Venciendo el Desequilibrio a Través del Método Pilates (I)

Una de las cosas que más me gusta de Brisbane, la ciudad donde llevo viviendo los últimos ocho meses, es el uso que se hace de los espacios públicos para la práctica de ejercicio. Clima agradable los 12 meses del año unido a la existencia de gran cantidad de parques y jardines siempre impecables, junto con la razón más importante: cultura deportiva hace que sea así. Pero cultura deportiva no de la de sillón, televisión y cervecita; sino de la de pantalón corto, zapatillas y botella de agua.

Hay una actividad que siempre ha llamado mi atención por la habilidad que demuestran las personas que la practican. Creo que lo había visto alguna vez pero no practicada de manera tan generalizada. Consiste en fijar una cuerda o cinta entre dos árboles y tratar de desplazarse caminando de un lado a otro de distintas maneras en base a la pericia de cada uno.

jwj-slackline-0041

fuente: photoblog.statesman.com

Hace unas semanas una compañera me contaba que había quedado con un amigo para probar el slackline. Yo no tenía ni idea de que me estaba hablando pero cuando me empezó hablar de permanecer en equilibrio sobre una cinta elástica situada a menos de medio metro del suelo pensé: Ah, que se llama así…

Me contaba que al principio es difícil: la cinta se mueve demasiado y alguien tiene que sostenerte para poder mantener la verticalidad. Pero después de un tiempo empiezas a entender cómo utilizar tus brazos para que te ayuden a estabilizar y permenecer de pie; cómo debes distribuir tu peso, trasladándolo con control de un pie a otro; la importancia de cómo tu pie se coloca, la sensación de activación de la musculatura central… Me contaba que quien sí había tenido problemas fue su novio que tras un par de intentos sin éxito, abandonó. En cambio ella me decía que cree que el conocimiento y control que tiene sobre su cuerpo a través del Pilates le había ayudado a conseguir controlar la inestabilidad y poder finalmente mantenerse en equilibrio. Que no le resultó demasiado difícil. Incluso me dijo que la próxima vez que fueran me avisaría.

 ¿Qué es el equilibrio?

Ya en una entrada anterior te hablé sobre equilibrio muscular que se refiere al adecuado tono de la musculatura en reposo o al desarrollar un gesto concreto basado en el uso eficiente de la energía y como consecuencia en la calidad de movimiento. Pero este es un concepto diferente .

El equilibrio es una capacidad perceptivo-motriz y como nos cuenta Daniel Muñoz en este artículo  podría definirse como:

“el mantenimiento adecuado de la posición de las distintas partes corporales y del cuerpo mismo en el espacio. Engloba todos aquellos aspectos referidos al dominio postural, permitiendo actuar eficazmente y con el máximo ahorro de energía, al conjunto de sistemas orgánicos.”

Sabemos también que existen dos tipos de equilibrio:

  • Equilibrio estático: cuando no se produce desplazamiento.
  • Equilibrio dinámico: cuando el cuerpo se mueve en el espacio.

A su vez, como se cita en el artículo, existen determinados factores que afectan al equilibrio que se desarrolla en base a la información que aporta el sistema vestibular (localizado en el oído) y la información visual (ponte sobre un pie, ahora cierra los ojos y observa si esto afecta o no a tu equilibrio). Pudiendo clasificar esos factores en tres grupos

  • Factores Sensoriales. El equilibrio es un proceso que se construye desde dentro: Órganos sensoriomotores, sistema laberíntico, sistema plantar y sensaciones cenestésicas.
  • Factores Mecánicos. A su vez se ve afectado por circunstancias externas: Fuerza de la gravedad, centro de gravedad, base de sustentación, peso corporal.
  • Otros Factores. Condicionantes internos circunstanciales: Motivación, capacidad de concentración, inteligencia motriz, autoconfianza.

¿Por qué trabajar con los alumnos en situaciones de desequilibrio?

En Pilates nos encontramos con alumnos con distintas capacidades, objetivos y condición física,   de manera que el trabajo se debe afrontar de manera diferente con unos que con otros en función de lo anteriormente mencionado. Pero ¿Qué beneficios aporta el trabajo en situaciones de desequilibrio?

  1. Toma de conciencia sobre la postura alineada. Entendiendo la postura como un proceso dinámico y no estático. Puedes leer más sobre ello en esta entrada (y podrás ver un vídeo donde se muestra un ejemplo de ejercicios que puedes desarrolar en tus clases)
  2. Precisión en el movimiento. La acción controlada facilita entender el concepto de tensión justa. Para entender esto sólo tienes que pensar en un camarero y la bandeja llena de vasos sobre su mano. Movimientos controlados y precisos permitirán que la bandeja y su contenido lleguen intactos a la mesa tras hacer su recorrido en perfecto equilibrio. Si el camarero realizara movimientos bruscos…
  3. Control sobre el foco atencional. Una situación de desequilibrio exige el 100% de atención al alumno para no perder la posición. Con alumnos en los que te cueste ganarte su atención, esos y esas que no dejan de hablar y no se centran en las indicaciones… créale una situación de inestabilidad y disfruta del silencio.
  4. Concentración en el propio cuerpo y su movimiento. Muy relacionado con lo anterior. Sentir qué está pasando en tu cuerpo en una situación de inestabilidad, esos múltiples ajustes automáticos que realiza el cerebro para que nuestro centro de gravedad permanezca en el eje. Y como poco a poco va resultando más sencillo y lo que inicialmente parecía imposible se convierte en una situación controlada.
  5. Facilita experiencias motrices diferentes lo que amplía el mapa motor. El clásico ejemplo es el de la bicicleta. Quien nunca se ha subido en una le parece imposible permanecer sobre una base de apenas 2 centímetros de ancho. Al que sabe montar le parece imposible que alguien no sea capaz de subirse a un sillín y dar pedales
  6. Posibilidad de transferencia a determinados gestos técnicos. Surf, esquí, gimnasia… existen muchos deportes en los que el desequilibrio está presente y hay que lidiar con él. Si puedes crear situaciones y gestos similares a los que acontece en su deporte a estos alumnos en tus clases les estarás ayudando a mejorar en su deporte.
  7. Desarrollo de la propiocepción. Probar y entrenar situaciones de cambio constante facilitará que con mayor precisión tu cerebro se adapte y ordene cuando necesite una respuesta inmediata y efectiva.
  8. Mayor participación de la musculatura estabilizadora. Músculos necesarios para actividades cotidianas pero que la falta de estímulos de la vida sedentaria la debilita. Esos que te fallan cuando de pronto quieres hacer un esfuerzo subiendo esa caja tan pesada a la balda más alta del armario y resulta que tu cabeza creía que sí, pero tu cuerpo dice que no… que no puedes.
  9. Incremento en el reclutamiento de la musculatura central (lumbar y abdominal). Y este es uno de los mayores aliados para la estabilidad de tu columna y una de las maneras a tu alcance de evitar la temida lumbalgia.

¿Cómo trabajar el equilibrio en tus clases de Pilates?

El viernes que viene a las 12:00 tendrás la segunda parte de esta entrada te contaré cómo puedes trabajar el desequilibrio en tus clases ¿Con qué alumnos es más interesante llevarlo a cabo? ¿Necesito algún material específico?

Y mientras puedes tú contarnos ¿Desarrollas en tus clases situaciones de desequilibrio?

También puedes seguirme en Twitter

Advertisements

7 thoughts on “Venciendo el Desequilibrio a Través del Método Pilates (I)

  1. Me dormí cuando solicitabas propuestas para este viernes y veo q el próximo ya está definido. Espero esa entrada pero puede quedar como propuesta: Pilates Clásico versus Pilates Contempóraneo (versus no pq estén peleados). Gracias, saludos!

  2. Pingback: Venciendo el Desequilibrio a Través del Método Pilates (II) | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s