¿Qué te Aporta como Profesional Preparar un Reto Deportivo?

El problema de tirarte un farol es que te pillen. Eso lo saben los jugadores de póker y lo supe yo hace ahora 6 semanas mientras hablaba con un alumno al finalizar su clase de Pilates, estando todavía en España. Hablábamos sobre mi (entonces) futura marcha a Brisbane y de que me había enterado por casualidad de que se celebraría la maratón de esta ciudad mes y medio después Le contaba que por un momento había tenido la tentación de correrlo pero pensándolo fríamente no había tiempo para prepararlo, además de que el precio de la inscripción me resultaba excesivo para una prueba de este tipo.

Dicen que existen dos fuerzas más poderosas que la energía atómica: una es la voluntad humana y la otra el “a que no hay huevos” de manera que cuando nos despedíamos y me dijo: -¿Seis semanas? Te “patrocino” la inscripción si me mandas una foto de tu llegada a meta.-  Una mezcla de ambas fuerzas hizo que no pudiera negarme a dicha propuesta.

Aprovechando la inercia de rodaje previo que tenían mis piernas e incrementando el volumen de kilómetros las últimas semanas, además de, estableciendo un objetivo realista y prudente (simplemente el de terminar) la Brisbane Marathon 2014 se convirtió el pasado domingo en la tercera vez que completo la mítica distancia de los 42,195 metros, tras la Maranalón en 2012 y la Maratón de Madrid 2013, reivindicando una vez más mi condición de corredor del montón.

Fuente: ilusioname.es

Fuente: ilusioname.es

¿Qué le aporta al profesional de la actividad física preparar un reto deportivo?

Preparar un reto deportivo es un objetivo individual del que desarrollas aprendizajes que van más allá de la propia actividad. Aunque si tu ámbito es la actividad física, esas enseñanzas que puedes rescatar de la experiencia serán aún más fácilmente aplicables a tu campo profesional. Seguro que hay muchos más pero estos son los 10 aprendizajes que considero más aplicables.

  1. Conocerte un poco más. Preparar un reto deportivo, siempre a tu nivel, te proporcionará más conocimiento sobre tu cuerpo y sus límites. Tan importante como entender sus posibilidades de movimiento es atender a sus reacciones ante distintos estímulos, lo que por otro lado te dará una referencia real sobre lo que tú exiges físicamente en tus clases.
  2. Encontrar soluciones ante los problemas que te surgen. El piramidal se carga, la fascia plantar molesta, agujetas horribles tras un día de series… Me planteé mi primera maratón como un curso de formación. Siguiendo una planificación, disputando la distancia y conociendo las sensaciones postcarrera me iba a resultar más sencillo entender cómo puedo usar las herramientas a mi alcance para mejorar las condiciones previas y facilitar la recuperación posterior de los alumnos que recurren al Pilates como actividad de compensación. No había encontrado ningún seminario donde me lo contaran.
  3. Conocer un poco más a tus alumnos. Muchos de tus alumnos son deportistas y cada vez hay más que se salen de lo habitual en busca de evitar lesiones y mejorar su rendimiento. Cuando trabajo con una mujer embarazada o que ha dado a luz recientemente existe siempre una pequeña barrera con ella que tienen superada compañeras que mostrarán un nivel mayor de empatía al haber pasado por esa situación. Podrás encontrar esa complicidad con alumnos deportistas cuando ven que has sufrido en carnes propias el momento en el que ellos en este instante se encuentran.
  4. Sorprenderte de tí mismo. Hay veces que somos espectadores de películas de las que podríamos ser protagonistas. No ponerte límites a priori a la hora de desarrollar un reto deportivo es perfectamente transferible a otros ámbitos de la vida, entre ellos el profesional. Para desarrollar tareas que un tiempo antes dudabas de que fueras capaz de llevar a cabo muchas veces el primer paso es atreverse.
  5. Compromiso. Si la práctica de actividad física regular te supone una dificultad prueba una cosa: busca un reto que te motive y cuenta a todo el mundo que lo vas a hacer. Alumnos, familia, amigos, redes sociales… Primero inscríbete y después cuéntalo. Tal vez sea el paso definitivo para conseguirlo. Los pensamientos vienen y van pero comprometerte ante otros exige un poco más. Al menos a mí me funciona.IMG_3421
  6. Confianza. Planificar un reto, prepararte para él y llevarlo a cabo es un camino que deja un regusto tremendamente agradable y motiva para ir a por el siguiente. Repetir ese proceso hace que la incertidumbre ante otros aspectos que surgen, por ejemplo en el campo profesional, los aceptes de manera distinta. Recuerda que “Un pajaro posado en un arbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama, sino en sus propias alas” ¡Entrena tus alas!
  7. Humildad. Ante la gran cantidad de deportistas que terminan por delante de ti a pesar de que lo has dado todo. Y lo que te separa de ellos en la mayoría de los casos es su mayor compromiso y dedicación previa. O una mejor condición física que posiblemente tú nunca lograrás.
  8. Respeto. Hacia los corredores que a pesar de que se han esforzado tanto como tú, llegan por detrás pero también cumplen su reto. Cualquiera que conoce el deporte popular sabe que en estas carreras hay pocos competidores pero muchos participantes y como suelen decir: el que termina primero es un campeón y el último, un héroe.
  9. Coherencia. Si te dedicas al mundo de la salud, el deporte y el ejercicio físico y su práctica no forma parte de tu estilo de vida ¿Estás seguro de que eres un verdadero profesional de la actividad física? O como te contaba en esta entrada, eres de los que pasaba por allí en un momento dado y se quedó en una fiesta que no es la suya.
  10. Influir en tus clientes y tu entorno directo. Todos somos agentes de cambio y nuestras acciones no cambiarán el mundo pero sí “tu mundo”, incluso para bien. Tus retos deportivos no tienen que girar siempre en torno a tí. Para mí un reto deportivo fue en su momento conseguir que 4 de los 5 compañeros con los que compartía casa salieran a correr conmigo cuando de principio iba solo o que mi cuñado completara el pasado 31 de diciembre su primera San Silvestre. Quien tiene hijos y quiere que sean educados, se muestra educado; si quiere que lean, coge un libro de vez en cuando; si pretende que lleven una vida activa y saludable… Ya sabes: “El ejemplo no es la mejor manera, es la única manera”.

Al contrario de lo que algunos piensan, muchos retos deportivos te permiten a los 40, dar un mayor rendimiento del que dabas con 30 o verás que en la mayoría de las disciplinas de larga distancia son mayoría los deportistas que superan el ecuador de su vida. Ya que sabemos que el verdadero secreto de la eterna juventud no es una cuestión estética ¿Serán los retos deportivos los que nos aproximen a conseguirla?

Sueño-reto-realidad. Son tres pasos pasos que si formas parte del mundo del deporte y la actividad física estás viendo continuamente que desarrollan personas de tu entorno ¿Por qué no unirte a ellos?

Advertisements

4 thoughts on “¿Qué te Aporta como Profesional Preparar un Reto Deportivo?

  1. Pingback: El Raro Eres Tú | Why not Pilates?

  2. Pingback: Respirar Mejor para Rendir Más. Pilates y Deportes de Resistencia (I) | Why not Pilates?

  3. Pingback: 7 Artículos (que aún no has leído) que te Interesarán si lo tuyo es el Pilates | Why not Pilates?

  4. Pingback: ¿Te Cuento mi Última Formación de Pilates? | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s