Why not Pilates?

  9. Pingback: ¿Has Oído Hablar del Burnout? 7 Síntomas del Instructor Quemado | Why not Pilates?

  10. Pingback: ¿Fácil o difícil?(II). Pilates una disciplina fácil. | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s