Los 8 Factores Necesarios para un Vientre Plano

Como todos los cuerpos no son iguales lo que para uno es algo que le vino dado de serie, para otro es un objetivo inalcanzable. Y nos ocurre como al que juega a las cartas: que vienen dadas y aunque no las puedes cambiar, sí debes jugarlas lo mejor posible.

En una entrada anterior ya te hablaba de que ante el objetivo inalcanzable del cuerpo 10 siempre existe otro más real como el de ser la mejor versión de uno mismo/a. Y evidentemente esto pasa por observarte, conocerte y poner atención en los aspectos que más te gustan de él y no sólo centrarte en aquellos que consideras mejorables. Se trata, sin dejar de ser realistas, de reconducir el foco de tu atención para dejar de ver siempre el vaso medio vacío.

Cuando el verano se acerca, hay quien se mira en el espejo y le empiezan a entrar los agobios al observar con poco agrado la figura resultante de su genética, hábitos alimenticios y estilo de vida. Y uno de los aspectos que más quebraderos de cabeza suelen dar es ese abdomen prominente, que choca frontalmente con esa figura ideal que muchos desean tener.

Tras múltiples dietas imposibles, cremas milagro ineficaces y sabiendo que las fajas con traje de baño no terminan de ponerse de moda, terminaste acudiendo al último recurso: a ese consejo de tu cuñado o de esa compañera de trabajo que dejó la vida sedentaria y ahora está a tope con el fitness o de tu ordenador tras poner en Google: “cómo bajar tripa”:

¡HAZ ABDOMINALES! Les hiciste caso y lo probaste… pero tampoco sirvió para mucho ¿Por qué?

abdsEl deseado objetivo del vientre plano

Existen determinadas creencias que, de mucho repetirlas, toman un arraigo del que luego cuesta mucho desprenderse. Dicen que una mentira repetida cien veces se convierte en una verdad aceptada y yo, que soy bien pensado por naturaleza, imagino que quien te ha contado que “si no has conseguido un abdomen definido es porque no realizas suficientes abdominales” no pretendía engañarte, tal vez estaba influenciado por la leyenda de que Cristiano Ronaldo hace 2000 abdominales diarios. Pero  se le habían pasado otros múltiples factores, algunos de los cuales nos cita Blandine Calais en “Abdominales sin Riesgo”.

8 factores necesarios para un vientre plano.

1. Poca cantidad de grasa subcutánea en la región abdominal.

Este es el factor más conocido y posiblemente el que más influencia tiene. El cuerpo humano tiende acumular grasa en determinadas regiones a modo de reserva energética. El hombre primitivo no tenía la nevera llena: comía cuando conseguía comida. Por ello el organismo humano, que pretende que vivamos el mayor tiempo posible está programado para almacenar energía en previsión para cuando la comida escasee. Según avanzaba la edad, la capacidad del ser humano de obtener sustento por sí mismo eran menores y el metabolismo se fue adaptando a ello acumulando más grasa. De ahí que que con el paso de los años perder grasa abdominal se vuelve más difícil.

2. Poca cantida de grasa entre las vísceras.

El peritoneo es la membrana que tapiza y envuelve nuestros órganos de la cavidad abdominal. Los acúmulos de grasa en nuestro cuerpo no son sólo subcutáneos y como puedes imaginar por su localización, la grasa peritoneal también tiene incidencia en el volumen de nuestro abdomen.

3. Alteraciones en la respiración.

Cómo uses o no tu diafragma en el gesto respiratorio puede suponer una tendencia a un abdomen plano o prominente. Sabemos que la cavidad abdominal se comporta como un globo de agua con volumen constante pero moldeable. La inspiración y la exhalación condicionarán la presión sobre ese globo. De ahí que puedas llevarte la mano al abdomen, inspirar profundo y sentir movimiento a pesar de que los pulmones están a la altura de tu pecho.

4. Movilidad en las costillas.

Muy relacionado con lo comentado anteriormente ya que poder ensanchar las costillas cuando inspiramos (respiración costo-lateral) supone que no exista exceso de presión y el globo del que hablábamos anteriormente no se deforme excesivamente. El compartimento torácico y la región abdominal deben estar en un movimiento constante e interrelacionado.

5. Flexibilidad en la caja torácica.

Como ya sabes, una caja torácica sin movimiento es una jaula para nuestra columna. Pero además de ésto, un esternón hundido y la disminución de volumen en el tórax desplaza las vísceras de la parte alta hacia el abdomen, que a su vez también se ven desplazadas por lo que el vientre se protruye.

6. Alineación correcta de nuestra columna vertebral.

También en este caso es importante mantener las curvas naturales de nuestra espalda. Eso sí, sin necesidad de contraer artificialmente la musculatura abdominal sino simplemente con la sensación de elongar la columna proyectándose la coronilla hacia el techo. Ya que, una posición cifótica (la famosa chepa) tenderá a protruir el vientre.

7. Tránsito intestinal.

Este es otro aspecto que a veces se pasa por alto. Gases retenidos o un deficitario tránsito intestinal aumentan el volumen abdominal e imposibilitan el vientre plano.

8. Correcto tono abdominal.

Un adecuado tono en el transverso, el recto del abdomen y los oblícuos es tan necesario como una correcta cordinación entre sí. Y lo más importante, entre éstos y los músculos respiratorios ¿Para qué necesitaríamos trabajar más esa musculatura que el resto? Incrementar la fuerza no siempre es eficiente. Más fuerza en ocasiones viene acompañado de más tensión y eso supone rigidez, como término opuesto a la estabilidad, al equilibrio.

¿Y Pilates puede ayudarme?

Si por hacer abdominales considerabas tumbarte y elevar el tronco de distintas maneras quizá  Pilates no es la actividad que buscas.

Porque nosotros en cada clase lo que hacemos es:

  • Realizar ejercicios que mejorarán tu movilidad en distintos planos y un uso eficiente de tu energía, más allá del gasto calórico.
  • Integrar la respiración en el movimiento y mejorar la movilidad de tu caja torácica.
  • Mejorar el tono abdominal de manera coordinada con los músculos respiratorios, así como la región lumbar.
  • Mejorar nuestra alineación y postura respetando las curvas naturales de nuestra columna vertebral y reforzando la musculatura postural.

Y puede que de esta manera te acerques a ese abdomen soñado… o tal vez no. Pero mientras lo intentas estarás descubriendo beneficios que van más allá del resultado estético: la mejora de tu movimiento y con ello de tu bienestar y calidad de vida. Ya que, en cualquier caso, conseguir ese vientre plano en clases de Pilates, será siempre una consecuencia, nunca un objetivo.

Why not Pilates?

Advertisements

9 thoughts on “Los 8 Factores Necesarios para un Vientre Plano

  1. Estoy totalmente de acuerdo, sin olvidarnos de un factor muy importante ! LA FE !!! no hay que perderla, lo comento porque al final del post parece que solo algunos tienen el privilegio de conseguir la tableta o simplemente abdomen plano, si siguen las pautas correctas y sobre todo se aplica actitud y constancia entonces se consiguen frutos o por lo menos lo mejor de nosotros, el hecho de trabajar por nosotros con rigor y perseverancia aporta mas frutos de lo que nos imaginamos, asi que solo es cuestión de fe y compromiso, un saludo y estoy atento a todos tus post, un abrazo grande.

  2. Pingback: Método Pilates: ¿Por qué lo Llaman Fuerza Cuando Quieren Decir Estabilidad? | Why not Pilates?

  3. Hola Maite. No hay panaceas, ya sabes. Sentido común y equilibrio.
    Un saludo.

    Hola Miguel.
    Estoy de acuerdo en que actitud y constancia son clave para conseguir los ojetivos pero el tercer factor clave sería el criterio. De verdad creo que sólo algunos tienen ese privilegio y la razón son los distintos factores que en el post aparecen. Con la fe hay que hay que tener cuidado porque de ella se aprovechan algunos. Más que por la fe yo apostaría por el conocimiento y la formación. Propia o delegada en el profesional cualificado.
    Un saludo y gracias por el aporte.

  4. Pingback: ¿Has Oído Hablar del Burnout? 7 Síntomas del Instructor Quemado | Why not Pilates?

  5. Pingback: ¿Demasiada Flexión de Columna? | Why not Pilates?

  6. Pingback: Método Pilates: Cuando el Cliente sí Tiene la Razón | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s