Método Pilates en la Recuperación de Lesiones Musculares

Si eres de los habituales del blog ya conoces a Carla Mullins. Te la presentaba cuando te hablaba de cómo, bien orientado,  el Método Pilates es una excelente heramienta para la recuperación de lesiones de rodilla. Como te contaba entonces, tras intercambiar algunas clases con ella, parece que le gustó lo que hacía, y me abrió las puertas de Body Organics, dándome con ello la posibilidad  de conocer una manera diferente de trabajar, codo con codo con profesionales de distintas disciplinas: fisioterapeutas, podologos, fisiólogos del deporte… con los que sigo aprendiendo cada día. Dándome además la posibilidad de seguir formándome, aprendiendo y desarrollando mi trabajo más allá del día día de las clases… ya te iré contando.

Hoy voy a dejarte un artículo que puedes leer originalmente en este enlace junto a otros que, si más o menos te manejas en inglés, seguro serán de tu interés. Trata sobre la recuperación de desgarros musculares, utilizando como ejemplo uno de los músculos que más frecuentemente se ve afectado por esta lesión como es el tríceps sural.

www.muscle-pull.comDesgarros musculares en el gemelo desde una perspectiva de Pilates: Tratamiento y ejercicio para promover la curación.

Según se va acercando el buen tiempo más personas se animan a salir y practicar actividades al aire libre como correr, ciclismo, pádel, tenis… La primavera y principios de verano son también la época del año en que comenzamos a ver lesiones como por ejemplo roturas fibrilares en el gemelo o los isquiotibiales, desgarros en el tendón de aquiles… La mayoría de las roturas musculares se comportan en base a un patrón similar. Se siente  como si algo te hubiera golpeado con fuerza (como si te hubieran lanzado una piedra) tras escucharse en ocasiones un ruido seco. Pronto aparece dolor en la zona y a ésto le siguen hinchazón y hematoma. El nivel de gravedad de los desgarros musculares se clasifica en grado 1, grado 2 y grado 3.

  • Grado 1: Se produce cuando el músculo incurre en algunas micro roturas en las fibras musculares. La recuperación es generalmente de dos a cuatro semanas siempre y cuando no vuelve a lesionar el músculo y se sigan las recomendaciones.
  • Grado 2: Las fibras musculares se han desgarrado parcialmente. El período de recuperación lo situaremos entre cuatro y ocho semanas para este tipo de desgarro, siempre y cuando siga las instrucciones de rehabilitación.
  • Grado 3: Se produce cuando la mayor parte de las fibras musculares se han desgarrado. Esto significa, o que el tendón se ha separado del vientre muscular o que el vientre muscular se ha desgarrado en dos partes. Los síntomas que caracterizan a este tipo de lesiones son dolor, inflamación severa y una pérdida completa de la función . La recuperación completa puede tomar de tres a cuatro meses y ,en algunos casos, puede ser necesaria incluso la cirugía.

¿Cómo tratar una rotura muscular? 

Existen tres fases en la recuperación de este tipo de lesión. Recuerda la necesidad de respetar cada una y adaptar un ejercicio apropiado en cada etapa según las posibilidades de la persona lesionada. El proceso conlleva tres fases:

  • Fase inflamatoria: La fase inflamatoria empieza en el momento en que se produce la lesión. Las células sanguíneas comienzan la tarea de reparación haciendo que las células que se han visto dañadas comienzan a ser eliminadas del sistema. Durante esta primera etapa hay cuatro acciones clave: reposo, poner hielo, compresión y elevación. Esta fase suele durar de tres a cuatro días. Los vendajes compresivos pueden ayudar en este punto del proceso de curación.
  • Fase de reparación y remodelación: En la fase de reparación las miofibrillas del músculo comienzan regenerarse y empieza a formarse una cicatriz de tejido conjuntivo para unir las fibras del músculo desgarradas. En los primeros diez días después del trauma  la cicatriz es la zona del músculo más débil. En consecuencia, es importante tener cuidado en este período de tiempo para que no exista nueva rotura del músculo.
  • Fase de vascularización. La completa vascularización de la zona lesionada puede tomar algunos meses. Esencialmente en esta fase los nuevos capilares se originan a partir de los vasos sanguíneos lesionados y encuentran su camino hacia el núcleo de la zona lesionada. Una vascularización exitosa depende de la movilización precoz del músculo, ya que estimula el proceso de irrigación y por tanto que la formación del nuevo tejido sea posible.

¿Qué debe hacer durante las diversas etapas de la curación? Breve resumen

Es importante recordar que durante la primera fase es clave mantener la zona en reposo. Y aplicar hielo, compresión y elevación para evitar la inflamación. Posteriormente se debe comenzar a movilizar de manera controlada y mantener el tejido de la cicatriz suave y flexible durante las primeras seis semanas. Recuerde que el músculo está en su punto más vulnerable en torno a los diez días tras la lesión. Durante este tiempo, es importante incorporar estiramientos adecuados, masaje y movilizaciones del tejido muscular y de la cicatriz.

¿Cómo planificar los ejercicios?

El trabajo de fuerza debe ser restaurado progresivamente con ejercicios en los que la resistencia aumente de manera progresiva. Pilates es ideal para esto porque los distintos muelles se pueden utilizar para crear una resistencia adecuada. Las normas generales con el ejercicio para rehabilitar el músculo dañado son que comience con el trabajo muscular concéntrico (fase de acortamiento y fortalecimiento en el vientre del músculo) y luego agregando ejercicios en contracción muscular excéntrica (que es la fase de alargamiento del músculo). La siguiente fase de la rehabilitación de ejercicio es restablecer la propiocepción (puedes leer sobre este concepto en este enlace). Aquí es donde implementos como superficies inestables y otros objetos pueden ayudar en la mejora progresiva de la fuerza y la capacidad de contractibilidad del músculo.

Ejemplo de ejercicios para la recuperación de un desgarro muscular en el tríceps sural

Cuando una persona presenta un desgarro muscular en esta zona lo más probable es que la parte afectada sea la porción medial del gastrocnemio (o gemelo) . Una vez que se ha puesto hielo y guardado reposo es probable que necesite ver a un fisioterapeuta con el fin de reducir al mínimo la fibrosis en la cicatriz . En torno dos o tres semanas después de la lesión teniendo el visto bueno del mismo, podríamos empezar a desarrollar los siguientes ejercicios:

Paso 1 : Facilitar y potenciar la movilidad de los dedos de los pies. Eleva cada dedo con una banda elástica y crea una resistencia cuando el dedo se mueva de vuelta hacia el suelo. Concéntrate en mantener la posición del talón que presiona levementa hacia atrás y mantener la resistencia entre 10 – 15 segundos.

calf 1

Paso 2 : sentado en la wunda chair permitir la elevación de la barra con los dedos de los pies sobre ella presionar manteniendo eltobillo como eje del movimiento con una resistencia apropiada.

calf 3Progresivamente añadir estiramientos en gemelos y soleos tanto estaticos como dinámicos en el reformer (footwork).calf 4

Paso 3 : Finalmente incorporar ejercicios en los que la persona tiene los pies sobre una superficie inestable en el reformer u otros ejercicios que supongan un reto a nivel propioceptivo.

calf 5

Advertisements

6 thoughts on “Método Pilates en la Recuperación de Lesiones Musculares

  1. Pingback: La Importancia de Preguntar “¿Por qué?” | Why not Pilates?

  2. Pingback: Why not Pilates?

  3. Pingback: Pilates ¿Método de Rehabilitación? | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s