Keep Moving ¡Todo Suma!

¿Haces Pilates? De poco sirve si no haces cardio.

¿Corres? Te destrozará las rodillas.

¿Montas en bici? Sólo trabaja el tren inferior.

¿Caminar? Si no subes pulsaciones no sirve de nada.

¿Spinning? Es malo para la espalda.

¿El tenis? Crea descompensaciones.

¿Nadar? Si no tienes  buena técnica te lesionarás.

¿Entrenamiento de alta intensidad? No puede ser bueno para el corazón.

¿Haces pesas? Las articulaciones sufren mucho

Y otros mensajes de este tipo que se escuchan habitualmente, en ocasiones incluso de profesionales de la actividad física. No debe ser muy motivante para Juan de 60 años que llevaba mucho tiempo sin levantarse del sillón,  una vez que se había concienciado y decidió que ya era suficiente. Tras dos semanas haciendo el esfuerzo de levantarse antes y hacer sus 30 minutos de ejercicio antes de ir a trabajar, de pronto se encuentra con un amigo de su hijo que trabaja en un gimnasio y le dice ¿Caminar? Si no subes pulsaciones no sirve de nada.

O Miguel que con 30 años ha decidido que ya es hora de volver a la actividad. Estaba en el instituto la última vez que decidió calzarse unas zapatillas. Quiere volver a su peso, sentirse mejor físicamente y más a gusto consigo mismo. Sus amigos suelen salir a correr y ha decidido que por qué no va a poder unirse a ellos después de trabajar. Pero ha leído un artículo en internet que dice que le destrozará las rodillas…

O Cristina que tras el embarazo ha decidido que tiene que ponerse las pilas y no abandonarse. Sabe que es importante recuperar el tono en su suelo pélvico y que debe fortalecer la musculatura de su espalda porque su bebé crece y será una carga cada vez más pesada para la que debe estar preparada. Le recomendaron en el hospital cuando dio a luz que hiciera Pilates pero ha escuchado en una charla de no sé qué método nuevo que puede ser contraproducente ¿En qué quedamos?

El único ejercicio malo es el que no haces

Esta semana me invitaron a participar en una encuesta que está llevando a cabo una estudiante para su tesis cuya traducción sería algo como: “Analizando las decisiones sobre la participación en actividad física en padres de niños pequeños”. Pues bien, mereció la pena hacerla sólo por leer la introducción porque me pareció muy aclaratoria desde una perspectiva de ejercicio saludable:

La actividad física es cualquier actividad que pone tu cuerpo en movimiento, hace que tu respiración se acelere y tu corazón lata más rápido. Se puede ser físicamente activo de muchas maneras diferentes y en cualquier momento del día. Hacer actividad física y limitar el comportamiento sedentario cada día es esencial para la salud y el bienestar. Es importante mantenerse activo en la mayoría de los días. Se recomienda acumular 150 – 300 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 a 150 minutos de actividad física de intensidad vigorosa, o una combinación proporcional de ambas actividades cada semana.”

Lo considero una muy buena referencia para profesionales del ejercicio de manera que a partir de aquí puedan ofrecer opciones a sus alumnos y clientes de como planificar su ración de ejercicio semanal desde una perspectiva saludable. Sin necesidad de hacerles elegir sino dando opciones. Porque mejor que marearles con lo que ayer era bueno y hoy parece no serlo tanto, es hacerles entender que el movimiento siempre suma, que tener un estilo de vida activo está al alcance de todos y que aunque tu cerebro es vago y no quiere que hagas ejercicio engañarle no es tan difícil cuando se sabe cómo.

Todo suma

Las frases que te dejo a continuación las he venido recogiendo las últimas semanas y creo que van como anillo al dedo a la entrada de hoy. Pueden ser especialmente interesantes para alguien que empieza a hacer ejercicio o que lo quiere retomar tras un tiempo porque cada actividad que moviliza tu fascia, contrae tus músculos, da movimiento a tus articulaciones, acelera tu respiración y eleva tus pulsaciones, cuenta.

  • 30 minutos de ejercicio diarios suponen sólo un 2% de tu día.
  • Incluso pequeñas cantidades de ejercicio realizadas tienen un alto impacto en la mejora de la salud.Cff2JupWEAAWWsY.jpg large
  • Solo suma el ejercicio que haces, no el dinero que gastes. Empezar por lo segundo rara vez funciona.
  • Al contrario de lo que Nike te quiere hacer creer es lo que tú pones dentro de las zapatillas y no lo que Nike pone lo que te hará ir más rápido.
  • Va más gente al fisio por no hacer deporte que por hacerlo.
  • Mejor si es una actividad que te gusta. Es como las dietas que si son muy restrictivas son insostenibles en el tiempo. Se trata de crear un hábito no un mártir.
  • Acompañado siempre es más fácil. Y sí, es verdad, los profesionales de la actividad física cobramos por ello. Por eso somos profesionales. Una vez que pruebes, verás que merece la pena invertir tu dinero en salud.
www.iainclaridge.co.uk

La vida es como montar en bicicleta, para mantener en equilibrio te debes seguir moviendo” fuente: www.iainclaridge.co.uk

 

 

Advertisements

One thought on “Keep Moving ¡Todo Suma!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s