¡Me Apunto a Pilates! Pero ¿Dónde? 7 Aspectos a tener en cuenta antes de empezar

Antes de empezar todo son dudas. Entras en un terreno desconocido. Una actividad diferente de la que se oye mucho y se conoce poco. Aunque, por suerte, estas cuestiones se resuelven fácilmente. Sólo tenemos que preguntar, ya sea por teléfono, por correo electrónico o en persona. Es comprensible que aquél que nunca recibió clases de Pilates le asalten mil dudas. Cómo te las resuelvan (o no) te va a dar muchas pistas sobre si estás en el lugar correcto. Si no tienen tiempo para dedicarte ahora que aún no has tomado la decisión ¿Lo tendrán luego?

Por ello hay 7 aspectos que debes conocer y valorar antes de decidirte:Donde_esta_mi_cliente

1. No te dejes impresionar. Si acudes por primera vez a un estudio de Pilates es normal que desconozcas casi todo. Te muestran unas máquinas extrañas y no sabes exactamente lo que harás con ellas. La cosa se complica si además te atienden con tecnicismos y palabras en inglés que suenan bien pero te dicen poco. Si la persona que tienes delante no te puede explicar de manera clara y sencilla lo que está ofreciendo, quizá sea porque no lo termina de entender o, lo que es peor, pretende impresionarte. Es cierto que hay mucho postureo también en el Pilates. Confía en quien te habla claro sin adornos ni artificios.

2. ¿Quién será mi profesor/a? No dudes en preguntar acerca de la persona que te va a dar clase ¿Qué formación tiene? ¿Cuánto tiempo lleva impartiendo el metodo? ¿Ha trabajado antes con personas como yo? Esto es especialmente importante en el caso de que acudas a Pilates con el objetivo de mejorar tu salud. Existen 5 preguntas que pueden ayudarte a saber si el profesor te ofrece lo que esperas. Otra cosa es que te atrevas a hacerlas 😉

3. ¿Máquinas o suelo? Las máquinas en ocasiones asisten y en otras aumentan la dificultad. En el suelo (o más bien en la colchoneta) trabajas con tu propio peso como resistencia o con material complementario. Personalmente, me parece muy completo el trabajo en suelo aunque las posibilidades que dan las máquinas permiten llevar los ejercicios a otro nivel. Recuerda que tienes distintas opciones en busca de un mismo objetivo: hacer de tu cuerpo una mejor versión a través del movimiento y seguro que alguna de ellas se adaptará a lo que buscas.

4. Compara precios de lugares con similares características. Ya te conté en esta entrada que muchas veces el caro o barato es cuestión de prioridades o de conocer la diferencia entre precio y valor. Que las clases tengan un precio mayor no tiene por qué ser un indicativo directo de nada. Aunque tendrá una explicación y si está justificada te la darán. No te quedes con la duda.

5. ¿Debo recibir clases individuales previamente? En algunos estudios de Pilates debes recibir clases individuales antes de iniciar el trabajo en el grupo. Esto facilita familiarizarse con los conceptos, las máquinas y los ejercicios que posteriormente tendrás que desarrollar en clase. Además de ser una buena oportunidad de saber a ciencia cierta si en esas primeras clases se cumplen tus expectativas, como le ocurría a Carmen al hablarnos de sus inicios.

6. ¿Existe la posibilidad de recuperar las clases? Mayor disponibilidad de horarios puede facilitar que no pierdas el ritmo de tus clases semanales ante contratiempos y cambios de agenda que, ten por seguro, ocurrirán. Alguien ocupa tu lugar en esa clase a la que no podrás asistir y tú tendrás la posibilidad de recuperar tu clase en otro horario. Como ya sabes, los resultados los da la continuidad.

7. ¿Cuántos alumnos hay por clase? Esto es decisivo si acudes a Pilates tras recuperarte de una lesión o por recomendación para la mejorar de una dolencia. La atención del profesor es limitada y que sean grupos reducidos facilita que los integrantes tengan unas características más parecidas por lo que la clase podrá ajustarse más a lo que tú necesitas.

Recuerdo hace unos años que un alumno durante sus vacaciones en Asturias decidió realizar unas cuantas clases individuales para iniciarse y probar si el Pilates le convencía para continuar después en su ciudad. Tras la última clase, al despedirnos me preguntaba ¿Cómo se cuál es el sitio adecuado para hacer Pilates? Yo le dije que  la única manera de saberlo era probar. Ya tenía una referencia. Si después de probar, cuando llevara un tiempo, no me echaba mucho de menos, había acertado.

Prueba. Si disfrutas durante las clases, aprendes sobre tu cuerpo y su movimiento y eso te hace sentir mejor, has acertado. Si no, siempre puedes cambiar.

Y tú ¿Qué aspectos crees que debe tener una persona antes de apuntarse a Pilates?

Advertisements

3 thoughts on “¡Me Apunto a Pilates! Pero ¿Dónde? 7 Aspectos a tener en cuenta antes de empezar

  1. Pingback: Hablan los Profesionales: ¿Qué Requisitos Debe cumplir una Escuela que Imparta Pilates de Calidad? | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s