#saludaalrunner

Si querías la ración semanal de Pilates te recomiendo que leas este artículo porque yo hoy, cambio de tercio.

Quizá porque las últimas semanas ando un poco más ocioso, tal vez porque mi mente ha dejado de estar en “modo Pilates” 8 horas al día; porque a pesar de que falta poco más de una semana para que sobrepase los  límites de mi zona de confort no termino de hacerme a la idea y centrarme, parece que llegan a mi cerebro otro tipo de estímulos que habitualmente pasan desapercibidos.

Quizá porque mi madre me lo grabó a fuego desde que era niño, porque es más práctico, más cómodo, más cercano… porque en otros contextos deportivos como en la montaña o en la bici es algo totalmente habitual, se me sigue haciendo extraño cuando me cruzo con otro corredor y no devuelve el saludo. Aunque lo he empezado a entender desde que vi esta viñeta…

fuente: 72kilos.com

fuente: 72kilos.com

Mentirás si afirmas poder evitar echar una mirada de reojo cuando te cruzas con otro corredor al menos para ver qué zapatillas lleva, o la camiseta de aquella carrera a la que tú al final no pudiste ir… o para pensar “¿Cómo puede ir a ese ritmo? Seguro que está haciendo series”. Ese es el momento para un levantamiento ligero de mano, un fugaz “hasta luego” o al menos un leve gesto con la cabeza si vas justito y apretando los dientes: saluda al runner.

CONTRACORRIENTE

Todavía hay quien quiere convencernos de que correr no es una de las actividades más idóneas para nuestra salud, de que es antinatural de que te destrozará las rodillas, de que es un esfuerzo inútil, que te lesionará.

Un ejemplo me lo encontraba esta semana, en un blog que sigo y recomiendo porque me abre los ojos ante determinados temas, al leer ésto. “Un reputado corredor, Anton Krupicka, afirma que correr es destructivo” haciendo alusión a una entrevista que recientemente se había publicado en el diario La Vanguardia.

Y me resultó curioso porque tres días antes y tras haber leído la entrevista en cuestión lo que me resultó más destacable de lo que decía fue ésto:

tuit Kupricka

Ya la semana pasada te hablaba de que cada uno vendemos nuestra moto, tenemos nuestro enfoque y ponemos el acento en lo que consideramos más relevante. Queremos llamar la atención, que nos lean, destacarnos, mostrarnos diferentes. Y una de las maneras  para hacerlo es yendo contracorriente o criticar una creencia firmemente establecida. Y esto es muy bueno siempre que se haga desde la honestidad y el criterio.

En este artículo se habla de la “egocultura” que sin duda existe, vivimos en la sociedad del “a ver quien la tiene más grande”, de las prisas por conseguir nuevos retos para así poder contarlo a nuestros followers. En el artículo se comenta algo a lo que al menos hay que prestar atención:

Observando los patrones y las progresiones de muchos aficionados al running y a las carreras, uno puede encontrar en sus conductas muchas señales de adicción. Empiezas corriendo 10 km, hasta que ya no bastan. Pasas a correr 20, hasta que ya no bastan. Te apuntas a correr 40, hasta que ya no bastan. Y así sigues multiplicando distancias a base de añadir las etiquetas iron o ultra, o combinando la carrera con unos cientos de metros nadando y otros tantos kilómetros en bicicleta”.

Aunque cuando se habla de los corredores parece que sólo se fijan en los de la primera fila de las carreras, en los que tienen una meticulosa planificación anual para conseguir sus retos, en las de zancada larga y pierna fina. Se olvidan de nosotros, de la mayoría, de los que vamos a disfrutar… de los corredores del montón.

CORREDORES DEL MONTÓN

En una entrada anterior ya te hablé de este concepto que sin duda es con el que yo me siento identificado. Los corredores del montón somos los que empezamos las carreras desde atrás, admiramos a los de la fila de adelante y sin duda nos gustaría codearnos con ellos, pero sabemos el compromiso, el esfuerzo y el tiempo que lleva prepararse a ese nivel. Y por circunstancias, por ganas o porque somos conscientes de nuestras limitaciones, nos conformamos con encontrar nuestro sitio en el montón.

Eso no supone que no nos pongamos retos, que no tratemos de ser constantes y superarnos día a día. Nos cuidamos, tratamos de comer bien, de estar descansados (si se puede), de mantener una condición física adecuada… mejorar nuestra calidad de vida al fin y al cabo. Pero si un día no puedes salir o simplemente no te apetece, no sufres por ello. Sabes que no será definitivo en la carrera que te marcaste como reto el mes próximo. En realidad correr es un medio más que un fin… pero lo disfrutamos igual. Consideramos correr algo más que competir, es una manera de despejar tu cabeza, de compartir momentos con otros compañeros, de sentirte bien.

Un ejemplo genial de esta visión del deporte es como afronta su nuevo reto un amigo con el que hablaba estos días y me comentaba que quería prepararse un triatlón para el próximo año. A la hora de planificarlo me contaba que iba a tener un poco más de tiempo y lo veía factible. Yo le preguntaba que qué objetivo se ponía. Él me contestó: estaría contento “terminando penúltimo y entrando en meta con mis hijas de la mano”.  Y todavía hay quien piensa que en una carrera popular la mayoría compite con otros.

¡DESENTONA!

Qué buena es la frase: “comienza tu día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando de los demás“. No puedo dejar de tener en mente a mi amigo Javi cuando lo leo. Y los runners tenemos nuestra manera de desentonar y ya sabes cómo.

Cuando salgo a correr una de mis distracciones precisamente es esa, contabilizar con cuántos corredores me cruzo y cuántos me devuelven el saludo. Esta semana he salido dos veces: el martes hice un 1 de 6, ayer mejoré 3 de 9. No, la mayoría no devuelve el saludo pero esto se puede cambiar aquí y en Berlín.

Puede que las cosas hayan sido de una manera., pero igual que hizo Fosbury en este genial vídeo que deberías ver: Atrévete a cambiarlas.

Pequeños gestos que muestran una actitud y marcan la diferencia. Si eres de los que anuncian en twitter sus salidas, comentan y publican los datos de cómo ha ido el entreno de hoy puedes añadir a ese tweet la etiqueta: #saludaalrunner. Igualmente cuando compartas esta entrada 😉 Quizá pienses que soy el típico vecino pesado que hay en toda escalera… puede pero… si lo ves así, asegúrate de que tú no seas el borde al que esquivan en el ascensor. Y por supuesto, cuando en tu próxima salida te cruces con un compañero entrenando, esforzándose y disfrutando igual que tú…

SALUDA AL RUNNER.

Advertisements

8 thoughts on “#saludaalrunner

  1. Depende de la distancia al centro de mi ciudad….yo saludo a los corredores y a los ciclistas independientemente de que yo esté corriendo o montando en bici 🙂 Pero me vale estar a las afueras para saludarles a todos (paseos menos transitados… más probabilidad de saludo :))
    No creo que si corrieses en una pista de atletismo saludaras a todos los corredores. En ocasiones, por suerte, el centro de grandes ciudades es como una gran pista de atletismo llena de corredores 🙂
    Hi! 🙂

  2. Muy buena iniciativa me he sentido identificada leyendote!!
    es verdad que saludas y muy pocos contestan, pero el que contesta sabe a gloria!

  3. Buenos días Manuel.

    Te leo y también a Rober. Pienso personalmente que Rober tiene un gran bagage personal y siempre me parecen muy interesantes sus reflexiones, ahora bien como en tantos textos que leo siempre me quedo con lo que realmente me convence (como el también recomienda) al fin y al cabo todos sumamos experiencia.

    Dicho esto, te comprendo perfectamente. Yo soy aficionado a la MTB (bicicleta de montaña), como creo que sabes vivo en Villalba (sierra de Madrid) y eso me permite salir por numerosas pistas y disfrutar de unas vistas, un aire, un sonido… dificil de describir; comparto esta afición con un grupo de amigos que salimos, ahora que todavía hace buen tiempo, una tarde por semana (algo mas suave) y una mañana el sábado o el domingo (algo más larga y con más exigencia aprox 50km), a parte practico natación (1700 mts. varios estilos) uno o dos días, voy al gym un par de veces en semana (pesos muertos, dominadas, biceps, triceps) unos 40 min y un día a la semana hago pilates con mi maestra Marina Gnappi. A todo esto, llevo una alimentación alta en proteinas y grasas y algo más baja en hidratos de lenta asimilación, 0 azúcares.

    EL resultado es que me siento mejor cada día; y ¿ que me está pasando?, pues que empecé con la bici y siempre iba rezagado, me costaba, sí sufría, entiendo a Robert cuando habla de mezcla de placer y dolor, aunque pieso que nada tiene que ver con el masoquismo jejeje; pero ahora siento que no me cuesta, que no sufro, que acabo en cabeza, que me sobran las fuerzas y disfruto mucho, del entorno y de la relación social de los amigos. Recientemente me apunté a una carrera “La ruta imperial” por el Escorial, no competitiva, por descubrir nuevas rutas y compartir un día de naturaleza con más personas.

    Lo que quiero decir con este rollo, jejeje, es que hay mucha información y está muy bien conocerla, ahora bien nosotros somos los dueños de nuestras experiencias y por supuesto debemos de hacer lo que nos motive y guste, eso sí con cabeza.

    Por cierto como estoy a 40 km del centro de Madrid, práticamente nos saludamos todos los ciclistas, senderistas, paseadores de mascotas etc…

    Un saludo Manuel.

  4. Hola Jose Carlos.
    Esta última semana que he pasado en Villalba he vuelto a confirmar lo que dices. El saludo es la norma y la ausencia de él la excepción. Igual por haberme criado en ese contexto surge este post. En Oviedo venden más caros esos saludos ¿Será por lo que habla la viñeta que ilustra el post de más o menos cercanos a la ciudad?
    Estoy empezando también a bajar mi consumo de hidratos y retirar los azúcares de mi dieta. Sólo con leer un poco sobre ello acabas dándote cuenta que no es una opción http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/07/11/ldquosi-queremos-adelgazar-debemos-remplazar-los-carbohidratos-y-el-azucar-por-grasardquo-122912 es la única.
    Un saludo. Y gracias una vez más por compartir tu punto de vista.

    • Efectivamente… he leido su libro “Cómo engordamos y qué hacer al respecto” http://www.amazon.es/engordamos-hacer-respecto-DIETA-DUKAN/dp/8490065780, es un buen libro para replantearse lo que tenemos asumido como principios… o mejor dicho para desaprender… Muy simple y a la vez muy ilustrativo y sensato.

      Por otro lado recomiendo el libro “lo que dice la ciencia para adelgazar de forma fácil y saludable” de L. Jiménez http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com.es/p/el-libro.html, un libro apoyado en la ciencia y que explica muy bien las relaciones matabólicas en relación con los nutrientes de nuestro organismo, trata el tema del colesterol de otro punto de vista, un libro realmente imprescindible para alguien preocupado por la nutrición y la salud.

      Por ultimo me estoy leyendo “Alimentación para deportistas” del Dr. Alvaro Campillo Soto http://www.amazon.es/Alimentaci%C3%B3n-para-deportistas-DIETA-DUKAN/dp/8490067570, muy interesante aunque no lo he terminado aún (empecé ayer) jejeje, habla sobre las dietas cetogénicas y su importancia en el rendimiento deportivo, así como de lo que provocan los hidratos de carbono de rápida similación.

      Pienso que en la alimentación y salud no nos podemos dejar llevar, debemos de informarnos y formarnos pues es una cuestión de supervivencia; es más,y desde mi punto de vista, creo que es fundamental que la educación en las escuelas incluyera este tipo de formación.

      Un saludo y gracias

  5. Pingback: Qué le Aporta al Profesional de la Actividad Física Preparar un Reto Deportivo | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s