Hacer de lo Imposible Posible, de lo Difícil Sencillo y de lo Sencillo Elegante

No sé si es porque los Aussies están acostumbrados a trabajar duro pero diría que en el último año en mis clases la palabra que más he repetido con diferencia es “effortless”. Traducido literalemente sería “sin esfuerzo” pero esa traducción no explica de manera precisa el concepto. Porque podría haber quien relacione esfuerzo con intensidad, mayor carga, velocidad… Y entendiéndolo de esa manera, se puede pensar que la ausencia de ésta será: lentitud, debilidad, falta de tono, quietud… Nada que ver. Effortless implica facilidad, eficiencia y esto se aplica independientemente del tipo de ejercicio o actividad  que se lleve a cabo.  Porque en ausencia de esfuerzo se sostiene un bebé recién nacido en brazos. Pero sin esfuerzo aparente también Roger Federer saca a más de 200 km/ hora tras cinco horas de juego, Michael Jordan con sus casi 100 kg de peso volaba sobre sus contrarios y el acróbata mantiene una posición que parece no atenerse a las leyes de la física.

1948093_10152316646687518_1451505043_nUna palabra que siempre había venido repitiendo en mis clases desde el principio (tomada de la persona con quien empecé a dar clase) y que solía hacer mucha gracia a los alumnos es “elegante”. “Postura elegante”, “no nos sentamos de cualquier manera: ¡Elegantes!” Esa elegancia, difícil de definir pero fácil de apreciar tiene poco que ver con la ropa que uno viste o cualquier otro aspecto externo. Es salir de esa antinatural pose fruto del exceso de tiempo que pasamos sentados. Cambiar esa cabeza adelantada con cuello tenso y hombros “enrollados” hacia delante por un cuello largo que asoma cuando las escápulas descienden y situa la cabeza en el eje vertical, en perfecto equilibrio entre los dos hombros de tal manera que nos permitiría mantener un vaso de agua sobre ella sin dificultad. Podríamos decir que esa “elegancia” es realmente una actitud. Y como te conté en esta entrada (En busca de la Postura Ideal) la actitud deja una irremediable huella en nuestra postura (y viceversa). Por ello, me vas a permitir que recupere esta viñeta que me encanta.

www-activasalut-comCuántas veces me habrán dicho alumnos que cuando estaban sentados en el trabajo o caminando por la calle se acordaban de su “postura elegante” y se recolocaban.

Haciendo de lo difícil sencillo y de lo sencillo, elegante

Pues a raíz de ésto, recordaba un artículo de Todd Hargrove (del que ya te hablé en esta entrada) donde parafraseando a M. Feldenkrais decía que en lo que a movimiento se refiere “Se trata de hacer lo imposible posible, lo difícil sencillo y lo sencillo elegante”.

Todd nos cuenta que es necesario practicar los movimientos “fáciles” tanto como los más exigentes.

En la vida cotidiana, la mayoría de la gente rara vez realiza actividades que desafíen su máxima capacidad física. Sentarse frente al ordenador, caminar, correr, agacharse para atarse los zapatos, hacer la cama, llevar bolsas de la compra o bajarse del coche no son esfuerzos físicos intensos. Sin embargo, pueden causar fácilmente molestias, tensión muscular o incluso dolor Así que tiene sentido dedicar tiempo a practicar movimientos con niveles de intensidad moderada o baja. El objetivo es que estos gestos sencillos se conviertan poco a poco en elegantes, suaves, eficientes e incluso placenteros de realizarEn otras palabras, para usar la terminología de la cita Feldenkrais, en la mejora de estas actividades no se trata de hacer posible lo imposible, se trata de hacer lo fácil elegante.

Los medios potencian constantemente este enfoque de hacer posible lo imposible. Los anuncios de Adidas nos dicen que Impossible is nothing”. Nike dice Just do it”. Se escuchan entrenadores que defienden el No pain no gain. Se dice que la mejora del rendimiento es sobre todo una cuestión de fuerza de voluntad y esfuerzo haciendo caso omiso a las señales de nuestro cuerpo. Aunque el esfuerzo y la intensidad son claramente elementos necesarios para alcanzar las metas físicas, un enfoque excesivo en estos aspectos también aproxima a lesiones y no proporcionan las condiciones adecuadas para el aprendizaje de habilidades a mayores niveles de esfuerzo. Dicho de otra manera, la mejora en la vida y en la práctica deportiva está más relacionada con la habilidad que con la voluntad.

Puedes leer el artículo completo en este enlace.

No se trata de moverse sin más, se trata de mejorar día a día la calidad de ese movimiento, traducida en ausencia de tensión o esfuerzo innecesario. De aplicar la intensidad adecuada al gesto. Si alguna vez te has preguntado qué se hace en una clase de Pilates creo que la frase del título puede darte una respuesta. Eso sí también tengo que decirte algo que he oído aunque yo no esté de acuerdo …

…la elegancia no es para todos

61238_425540464168389_1888729105_n

Advertisements

One thought on “Hacer de lo Imposible Posible, de lo Difícil Sencillo y de lo Sencillo Elegante

  1. Pingback: Cómo Hacer Crecer Tu Zona De Confort Hasta El Infinito | DON Y TALENTO

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s