Método Pilates ¿Por qué le Dicen Fuerza cuando Quieren Decir Estabilidad?

Me quedan un poco lejanas esas “tablas” que preparábamos en el gimnasio a modo de planificación de entrenamiento hace ya unos años. Se dividía por grupos musculares sin usar una terminología muy específica: espalda, pecho, pierna, abdomen… bueno, algunos músculos debían ser más importantes porque se les llamaba por su nombre como bíceps o tríceps. Lo estructurabas más o menos para que cada semana se trabajaran todos los “grupos musculares”. Variabas algo las repeticiones o las series, en ocasiones incluías más trabajo en máquinas o peso libre… para que no pareciera que hacías todas las rutinas iguales porque, en realidad, no importaba mucho quien tuvieras delante. Y lo hacía así no por falta de ganas sino de conocimiento. Diseñabas una tabla y con eso les entretenías un par de meses, como ya te conté en esta entrada. Lo que sí estaba estructurado era el reparto de clientes: a los entrenadores cachas, les mandaban los cachas (o los que querían serlo); al que estaba preparando las oposiciones de policía, le mandaban los opositores; a las entrenadoras, les solían tocar las chicas sin importar la condición física y al entrenador pardillo que no se enteraba todavía de mucho pero que era muy majete, me solían tocar los despistados que no sabían muy bien qué hacían por el gimnasio.

Your-Health-9780961493783

Todavía recuerdo cuando “los cachas” no recogían el material al terminar y me tocaba llevar sus mancuernas de 35 kgs de una en una rodando por el gimnasio, que no era pequeño por cierto, para levantarlas haciendo lo que para mí era un esfuerzo suprámáximo y así poder colocarlas en su sitio (a escasos dos palmos del suelo) con miedo de que no se me cayeran sobre un pie ¿O pensabas que yo no “entrenaba”?

En la carrera había visto algo sobre planificación del trabajo de fuerza: más o menos ritmo, repeticiones series o descanso dependiendo de si el objetivo era hipertrofiar, mejorar la fuerza resistencia, la fuerza explosiva… Aunque la teoría había que estudiarla ese tema de barras, discos y mancuernas gigantes no tenía muy claro que fuera para mí. Pero un día el atleta Chema Martínez (que poco tiempo antes había sido campeón europeo en 10.000 m) junto a su entrenador, vinieron a darnos una charla en la asignatura de Atletismo de Alto Rendimiento allá por 2006 para hablarnos de la importancia del trabajo de fuerza para el atleta de fondo. Nos explicaron cómo entrenaba Chema y los ejercicios que desarrollaba como parte de su planificación. Arrancadas, sentadillas, splits… Y pensé ¿Pero estos fondistas flacuchos también trabajan la fuerza? ¿Pero para correr más y mejor no habrá que entrenar corriendo? ¿Qué hacen levantando pesas? Además de enseñarnos otros ejercicios bastante curiosos que en ese momento pensé que poco podían aportar en el rendimiento de un corredor y que ellos lo denominaban “trabajo de compensación”.

Un año después terminé la carrera y comencé mi formación en Pilates, empecé a ver algunos ejercicios que me resultaban conocidos y pensé: ¿Dónde he visto yo ésto antes?.

La fuerza como capacidad física.

En este artículo sobre entrenamiento deportivo se nos habla de la fuerza como una capacidad física básica (junto a la velocidad, la resistencia o la flexibilidad) que puede aparecer bajo distintas manifestaciones y de la que se encuentran múltiples definiciones:

  • González y Gorostiaga definen fuerza como la capacidad de producir tensión que tiene el músculo al activarse o al contraerse.
  • Álvarez del Villar habla de la capacidad de vencer la oposición de una resistencia.
  • Morehouse lo define como la capacidad de ejercer tensión contra una resistencia, en función de la contractilidad del tejido muscular.
  • Muska Moston: capacidad de vencer a una resistencia exterior o afrontarla mediante un esfuerzo muscular.
  • Zatsiorsky hace referencia a la capacidad del hombre a vencer resistencias externas o contrarrestarlas mediante esfuerzos musculares.

Existen diferentes clasificaciones y manifestaciones de la fuerza, si bien todas hablan de cuestiones relacionadas con la física o aspectos biologícos y motores. En lo referente al movimiento humano se centra fundamentalmente en la contracción muscular. Además se analizan varios campos de actuación en el desarrollo de esta capacidad: como parte del entrenamiento deportivo, para la rehabilitación, para fines estéticos o para la salud.

¿Dónde entra el Pilates en todo esto?

Como te contaba en la entrada “Definiendo Método Pilates” más que en el desarrollo muscular en Pilates ponemos el énfasis en la calidad del movimiento a partir de aumentar los grados de libertad de nuestro cuerpo para adoptar la postura, realizar el gesto o desarrollar el movimiento de manera que no suponga más gasto energético del necesario, liberando toda tensión superflua. Como puedes ver en la imagen que ilustra esta entrada tomada de la portada de la primera obra publicada por Joseph Pilates en 1934. En esa imagen, dos personas están soportando la misma carga pero con seguridad no están realizando la misma fuerza. La eficiencia mecánica es clave para mejorar la calidad del movimiento ¿Para que querríamos desarrollar más fuerza de la necesaria? Recuerda: que en Pilates, en tu deporte y en tu movimiento diario: menos es más

Uno de los padecimientos habituales del mundo desarrollado es el dolor de espalda y en muchas ocasiones se dice “debes fortalecerla”. Pero si la salud de la espalda estuviera relacionada con el desarrollo de la fuerza, culturistas o nadadores profesionales de espaldas anchas y musculadas no padecerían nunca de dolor. O se puede pensar: – Ya, pero es que levantar grandes cargas es malo para la espalda -. Aunque, curiosamente son las personas sedentarias las que mayores problemas de columna presentan. Y habrá quien diga: – Si pero para que una espalda sea fuerte debe ser a la vez flexible-  aunque sabemos que las gimnastas o los bailarines no son el mejor ejemplo de espalda saludable. Se puede pensar que todo es debido a un escaso tono abdominal, pero de ser así todos los niños padecerían de dolor de espalda y tampoco es el caso.

La estabilidad: el equilibrio entre rigidez y movimiento.

Es evidente que hay que romper con determinados mitos erróneos que inducen al desconcierto y al desánimo en la práctica de actividad física por no aportar los objetivos deseados. La semana pasada hablábamos de que hacer abdominales no tiene por qué suponer un vientre plano. Habría que entender que, el simple fortalecimiento de los músculos, no necesariamente supone una mejora de la fuerza específica. De ser así para lanzar un balón de fútbol de portería a portería, bastaría con ir al gimnasio y fortalecer el cuádriceps y el psoas. O costaría entender por qué Rafa Nadal no es el jugador con el servicio más rápido del circuito si la musculatura de su brazo destaca por encima de la del resto.

Cualquiera que se ha iniciado en Pilates ha observado como sus hombros tienden a tensarse ante cualquier esfuerzo. Si refuerzas tus abdominales pero tus hombros permanecen tensos. ¡Enhorabuena! Has conseguido un abdomen más fuerte y de regalo te llevas en el pack unos hombros más tensionados y desalineados lo que limitará tu técnica y tu capacidad de movimiento eficiente. Además, la tensión acumulada tiene coste y la gente va a tus clases para mejorar su salud. Hay que reeducar al sistema nervioso.

Pilates es más que un repertorio de ejercicios. Es un método para el desarrollo del movimiento del individuo. Como decía Joseph Pilates “sólo quiero hacer de la gente verdaderos seres humanos” y mejorar su salud a través del desarrollo de su movimiento natural. Como dice Gideon Avrahami en este artículo con fuerza, agilidad y elegancia” y para ello “debemos entrenar a la persona y no al músculo”.

Y tú en tus clases ¿Desarrollas la fuerza o la estabilidad?

Advertisements

3 thoughts on “Método Pilates ¿Por qué le Dicen Fuerza cuando Quieren Decir Estabilidad?

  1. Pingback: ¿Objetivo Maratón? Cómo Protegerte de la Temida Lumbalgia | Why not Pilates?

  2. Pingback: ¿Por qué le duelen las lumbares al maratoniano? (II) Secuencia de Ejercicios Preventivos para Lograr tu Objetivo | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s