¿Hacer Pilates para Estar en Forma o Estar en Forma para Hacer Pilates?

No sé si alguna vez te lo has planteado pero creo que es una pregunta que deberías ser capaz de responder rápidamente y tu respuesta mostrará de manera directa cuál es tu enfoque sobre el Método Pilates y lo más importante tu manera de ponerlo en práctica y desarrollarlo con tus alumnos en tus clases. Da detalles de tu estilo como instructor, dónde pones el foco, qué es más importante para tí. Como casi siempre ocurre, no hay una respuesta que sea la correcta, no es más que un punto de vista y estará muy condicionado por tu formación previa, con quién te has formado como instructor de Pilates y en parte, por tu experiencia como profesional. Por suerte nunca me he visto en la tesitura pero si tuviera que buscar un instructor para trabajar codo a codo conmigo y le tuviera que hacer la entrevista de trabajo, la primera pregunta que le haría sería ésta: ¿Consideras que hay que hacer Pilates para estar en forma o hay que estar en forma para hacer Pilates?

www.blackchiropractic.com.au

fuente: blackchiropractor.com.au

Aunque mi respuesta la tengo muy clara, voy a tratar de explicar ambos posibles puntos de vista ya que tanto en formaciones recibidas como hablando con otros compañeros he escuchado razones justificando ambas opciones.

Estar en forma para hacer Pilates

El Pilates es un método de entrenamiento intenso con un repertorio de ejercicios que no esperes sea sencillo, lo que hace que en muchos casos no esté a la altura de todo el mundo. Es muy difícil que si nunca antes has hecho ejercicio de manera regular puedas seguir la estructura de una clase de Pilates ya que necesitas una mínima condición física para poder desarrollarlos de manera adecuada, al ritmo requerido, en el orden indicado. Si has padecido alguna lesión o existe alguna restricción o limitación de movimiento te verás en dificultades a la hora de seguir algunos de los ejercicios o incluso progresar en el desarrollo de otros más complejos. Y las limitaciones no tienen que ser necesariamente sólo a nivel físico. La exigencia no sólo está relacionada con necesitar unos mínimos de fuerza, resistencia muscular, flexibilidad… también está relacionada con otros factores que pueden evidenciar que no te encuentras a la altura de la actividad: dificultades de coordinación, falta de equilibrio, de control corporal… Éstos factores condicionarán tu práctica y harán que sea difícil tu progresión en el repertorio hacia ejercicios de mayor complejidad. Ésta falta de evolución a su vez lleva a una sensación de estancamiento que en muchos casos es real, lo que conlleva decepciones con la práctica de la actividad. Es por ello que son necesarios ciertos niveles de condición física para poder disfrutar y beneficiarse de la práctica del Pilates.

Hacer Pilates para estar en forma

La expresión “estar en forma” es un concepto asociado a un estilo de vida activo, saludable y funcional  para las actividades del día día y el Pilates puede ser una actividad fantástica para alcanzarlo. Si bien para ello más que en el repertorio de ejercicios debes centrarte en la persona y cómo ayudarle a mejorar su funcionalidad. El método Pilates establece un marco basado en los siguientes principios: concentración, control, fluidez, respiración, centro y precisión (de los que te hablé más ampliamente en esta entrada) que aplicados al movimiento sientan unas bases para mejorar, no sólo la cantidad de movimiento, sino también su calidad. Además existe un repertorio base de ejercicios caracterizados por su adaptabilidad a personas con distintos niveles de condición física. Sumado a ésto se cuenta con equipamientos y otros materiales que facilitan la posibilidad de desarrollarlos en busca de la mejora de la salud, condición física y calidad de vida. Sin duda trabajar con personas con dificultades y restricciones de movilidad conlleva una responsabilidad extra por el enorme reto que supone pero que acompañados del mismo nivel de formación y el conocimiento adecuado puede desarrollarse adecuadamente, de manera que se podría afirmar que la falta de condición física nunca supondrá una limitación a la hora de desarrollar una clase de Pilates siempre y cuando ésta esté correctamente diseñada, desarrollada y adaptada al alumno.

En mi opinión la pregunta que titula este post y la respuesta que tú puedas darme está directamente relacionada con la consideración del Pilates como un fin en sí mismo o como un medio al servicio del individuo para alcanzar otros objetivos. Como te decía al principio si lees el blog ya sabrás lo que yo opino pero lo que más me interesa es saber tu opinión:

¿Consideras que hay que estar en forma para hacer Pilates o utilizar el Pilates para “ponerse en forma”?

Advertisements

7 thoughts on “¿Hacer Pilates para Estar en Forma o Estar en Forma para Hacer Pilates?

  1. Reblogged this on Propósitosalud and commented:
    Y tu? porque haces Pilates?? y si tu todavia no lo haces, a que esperas para que tu vida cambie.

    Feliz fin de semana largo… Yo sin duda como profesional del metodo lo integro en mi vida para mejorarla, entrenar y respetar tu cuerpo todo uno con el metodo Pilates

  2. Ojalá Pilates fuera un medio para estar en forma! Pero: q hay de las barreras q ponen los alumnos, muchos de los cuales comienzan su primera experiencia con el movimiento a los 65 años y no por elección sino por indicación médica? Quisiera responder q no es necesario estar en forma para hacer Pilates, pero trato a diario con personas q no desean cambiar la mente y ese es el mayor impedimento no el aspecto físico. Gracias Manuel, saludos!

  3. Para mí es sencillo. Ambas reflexiones son correctas. En principio utilizó las herramientas del Pilates para que mis clientes se pongan en forma y casi sin darse cuenta están practicando y disfrutando del Pilates porque sus cuerpos están “reformados y reforzados”. El paso de un estado al otro es tan sutil que no nos damos cuenta de nuestros logros y avances ,porque su práctica proporciona esa sensación de bienestar tan gratificante.

  4. Sin dudas: Pilates para estar en forma! El ejercicio debe adaptarse al alumno y no al revés… entendiendo la técnica y sabiendo el movimiento que necesita a la persona, debemos poder cambiar el ejercicio para q pueda hacerlo, en condiciones de seguridad! Como dices, una técnica al servicio el ser humano y no al reves. Supongo las escuelas clásicas piensan al revés. Gracias por tus posts!

  5. Movement practices like pilates can be joyously freeing for those who hate the gym and exercise. In someways the liberation that you can work calmly and with great focus to discover the body allows many to find shape. There are many people who don’t fit into the exercise culture but through the pilates method find the shape and form of good health. IN otherwords it is about offering choices and options to people

    • Totally agree.
      From my point of view the best teacher is not the one that can offer a wider repertoire or the one that has study a specific training or degree but the one is able to be adaptable to different circumstances, handicaps or goals. As you said, offering different choices to specific needs.
      Thanks for commenting!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s