La Solución para el Dolor de Espalda (II) ¿Qué Hace de los Multífidos una Musculatura Especial?

La semana pasada te hablaba de un libro que por casualidad había encontrado y había llamado mi atención: The Multifidus. Back Pain Solution, sobre un músculo que cuando empezaba a estudiar anatomía o biomecánica nunca llamó especialmente mi atención, aunque el autor afirma que puede ser la solución para muchas personas cansadas de tomar pastillas que les permiten sobrellevar su incómodo día a día, pero no solucionar su problema, tras recibir un diagnóstico que no terminaron de entender: “dolor lumbar inespecífico”. Pero de ésto ya te hablaba la semana pasada en la primera parte de esta entrada que te recomiendo leas para continuar conociendo un poco más sobre esta musculatura que el libro define como “especial“.

10653685_320421071462612_2762466225175810830_n¿Qué hace de los multífidos una musculatura especial?

Los multífidos forman la más profunda de las distintas capas superpuestas que forman la musculatura de nuestra espalda. Iniciándose en la espalda baja, recorre la columna en toda su longitud hasta la zona cervical.

Se trata de pequeños fascículos que se cruzan, partiendo desde el sacro, y llegando hasta el axis; conectando de dos a cinco niveles de vértebras hasta cubrir toda la columna. De esta manera permiten el movimiento independiente de los distintos segmentos vertebrales. De hecho recientes estudios realizados con personas con dolor lumbar, han mostrado que el problema no reside en toda la musculatura que no “trabaja” adecuadamente, sino solamente en una porción de la misma.

Todos los músculos necesitan recibir un estímulo nervioso que produzca la contracción muscular. Y esto es tan sencillo como pensar en el cable que dirige la electricidad a una lámpara para que su bombilla se ilumine. Así se activan nuestros multífidos que necesitan el impulso nervioso para funcionar. Lo que lo diferencia de otros grupos musculares es que cada una de las porciones que lo forman recibe el mensaje de manera independiente: es decir, a un solo nivel.

Por ello es más propenso que otros a dar problemas. Otros músculos tienen distintas conexiones nerviosas provenientes de la columna, lo que significa que si alguno de estos “cables eléctricos” no funciona de manera apropiada, otros ayudarán a su activación. Los multífidos, al recibir la inervación sólo a un nivel, si éste falla porque un disco comprime el nervio por ejemplo, esa porción de la musculatura se puede ver en dificultades.brentbrookbush.com

Otro aspecto interesante a nivel anatómico es que los multífidos están insertados directamente en cada uno de los segmentos articulares de tu columna. Lo que significa, a nivel funcional, que puede traccionar de ella, evitando la compresión interna y creando espacio entre los segmentos que facilita el movimiento ¿A alguien le suena el concepto elongación? ¿Ahora entiendes por qué es tan necesario mantener la elongación durante las rotaciones? Después de analizar rápidamente estos aspectos puedes entender fácilmente por qué cuando los multífidos no desarrollan su función adecuadamente existe una alta posibilidad de desarrollar dolor de espalda.

 ¿Cómo localizarlos?

Como ya sabes los multífidos se disponen a lo largo de toda tu columna vertebral pero son más anchos en la región lumbar a la altura de tu cintura. Aquí es donde los podrás notar. Para ello sólo debes localizar las apófisis espinosas (los bultitos que más sobresalen en la parte central de tu espalda que asoman más claramente si flexionas tu columna hacia delante y que se esconden cuando te alineas de nuevo). Una vez localizadas desplaza tus dedos un par de centímetros hacia un lado, cualquiera de los dos, para sentir una masa de tejido más blando. Esos son tus multífidos.

Si te tomas un momento ( y esto lo puedes hacer en tus clases para que lo experimenten tus alumnos) podrás observar si existe o no tensión en ellos. En estado normal deberías notarlos blandos. Tus dedos deberían poder presionar suavemente y sentir como se hunden, accediendo a través de la piel y el tejido graso subcutáneo, sin que moleste. Además podrás notar como se mueve ligeramente, como si quisiera escaparse cuando lo recorres de lado a lado con tus dedos. Si existe sobrecarga o tensión los notarás duros incluso dolerá cuando presionas o lo movilizas. Si continúas el recorrido hacia arriba observarás dos cuestiones:

 7668668354_45658115d4
  1. Que se vuelve más difícil su acceso en la medida en que recorres tus vértebras hacia arriba. Esto es porque la musculatura de tu espalda está dispuesta en capas superpuestas y en la parte más alta hay otros músculos que cubren los multífidos haciéndolos menos acesibles. Recuerda que hablamos de musculatura profunda.
  2. Que puedes llegar bastante más arriba cuando haces el recorrido a través de tu columna con una mano que con la otra. Pero esta ya es otra historia relacionada con la movilidad de tus escápulas y que dejaremos para otro día.

¿Qué hechos relacionan de manera directa alteraciones en los multífidos con dolor de espalda?

En el libro y basándose en distintos estudios científicos, se recogen las siguientes evidencias que muestran la relación de este músculo y el dolor de espalda en personas con dolor agudo sin un diagnóstico concreto para su dolencia:

  • A través de técnicas de ultrasonidos se ha observado un tamaño menor de lo normal en uno de los lados en personas con dolor lumbar agudo.
  • El lado de la muscultura multífida con menor tamaño guarda relación con el lado en el que la persona experimenta el dolor.
  • La pérdida de musculatura aparece sólo en un nivel vertebral .
  • Esa pérdida de musculatura no se recupera con el paso del tiempo incluso si los síntomas mejoran.
  • Ejercicios enfocados a fortalecer esa musculatura supone que los multífidos se recuperen más rápidamente de lo que de manera normal lo harían.

Por otro lado, también se han encontrado algunas evidencias relacionadas con personas con dolor crónico:

  • Existe una correlación significativa entre personas con debilidad en la musculatura multífida y problemas de dolor en las extremidades inferiores.
  • A través de resonacia se ha observado que personas con dolor lumbar presentan una musculatura de menor tamaño que los sujetos sanos.
  • Se ha observado que el ejercicio incrementa tanto la fuerza como el tamaño de los multífidos en personas con dolor crónico.
  • Se han observado alteraciones a nivel neural en personas con dolor crónico, normalmente sólo a un nivel de la columna.
  • Esa anomalía a nivel neuromuscular puede remitir después del ejercicio planificado.

La mejor medicina: el movimiento ¿Cómo puedo trabajar esta musculatura para que remita el dolor de espalda?

Yo tampoco podía imaginarme que iba a extenderme tanto hablando de algo tan específico como un músculo dentro de algo tan general como es el movimiento y el ejercicio físico. Si bien, creo que en este caso está justificado. Por ello, dedicaré la semana próxima una tercera y última  parte a: “Cómo desarrollar el trabajo de la musculatura multífida” con el objetivo de mejorar o evitar el dolor de espalda. Y la buena noticia es que, en muchos casos, sin ser consciente, ya lo estás haciendo o tal vez no… pero será el viernes próximo a las 12:00 cuando puedas verlo ¡Vuelven los vídeos!

Aunque mientras llegan, puedes ver otras propuestas de ejercicios, en este enlace a mi canal de Youtube.

Advertisements

5 thoughts on “La Solución para el Dolor de Espalda (II) ¿Qué Hace de los Multífidos una Musculatura Especial?

  1. Me encanta manuel, como me gustaría tenerte aqui para que me enseñaras a localizar los multífidos, estoy deseando leer ya la siguiente entrada de cómo trabajarlos, un fuerte abrazo.

  2. Deseando que llegue el viernes para ver la continuación del post!!
    Gracias porque me abres un mundo de respuestas en mi nueva y emocionante andadura del movimiento y del pilates.
    Un saludo

  3. Pingback: La Solución para el Dolor de Espalda (III). Multífidos Activos, Espalda Sana | Why not Pilates?

  4. Pingback: La Solución para tu Dolor de Espalda (I). Los Multífidos, una Musculatura con Poca Fama | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s