¿Estás Incrementando la Fuerza o Aumentando la Tensión?

Recientemente he tenido la oportunidad de recibir una formación de Gyrokinesis y a raíz de ello se me ha ocurrido una teoría, a ver si la compartes conmigo.  Hablando de formaciones relacionadas con el movimiento haría una clasificación dividiéndolas en tres:

  1. Las que te enseñan ejercicios.
  2. Las que te enseñan a entender el movimiento y como facilitarlo.
  3. Las que te enseñan a entender el cuerpo humano y su funcionamiento.

Si tuviera que analizar como está siendo mi trayectoria te diría que por mi formación académica tuve que empezar por lo último (entendiéndolo poco eso sí) durante la carrera. Ya sabes: horas de estudio de anatomía, fisiología, biomecánica… para vomitarlo sobre un folio el día del exámen. Pero ya sabes lo que pasa cuando el conocimiento no es significativo: el cerebro rápidamente lo archiva quién sabe dónde por lo que, en la mayoría de las ocasiones, queda relegado al olvido.

peerh.com

fuente: peerh.com

En las primeras formaciones de Pilates aprendí fundamentalmente de lo primero: ejercicios. En realidad cuando empiezas a dar clase tu temor es quedarte sin ideas o que tus sesiones sean aburridas. Por lo tanto, todas las nuevas ideas sobre ejercicios a desarrollar con tus alumnos la semana siguiente, son bienvenidas.

Después tuve la suerte de descubrir a Gideon Avrahami y creo que fue la principal razón por la que a día de hoy me dedico a ésto porque me supuso un antes y un después. Cuatro años realizando formaciones con él me ayudó a entender de una manera totalmente diferente el cuerpo y el movimiento. Los matices, las correcciones, el uso de las manos, la utilización de la palabra precisa en el momento adecuado. El 80% de lo que he escrito en este blog diría que lo aprendí con él.

Una vez llegué a Australia, tuve la posibilidad de descubrir las formaciones del tercer grupo: las que te enseñan a entender el cuerpo humano y su funcionamiento. Los distintos seminarios de Anatomy Dimensions supusieron un nuevo cambio de chip. Fue entender lo que hay detrás. Yo sabía que había ejercicios que me funcionaban con los clientes, que mejoraban la tensión cervical, que ayudaban a mejorar las molestias en la columna lumbar, que facilitaban la movilidad en general… Estos cursos me ayudaron a entender por qué. Digamos que es como cuando el mago mueve sus manos y sin saber cómo la pelotita ha pasado de una a la otra. Sabes que la magia no existe por lo que tiene que haber una explicación. Es una pasada que te la den. (Pronto os anuncio las fechas y lugares de los seminarios en España pero ya os adelanto que serán en octubre)

El movimiento entendido como un proceso gradual

Volviendo al tema inicial, las casi 40 horas de Gyrokinesis las clasificaría dentro del segundo grupo: Las que te enseñan a entender el movimiento. Hubo aspectos que me parecieron más aplicables que otros pero hubo conceptos que me resultaron interesantes. Especialmente uno basado en entender el movimiento como un proceso gradual, continuo, que no termina. Y en ese movimiento se atraviesan distintas fases de activación. El movimiento no sólo consta de dos fases: contracción-relajación, o fase excéntrica- concéntrica sino que existen múltiples grados de activación acompañando la fase del movimiento. Un ejemplo claro lo puedes apreciar en la presión que puedes ejercer con tu mano. La mano cerrada pero relajada correspondería a activación 0%, tu puño cerrado presionando con todas tus fuerzas correspondería al 100%. Pues bien, entre medias existen múltiples niveles de activación.

  • Si vas con tu pareja de la mano estarás ejerciendo una presión del 10%
  • si caminas hacia casa con un par de bolsas de la compra en tus manos estarías en torno al 30%
  • Si paseas a tu perro y es de los impacientes tendrás que sujetar la correa ejerciendo al menos un 50% de tu fuerza.
  • Si tratas de abrir un bote a rosca posiblemente la presión que ejerzas esté próxima al 70%
  • Si estás colgado/a de una barra de dominadas la activación en tu mano rondará el 90%

¿Y a dónde quiero ir con todo esto? Estamos viendo que a nivel funcional tus flexores de los dedos están desarrollando en el día a día acciones que requieren distintos niveles de activación. Pues bien, me llama la atención que esa falta de “gradualidad” no se aplica en muchos casos en Pilates. Ya te hablé de los 10 pecados del instructor novato y uno que quizá me dejé es la obsesión con la activación del transverso abdominal. Evidentemente no es culpa del instructor sino del formador que le repitió y repitió el clásico “ombligo dentro, más, más dentro”… todo el tiempo. A mí también me lo contaron. Confundiendo la importancia de un centro activo y con un tono adecuado y adaptable con una musculatura central disfuncional cuya tensión y rigidez va acompañada de falta de movilidad, e incluso con dificultades para relajarla cuando sea necesario. Porque en este caso más no es mejor. Y si no que se lo pregunten a Eden Haugland, instructora de Pilates con más de 15 años de experiencia que reciéntemente escribía un artículo titulado: Lo que tener un bebé me enseñó sobre el core que ninguna formación de Pilates había hecho.

Lo que ninguna formación de Pilates me enseñó

En este artículo nos cuenta una experiencia personal.  Lo tranquila que afrontaba el día en el que daría a luz a su bebé “con mi core super fuerte controlaría y empujaría con facilidad mi bebé rápidamente ¿No podía ser de otra manera?” Confiada de que un parto natural sin complicaciones sería incluso su propio mini-experimento sobre el funcionamiento de su cuerpo a nivel muscular.

Las contracciones empezaron a ser más fuertes y rápidas pero el dominio sobre su repiración hacía todo un poco más fácil hasta su llegada al hospital. Las dificultades se hicieron evidente cuando tras 10 horas de soportar contracciones sólo había conseguido 6 centímetros de dilatación. Tras probar distintas cuestiones el médico dijo la palabra que no quería escuchar: cesárea.

El nacimiento se produjo sin complicaciones pero a Eden le asaltaban las dudas: “Soy una mujer, una de las funciones de mi cuerpo es la de dar a luz, y mi cuerpo no podía hacerlo por sí mismo ¿Qué he estado haciendo mal todo este tiempo? Crear un centro fuerte o un centro con tensión e hipertónico? ”

La respuesta la da ella misma: “Los músculos se supone que no deben tener únicamente la capacidad de contraerse para mantenerse contraidos todo el tiempo. Están diseñados para contraerse, relajarse y luego volver a contraerse. La fase de liberación no sólo está relacionada con aumentar la flexibilidad o significa descansar. La liberación de los músculos les permite volver a contraerse de nuevo de manera más efectiva”.

Este es un ejemplo de como el exceso de activación no supone un incremento de la fuerza sino de la tensión. La próxima vez que en tus clases pienses en decir el obsoleto “ombligo adentro” aclara primero el concepto si no quieres seguir contribuyendo a la disfuncionalidad. Puede que no lo hubieras escuchado antes, ahora toca entonces cambiar el chip.
Advertisements

14 thoughts on “¿Estás Incrementando la Fuerza o Aumentando la Tensión?

  1. Buenas! Me ha parecido muy interesante ese concepto. Cuando me formé también me grabaron a fuego ese mantra de ombligo adentro, pero a lo largo de mi experiencia y por las sensaciones que me transmiten mis alumnos en mis clases, he pasado a trabajar con una activación digamos del 50% del transverso con fases de relajación y haciendo hincapié sobre todo en que aumenten un poco la tensión del centro durante la exhalación, y creo que mis alumnos se sienten primero más relajados al no buscar esa activación máxima, controlan mejor las fases de respiración y la fluidez y naturalidad de los movimientos ha aumentado al eliminar esa tensión excesiva del transverso. Esa es mi apreciación.
    Un saludo y gracias por estar al pie del cañón todos los viernes!

  2. Hola yo entiendo que pilates es movimiento y que los ejercicios tienen que ser llevados lo mas naturales posibls con la respiracion que es fundamental para llevarlos a cabo y alargar y tonificar en todos sus grados cambiandolos y variando una vez con imaginacion y otra con mas tecnica, una vez mas Gracias Manuel !!!
    Si si a mi tambien lo del ombligo de dentro arriba tambien me lo dijeron Hundred de veces jajajajjajaja

  3. Grande articulo, gracias!!!

    Enviado desde mi iPhone

    > El 6 may 2016, a las 12:37, Why not Pilates? escribió:
    >
    >
    >

  4. Manuel, muy buen artículo. Es curioso hace poco estuve en Cuba en un encuentro de ballet y una de las cosas que hablaba con uno de los preparadores físicos era la importancia de hacer entender al bailarín que no podía estar ni bailar contraído, pues esto generaría toda una tensión no funcional y probabilidad de mayor lesión. Me gustaría también saber que opina de los hipopresivos, yo no soy muy fan de ellos por la misma razón de la tensión que generan y me parecen posiciones forzadas y poco naturales para el cuerpo. Es siempre agradable leer sus notas, saludos

    • En Cuba, qué maravilla!
      Hasta donde sé he escuchado que a nivel ginecológico funciona muy bien. Pero como dices es un gesto poco funcional y de difícil aplicación desde una perspectiva de movimiento. Un saludo.

  5. Gracias por el link y el ejemplo de Eden, Manuel. Yo estoy a punto de dar a luz, soy trainer de Pilates y de Gyrotonic y Gyrokinesis tambien (justamente lo mencionabas en este post, y te diré que yo soy “Progyrotonic y ProGyrokinesis”, me encanta, son una de las metodologias que a dia de hoy mas me gustan practicar y mejores resultados veo, sobretodo en cuanto a descompresion y liberar espacio para empezar a movernos) y justamente me temo lo mismo que le paso a Eden y a otras amigas bailarinas y practicantes de Yoga. Al parecer las deportistas soportamos muy bien el dolor, pero si que es verdad que tendemos a tener hipertonico el suelo pélvico. Por supuesto, voy a intentar pensar en positivo y sobretodo que el proceso del parto sea el mejor y mas indicado para la salud de mi bebe principalmente y la mia independientemente del protocolo escogido, que en mi caso tambien es el natural. Ya hace cosa de un mes la obstetra me dijo que dejara de hacer los ejercicios de Kegel, que son para contraer suelo pélvico, y que se practican durante el embarazo y despues, y que pusiera mi intencion en relajar el suelo pelvico, sobretodo para evitar la hipertonia o compensarla precisamente de la practica añadida del Pilates, ademas teniendo que practicar los masajes perineales que tambien estan focalizados en relajar parte de la musculatura del suelo pélvico. En fin, que como tu bien dices en tu post lo mas importante es controlar la intensidad de la fuerza pero sin llegar a tensionar, porque en ese caso lo que estaremos consiguiendo es bloquear, constreñir y provocar futuro dolor.
    Gracias por todos tus post, hasta pronto y a cruzar los deditos!!
    Marta

  6. gracias Manuel, ahora que reflexiono y tenia algunas dudas; la realidad! y me parecía que estoy haciendo un mal trabajo porque no logro ese centro super ajustado!! además, de que tiene que justamente con etapas de la vida que necesitan mas hincapié por debilitamiento de la zona “piso pélvico” y no es cuando sos joven o estas por tener a tu bebe…también! me gustaría saber tu opinión sobre el método hipopresivo que esta en boga pero que tampoco me parece natural…

  7. Hola Manuel!
    Intento sacar el suficiente tiempo para argumentar mi hipótesis sobre tu post. Resumiendo y antes de profundizar en ello…todo se resumen en TONO. El tono muscular es su estado basal, y este puede ser hipo/hipertónico. Creo que ahí está la clave para saber si haces fuerza o aumentas tensión. La muestra la tenemos en los músculos tónicos y los fásicos. Decir “ombligo dentro” para activar el transverso no implica exceso de tono en el mismo. De hecho su activación implica la activación de musculatura sinérgica que debería generar patrones motores adecuados. Como bien dices, hay que enseñar lo que significa ombligo dentro, que no es lo mismo que tripa dura, por ejemplo.
    El caso de Eden es similar a alguno que me han contado amigas matronas. Antes de recomendar un determinado ejercicio hay que saber para que lo haces, para que lo vas a necesitar y si hay algo que lo impida. Un ejemplo, alumno con región lumbar rectificada (hipolordosis). Esto implica una flexión del tronco de base, así que, todo aquel ejercicio del método pilates que implique flexión de tronco (hundred, roll up, serie abd, etc) aumentarían el tono del recto abdominal pudiendo provocar lesiones.
    Lo que trato de explicar es que la herramienta (pilates) es la que hay que aplicar correctamente, no se trata solo de repetir ciertas expresiones.
    Está muy bien que planteés esta reflexión, a muchos nos hace pensar en aquellos aspectos que podemos mejorar. Gracias por agitar conciencias.
    Abrazos!

  8. Pingback: Un Sencillo Ejemplo para Entender porqué Decir “Ombligo Dentro” no Facilita la Correcta Activación Central: La Sonrisa Verdadera | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s