El Raro Eres TÚ

… que lo primero que haces al levantarte es salir a entrenar. Vaya ganas…

… que dices disfrutar recorriendo de lado a lado una piscina. Pocas cosas puede haber tan aburridas y tan absurdas. Y después tener que ducharte, cambiarte, salir con el pelo mojado…

…que vuelves a casa pronto un sábado por la noche porque mañana tienes partido.  Disfruta un poco, anda.

… tanta fruta, tanta verdurita. Esa obsesión por comer sano ¡Que lo verde lo hicieron para las vacas!

… que hasta el domingo madrugas para coger la bici. Con el frío que hace en invierno y lo a gusto que se está en la cama.

… porque hacer tanto deporte no puede ser bueno. Estás desgastando tus articulaciones y seguro que tendrás artritis.

… que con esa  obsesión por hacer ejercicio te acabarás lesionando antes o después.

El raro eres tú… que haces ejercicio.

¿De verdad piensas así? Los tiempos están cambiando y no quieres ver que la ciencia avanza y te está diciendo que la única solución del homus sedentarius es levantarse ya del sillón. Éso, o seguir sentado cómodamente junto a sus excusas. Qué va, ya no puedes decir que son “cuatro gatos” los que, en su apretada agenda del día a día, establecen como una necesidad la práctica deportiva. Ya no son “los raros” aquellos que se marcan un reto y tratan de superarse. No son raros aquellos que son conscientes de que el tiempo pasa y desgasta, pero el sedentarismo se cobra una factura mayor. Recuerda cuando no hace mucho todo el mundo fumaba en culaquier sitio. De hecho era raro el que no lo hacía y mira ahora cuántos quedan… o era raro el que decidía no beber porque le tocaba llevar el coche esa noche. En el año 2015, por suerte cada vez van quedando menos raros que deciden cuidar su salud y mejorar su día a día a través del ejercicio. Ahora los raros son otros.

Ahora el raro eres tú…

… que te has instalado en la pereza.

… que decides perder un día libre completo por alargar, una semana más, la noche del sábado.

… que decides tomar pastillas para mejorar aspectos de tu salud que se solucionarían con 30 minutos de ejercicio diarios.

… que no puedes subir una pequeña cuesta o llegar a un tercer piso sin jadear por el esfuerzo.

… que en tu elección de no hacer ejercicio eliges también reducir tu esperanza de vida.

… que has asumido que no puedes volver a tu peso y arrastras un lastre de 20, 40 o 60 kg que no te corresponden y limitan tu día a día.

… que no te has dado cuenta de que tras pasar un día tumbado en el sillón en ninguna ocasión te sentiste mejor, y lo sigues haciendo cada semana en lugar de salir al aire libre, despejar la mente y moverte.

… que cuando dices no tener tiempo no echas cuenta del que sí tienes para ver vídeos absurdos en Facebook.

… que piensas que hacer ejercicio es sufrir sin entender que también hay una actividad para tí, con la que puedes disfrutar, evolucionar y convertirte en tu mejor versión.

… que piensas que tu limitación es física cuando en realidad es una barrera mental y se soluciona teniendo presente dos palabras:tu-puedes

Advertisements

4 thoughts on “El Raro Eres TÚ

  1. Este blog promete, te has ganado una persona más leyéndolo y empapándose de buena y enriquecedora información 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s