Sobre Natural Running y Método Pilates

No cuento nada nuevo si digo que me gusta correr. Ya te he hablado de mi interés por el “barefoot running” o correr descalzo. Entonces te contaba que mientras leía sobre este tema, se iban haciendo más evidentes mis sospechas de que los recurrentes esguinces de tobillo que tuve en su momento, pudieran haber tenido relación con la falta de movilidad y funcionalidad de mis pies debido al calzado que utilizaba en mi deporte, el baloncesto. También te contaba que, tras completar mi segunda maratón, había decidido probar qué tal me adaptaba a correr sin amortiguación, a pesar de la sensata recomendación que me dieron: lo que te va bien, no lo cambies. Pues llevo ya algo más de 9 meses huyendo de la amortiguación y corriendo “con lo mínimo” y estoy satisfecho con la decisión tomada.

Me resultó interesante desde el principio porque es el enfoque que muchos tenemos sobre el cuerpo y la mejora de su movimiento partiendo de la premisa de que la musculatura no usada se atrofia, el movimiento no buscado se pierde y con ello las posibildades de movimiento de nuestro cuerpo se reducen.

Cada vez que se produce un cambio sustancial en la manera de concebir algo que pensábamos cierto y evidente nuestros esquemas se empiezan a resquebrajar (¿Ah pero que se puede correr sin zapatillas?) y existen dos maneras de reaccionar ante ello… bueno tres.

  1. Negar la mayor . El cambio supone reajustar cómo concebimos las cosas. Adaptar algunas ideas que concebíamos como absolutas da pereza. Es más fácil decir que es absurdo, que no sirve, que es malo.
  2. Ver la luz. Y aceptarlo como una verdad verdadera porque si lo ha dicho tal o cual persona que es buenísimo y sabe mucho tiene que ser cierto. Además lo nuevo mola ¡Me cambio!
  3. Tratar de entender. Acercarte,  observar, leer, analizar ¿Y por qué dicen esto? ¿Y si tal vez estuviera equivocado? Miras, preguntas investigas, resuelves dudas… A veces para incorporar ese cambio, en ocasiones para desecharlo y otras (la mayoría) para darte cuenta que no tienes que elegir entre blanco o negro ¡Que hay toda una gama de colores!

El veneno está en la dósis.

Asociar correr con lesiones es como asociar vehículos con accidentes. A veces ocurren, es cierto. Subirte a un coche supone un riesgo, a veces alto pero también es una herramienta útil que acorta distancias y nos facilta el día a día. Se habla de que muchos de los corredores tienen problemas de rodillas, dolor lumbar, tensión cervical… Pero curiosamente las personas sedentarias que pasan demasiado tiempo sentadas les duelen las rodillas, tienen sobrecargas, dolor lumbar… Esto no significa que asumamos las lesiones como algo normal y las ignoremos. Al contrario, hay que analizar las variables que influyen en su aparición y cómo podemos evitarlas.

Por otro lado, vemos cómo el vecino que anteayer a duras penas podía subir hasta el tercero cuando el ascensor se estropeaba, decidió hace poco empezar a correr y ahora se está preparando un maratón. Se queman etapas muy rápido.

En esta entrevista al corredor ultrafondista Anton Kupricka afirma:

las carreras son destructivas. Te lesionas mucho, estás cansado todo el tiempo. Es demasiado, pero es mi pasión, es lo que me gusta y es como disfruto en la montaña. Si quieres correr de manera saludable hazlo 30 minutos al día en lugar de tres o cuatro horas

O el entrenador Vicente Úbeda que recomienda en este artículo:

“tanto si lo que pretendes es disfrutar del tacto del suelo bajo tu piel como si lo que buscas es mejorar tus marcas, existen múltiples caminos, pero hay unos principios universales que debes respetar. Y para mí, uno de los principios más importantes es el de calzarse lo mínimo necesario y entrenar lo mínimo necesario“.

El volumen de kilómetros total, el ritmo al que se hacen, el calzado, la condición física del corredor, sus experiencias previas… Todas estas cuestiones influyen en el rendimiento pero además son un factor fundamental en la aparición de lesiones. Pero hay una que considero mucho más importante: una técnica adecuada.

Correr natural: Hazlo simple pero no simplista.

Existe una manera de correr menos agresiva. Más sencilla, más natural. Una manera de correr basada en un patrón motor diferente y cuya técnica gira en torno a que, si le quitamos a nuestros pies los 2-3-5 cm de acolchado que le saparan del suelo, éste directamente empezará a sentir. Al haber perdido esa amortiguación artificial, empieza a utilizar los muelles naturales y son las diferentes estructuras de nuestro cuerpo, articulaciones, músculos, tejido fascial, tendones y ligamentos los que de manera coordinada empiezan a trabajar en base a la infomación que los receptores sensoriales de nuestra planta del pie envía a nuestro cerebro y éste procesa y organiza. En base a esto, nuestra postura empezará a modificarse y estaremos más alineados y próximos al eje. Por otro lado, si en nuestro calzado se elimina la diferencia de altura entre el talón y el antepié (el drop) el apoyo dejará de entrar desde el talón y pasa a iniciarse en los metatarsos, lo que requerirá a su vez un ajuste en la amplitud de la zancada que tenderá a ser más corta, lo que requerirá una frecuencia mayor como podeis ver en este vídeo

Aunque en este artículo se afirma que lo que hago yo ahí arriba no es correr, es trotar… y puede que lleve razón.

¿Qué relación existe entre el Natural Running y el Método Pilates?

A lo largo del Running Clinic desarrollado la semana pasada y donde pudimos profundizar en torno a esta manera de correr me resultó inevitable establacer paralelismos con la disciplina que más conozco, utilizo y me aplico a mí mismo:

  • Menos es más. Decíamos antes: “hazlo simple pero no simplista”. La indicación sencilla es significativa y fácil de procesar para nuestro cerebro. Si lo entiendes, lo aprendes, si lo aprendes lo aplicas.

En Pilates, en tu Deporte y en tu Movimiento Diario Aplica el “Menos es Más”

  • Los pies son la base. Un pie descalzo o con la mímima amortiguación es un pie que siente y que se mueve. Ya hemos visto en una entrada anterior como el Pilates puede ayudarnos a mejorar la movilidad de nuestros pies así como el componente de fuerza elástico-reactiva del miembro inferior.

Tus pies: la base. La importancia de los apoyos.

  • Propiocepción. Cuando nuestro cuerpo se desplaza nuestros músculos, tendones y ligamentos tienen la capacidad de informar a nuestro cerebro de ello mediante este “sexto sentido” que se encarga del control de nuestro cuerpo y su movimiento en el espacio. Esto es vital en un entorno cambiante durante la carrera y al buscar diferentes movimientos en distintos planos como al ejecutar los ejercicios de Pilates.

La Variación Construye tu Propiocepción.

  • Movilidad de la cadera. Junto con la estabilidad de la pelvis su movilidad es de vital importancia tanto nivel muscular como a nivel neural. Se nos hablaba en el seminario de la sentadilla profunda como ejercicio fundamental para conseguirlo. Muy pocos eran capaces de completarla. Pilates también puede ayudarnos en esto como puedes ver en el vídeo del siguiente enlace.

¿Dolor lumbar? Empieza por Movilizar tu Cadera.

  • Postura. Una posición alineada y en torno al eje facilitarán un apoyo correcto, bajo el centro de gravedad. En Pilates la alineación es una máxima. Pero no una alineación rígida como la de un militar al cuadrarse sino en busca de una posición elegante y con esa tensión justa que facilitará el movimiento fluido cuando sea necesario. La misma que necesitamos en ese correr natural.

Top 10 Ejercicios Para Mejorar la Postura del Deportista

Como si de una serie se tratara, no quiero desvelar espoilers a quiénes quieran disfrutar de alguna de las próximas ediciones del Running Clinic u otros seminarios que busquen el movimiento eficiente en la carrera. Puedes conocer algo más del desarrollo del curso en el post escrito por Carlos Remis, fisioterapeuta y corredor minimalista o en el blog del ultraumaratoniano Antonio Madriñán de quien aprendí mucho sobre cómo afronta las carreras y su manera de entrenar. Y me explicó en entrenamiento qué son los orejones. Nunca lo había escuchado… Soy yo el único ¿O tú tampoco sabes lo que son?

Advertisements

8 thoughts on “Sobre Natural Running y Método Pilates

  1. Sensacional artículo, y sensacional tu curso, se ve muy claramente tu mejora en el, fluidez, comodidad, postura, esto es un largo camino en el que lo importante es hacer bien las cosas.
    A ver si uno de estos días nos juntamos los 3 barefooters y alguno más para darnos una vuelta.

  2. Pingback: 15 Pequeños Cambios (que no realizarás) que Mejorarían la Salud de tu Espalda | Why not Pilates?

  3. Pingback: ¿Objetivo Maratón? Cómo Protegerte de la Temida Lumbalgia | Why not Pilates?

  4. Pingback: Entrenamiento Funcional, Movimiento Natural, Core… ¿De Verdad Sabemos de lo que Hablamos? | Why not Pilates?

  5. Pingback: Aprendiendo a Reaprender. Los 6 pasos para lograr el cambio | Why not Pilates?

  6. Muy buen articulo manuel. Me encanta por que yo tambiem me pase al barefood y trabajando con pilates he tenido muchisima mejoria en todo. Fuera drop!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s