Cómo mi Vida Cambió a Través del Pilates

La semana pasada una compañera dejaba este mensaje en la Comunidad Pilates:

Hola, soy instructora de Pilates, hace una año que estoy en este maravilloso mundo del Pilates, solo doy 4 clases a la semana y la verdad no dan para nada, me apasiona e intento transmitir lo que yo siento, la esencia de lo que es Pilates, he hecho de todo no sé cómo captar gente. La gente que doy clase me suelen decir que aunque haya ejercicios difíciles, me suelo explicar muy bien y que mi voz suele relajarles al mismo tiempo, eso también me lo dijo mi instructora: que no cambiara ese estilo tan personal que tenía.
No sé cómo captar más gente. Vosotros que tenéis más experiencia que yo ¿Me podríais aconsejar? Os lo agradecería, porque esto es mi vida y aquí es donde me he encontrado. Soy feliz haciendo a la gente que se sienta mejor
”.

Muchos conocéis la Comunidad Pilates un espacio integrado por 230 profesionales donde compartimos información relevante, debatimos e intercambiamos opiniones acerca del Método Pilates, el movimiento y la actividad física (pinchando aquí te explico cómo puedes unirte). También hay compañeros, como en este caso, que piden ayuda y opinión al resto. Ante éste mensaje enseguida hubo varias respuestas con distintos consejos en relación a lo que ellos habían hecho para comenzar, darse a conocer y así ir teniendo progresivamente más alumnos.

A mí se me ocurrió comentarle que si le gusta este mundo y cree que se le da bien, quizá debería exponerse un poco más. Hoy hay muchas posibilidades para mostrar lo que haces: a través de las redes sociales, vídeos en youtube, un blog… Con tantos medios a nuestro alacance, no vale con decir que a uno se le da bien algo, sino que tenemos la posibilidad de demostrarlo. Por ello, se me ocurrió invitarle a escribir en el blog, por si pudiera servirle de empujoncito para empezar y a la vez porque me resultaba interesante conocer su experiencia de este año, su primer año como profesora de Pilates. ¿Qué le motivó a empezar? ¿Qué le gustaba más de este mundo? ¿Qué dificultades había encontrado? Al tratarse de una situación por la que la mayoría de los que leéis este blog habéis vivido, otros estáis viviendo y a algunos os gustaría vivir.

De manera que sin saber muy bien cómo resultaría, le propuse contarnos su experiencia como autora invitada en este blog. Afortunadamente, se mostró encantada con la idea y al día siguiente recibí este texto en mi correo.

Cómo entró el Pilates en mi vida.

Mi nombre es Fini aunque todos me llaman Noah, soy de Santa Pola provincia de Alicante.

En 2010 me diagnosticaron erróneamente una enfermedad crónica. Estuve casi un año mal diagnosticada y por culpa de eso me dieron días de vida. Durante ese año me maté a hacer deporte y eso fue lo que me salvó. Pese a todo jamás cogí la baja.

Cuando según el médico, pasé el peligro y me estabilicé Y después de tanta lucha, sin darme cuenta entré en una depresión. Trabajaba como administrativa en una empresa en la cual estuve 20 años y empezaron a no entenderme y hacerme la vida imposible. Entonces mi cuerpo dijo basta y en ese momento sí, tuve que coger la baja.

Durante todo el proceso me di cuenta que no era feliz, y decidí por primera vez en mi vida lanzarme a seguir un sueño, a dejarlo todo por él. Lo que tenía claro es que quería hacer algo relacionado con el deporte, la salud, poder ayudar a gente como me ayudaron a mí y así llegó el Método Pilates a mi vida.

Mis primeras clases y mi etapa de formación.

Me apunté a clases de Pilates y me gustó tanto que me di cuenta de que era lo que quería hacer. Practicando Pilates me sentía bien, veía a gente venir con graves patologías y cómo iban progresando y mejorando sus dolencias.

Empecé a buscar academias para hacerme instructora, pero no encontraba y por cosas del azar, por el destino o porque las cosas pasan por algo, en un torneo de pádel me tocó una invitación a una sesión en un estudio de Pilates.

Cuando acudí a realizar la sesión y empecé a hablar con el instructor me dijo: “tienes una musculatura perfecta”. A lo que respondí: “estás ciego”. Entre palabra y palabra, le comente que quería ser instructora de Pilates y me dijo el lugar donde nos encontrábamos era también una academia.

No tenía tantas pelas para poder cursarlo, pero una amiga sin decirme nada me pagó el curso para que cumpliera mi sueño y así empecé el curso en Infe. Mi experiencia durante el curso fue muy gratificante, al principio me asusté de ver lo que tenía que estudiar de anatomía, pero seguí, descubrí lo maravilloso que era este método.

Todos eran ya instructores menos yo, y al final conseguí la mayor nota: ¡Un 10! Lo cual me sorprendió mucho. Todavía recuerdo las últimas palabras que me dijo mi mejor profe, el día del examen estando yo sola rodeada de profesores, “no cambies nunca la manera de dar tus clases, porque tienes algo especial, transmites mucha calma y la manera de expresarte con tanta tranquilidad hace que ejecuten los ejercicios a la perfección”.

Un poco antes de terminar el curso me recomendaron para dar clases en un gimnasio a grupos reducidos ¡Casi me muero! Tenía mucho miedo, era algo que jamás había hecho y el hablar en público me daba pánico, me dieron un día para pensármelo y me dije: hiciste esto porque era tu sueño, échale cojones y sigue adelante.

Acepté, el primer día me temblaba todo, pero intenté mostrarme segura y cuando salí me sentí uffff como flotando, fue la mejor experiencia de mi vida.

¿Por qué me apasiona lo que hago ahora?

Me encanta ver como disfrutan, como lo sienten, como te atienden y se superan cada día, me encanta oírles decir, que bien estoy, ya no me duele etc… Lo más difícil es que los grupos son mezclados, de varias edades y niveles, con patologías y sin ellas, eso es lo más difícil. Aunque con la vida que llevamos Pilates es un complemento ideal, para sentirse bien: reduce el estrés, la ansiedad, calma dolores, afina el cuerpo, lo fortalece, te da más seguridad, te ayuda en el día a día, el control, la respiración…

Creo que yo he aportado a mis alumnos seguridad, confianza e ilusión. En eso es lo que puedo ayudar yo, darle a mis alumnos, un ratito para ellos, para desconectar, para que disfruten del movimiento, para que capten la esencia, la fluidez del movimiento, lo hagan bonito, que se dejen llevar. Y ellos a mí me han aportado el sentirme grande después de cada clase por haberles ayudado. Me dan eso, luz, pero sobretodo…me dan la vida.

Me siento un poco triste a veces por no tener el ingenio de captar a gente o de ver que va tan lento, aunque sé que no puedes llegar y tenerlo todo ya, que es poco a poco y el boca a boca, sé que todo llega y aunque tenga muy poquita gente, no me puedo quejar porque empecé rápido.

Mi ilusión, que siga conociéndome la gente, seguir formándome más y más. El más grande de mis sueños, poder tener mi propio estudio y seguir transmitiendo lo que llevo dentro, solo con que la gente se sienta bien, eso para mí ya es muy grande.

 

Aún no he tenido la oportunidad de conocer a Noah, más que por haber intercambiado un par de mensajes a través de la Comunidad Pilates. He de reconocer que por ello, cuando le hice mi propuesta respecto al post le comenté que antes de escribirlo debía saber que no le podía asegurar que fuera a publicarse. Aunque una vez lo leí, conocer su historia superó mis expectativas ¿A tí que te parece? ¿Qué recomendación le darías a Noah para ampliar sus clases y tener más alumnos?

Si vives en Santa Pola o alrededores quizá podrías probar una clase con ella y nos cuentas.

Noah Pilates:

Gracias Noah.

Advertisements

12 thoughts on “Cómo mi Vida Cambió a Través del Pilates

  1. Mi gran enhorabuena para esta gran profesional, porque la formación se obtiene estudiando, practicando, intercambiando, etc…. pero la pasión por lo que haces y el entusiasmo ,no se aprende, se tiene o no se tiene y ella con sus palabras lo trasmite. Mucho animo, pasito a pasito se llega lejos

    • Muchas gracias, es lo que intento, transmitir lo que llevo dentro, la persona que me recomendó en un sitio y solo me dieron un día para pensármelo, recuerdo que le dije, estás loca, no sabes lo que dices no estoy preparada todavia, eres una gran instructora con una gran reputación, te espones a cogerte las manos y le dije, pero que has visto en mi? Y me dijo…si aceptas te diré lo que he visto en ti. Y me lo dijo, porque acepte. Me dejo muerta y feliz.

  2. Hola Noah!

    En Polestar nos ha conmovido tu historia. La verdad es que Pilates es mucho más que movimiento y estamos completamente de acuerdo en que transforma la vida de las personas. Muchas gracias por compartirla con Manuel y hacérnosla llegar a todos.

    Nos encantaría poder ayudarte a captar más clientes y a seguir creciendo en tu carrera profesional como pilatera. De hecho, en Polestar tenemos un curso íntegramente basado en la generación de negocio en Pilates. Lamentablemente se acaba de celebrar en Madrid, durante el puente de mayo, así que llegamos un poco tarde, pero no importa, porque habrá ediciones en el futuro de Vivir del Pilates, que es como se llama esta formación intensiva.

    Mientras tanto, podrás ver tanto en nuestra web y redes sociales información que esperamos te resulte válida, te ayude a seguir creciendo y disfrutando tanto de Pilates. (Manuel, con tu permiso, dejamos el enlace a nuestro web aquí donde también encontrará Noah los botones para ver nuestras redes sociales: http://www.cursosdepilates.com)

    Por supuesto, no dejes de seguir a Manuel, que como ya sabes, tiene este estupendo espacio donde todos los viernes nos hace repensar cosas que ya sabíamos y quizás habíamos olvidado y nos sorprende con reflexiones nuevas; así como su comunidad en Google Plus.
    ¡Compartir es vivir y Pilates también!

    Un abrazo,
    Juan Nieto y Blas Chamorro
    CEO’s Polestar Pilates España

  3. Felicidades a Noah por explicarnos su experiencia personal y a Manuel por publicarla!
    Noha: con tu actitud frente al trabajo que haces y tus ganas de ayudar a tus alumnos no te faltarán oportunidades, pero piensa que es un camino de largo recorrido. Como dice Manuel has de exponerte y mantener siempre contacto con otros profesores, con gerentes de estudios y con alumnos. Si lo haces, y eres realmente buena, las oportunidades salen. Sigue formándote y explícanos cosas a todos los que vivimos pilates. Si quieres venir a Barcelona un día estaré encantado de conocerte!

    Saludos
    Albert Montserrat
    Gerente Centros dona10

  4. Hola Noah!

    Pues yo lo que más podría recomendarte yendo al grano son dos cosas:

    1.-) Marca personal. Comienza a escribir artículos en un blog, dentro de tu web donde ofreces tus propios servicios. Escribe contenido de calidad, si puedes con imágenes y algún video… y difúndelo por Redes Sociales y otros sitios donde se compartan artículos como por ejemplo, bitacoras.com
    Sería interesante que hicieses un estudio de dónde está actuando/se encuentra la gente de tu sector.
    2.-) Paciencia y trabajo día a día, al final las cosas llegan.

    Espero haberte ayudado 🙂

  5. Pingback: ¿Has Oído Hablar del Burnout? 7 Síntomas del Instructor Quemado | Why not Pilates?

  6. Pingback: Por qué los Alumnos Siempre Prefieren a su Antiguo Instructor (y cómo les puedes hacer cambiar de opinión) | Why not Pilates?

  7. Pingback: 8 Perspectivas Distintas para Entender el Método Pilates | Why not Pilates?

  8. Pingback: Si Quieres Vivir del Pilates Tendrás que Vivir para el Pilates | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s