El Fenómeno del Running (I). Algunas teorías que lo Explican…

La carrera. Una de las habilidades motrices básicas. Nadie tiene que enseñar a un niño a correr. De hecho, un factor clave para su desarrollo y construcción de sus esquemas mentales es dejarle moverse con libertad. Me enerva especialmente el ¡No corras! Como una orden continua que reciben los niños como si fuera algo malo. Correr es muy peligroso sí, se pueden caer y rasparse las rodillas (Si piensas así, deberías ver éste vídeo: 5 cosas peligrosas que deberías permitir hacer a tus hijos).

Correr. Una actividad tan inherente al ser humano como el respirar. La que durante siglos fue la manera más veloz de desplazamiento. Para huir de los depradadores y enemigos, cazar o simplemente llegar al destino antes de que la anoche se echara encima.

Y fue la manera más rápida de desplazamiento hasta que a algún loco se le ocurrió subirse a un animal. Imaginad cómo le miraba el resto mientras lo intentaba. Después apareció la rueda, la tracción animal, muchos años más tarde el motor de explosión, los medios de transporte. El ser humano consiguió ser más rápido en sus desplazamientos y “acortar distancias”. Podemos llegar al lugar más alejado del planeta en menos de 12 horas. Y entonces surge el fenómeno running ¿Tiene esto sentido?

A nadie se le escapa el hecho de que cada vez es más común ver a esos locos que corren recorriendo las aceras de las ciudades a cualquier hora. Te levantas por la mañana, te asomas por la ventana y ahí está uno de ellos ¿Quién dijo frío? A la hora de comer siempre algún compañero de trabajo está calzándose sus zapatillas ¿Pero este tío no come? Incluso de noche, por ahí van con sus colorines y sus equipaciones reflectantes. Y siempre está el gracioso que suelta el típico ¿Pero dónde vas? ¿De quién huyes? No saben que hay cosas que nunca hay que decirle a un runner.

¿Por qué surge el fenómeno running?

Precisamente esta última semana de manera directa he escuchado tres teorías relacionadas con este “boom” del que hablo. Personalmente discrepo de las tres y aquí te explico el porqué.

  • La crisis de los 40. Un compañero de trabajo me comentaba esta teoría. Van pasando los años y nos vamos dando cuenta de que el cuerpo cambia y tienes que hacer algo para que la barriguita no asome y sentir que tu energía y vitalidad no bajan. Quieres sentir que tu cuerpo todavía responde y hay retos deportivos que puedes conseguir. ¿Y qué se nos ocurre? Ponernos a correr.

Es cierto que el ser humano por naturaleza se rebela al paso del tiempo y el ejercicio físico es un aliado para no perder facultades pero si vas a cualquier carrera popular verás que hay corredores de todas las edades. Desde niños, hasta abuelos. Yo que me entró esa fiebre a los treinta podría colaborar también a desmontar esa teoría. Si es cierto que en distancias largas, la mayoría de los participantes han pasado el ecuador de su vida deportiva deportiva pero eso lo relacionaría más con el hecho de que la constancia y la capacidad de esfuerzo son cualidades que se van desarrollando a lo largo de los años, siendo los factores que considero más importantes en este tipo de pruebas.

  • “Los hombres se inventan cualquier cosa con tal de no estar en casa. Incluso se van a correr. Incluyo esta segunda teoría, que he escuachado recientemente porque me hizo mucha gracia. He de reconocer que en ese momento no tuve el valor de contradecir a la señora por lo rotunda que era en su afirmación y lo resentida que estaba con el fenómeno running en general y posiblemente con su marido y su reciente afición por correr en particular. Quizá no sabía que éste virus no sólo afecta a los hombres, no debe haber oido hablar de las #mujeresquecorren.
  • La situación económica. Esta teoría es la que he escuchado más veces. Se basa en que a muchas personas se les hace cada vez más difícil pagar cuotas en los centros deportivos. Nada más barato que tus zapatillas y carretera. Será por caminos y kilómetros de asfalto …

Puede que en algunos casos sea cierto. Aunque las marcas, la tecnología y la sociedad de consumo no está al margen del running. Como en todo, queremos estar a la última. La oferta de accesorios es cada vez mayor en torno al corredor y la mayoría de corredores no escatiman en gastar en calzado ni en equipación deportiva. Tampoco son baratos los pulsómetros ni las inscripciones a muchas carreras. Geles, gomas, suplementos alimenticios… Tal vez echando cuentas a final de año, el gasto del runner medio está a la altura del jugador de pádel del mismo nivel a pesar de la distinta percepción que pueda tenerse de ambas actividades deportivas. Ser low cost o una “fashion victim” creo que va más con la persona que con la actividad deportiva propiamente.

Hay más teorías que habrás escuchado e incluso tendrás la tuya propia: ¿Por qué crees tú que surge el fenómeno del Running?

Por ser un tema que da para mucho y no querer extenderme demasiado, me guardo la segunda parte de esta entrada para la semana próxima: ¿Qué 10 Razones creo yo que Explican el Fenómeno Running?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s