Agujetas ¿Por qué? Lo que no Conocías Sobre el Dolor Muscular Postejercicio

Enero es el mes de las agujetas ¿Por qué? Porque de pronto se te ha ocurrido que hay que volver a la carga tras el parón navideño. Trataste de ponerte al nivel que estabas cuando tenías el ritmo y la rutina de ejercicio cogida pero resulta que al día siguiente suena el despertador y al levantarte de la cama tus músculos parecen estar siendo atravesados por decenas de alfileres que hacen que el mínimo movimiento duela. Y piensas: quizá ayer me pasé.20130326164438-leg-muscle-pain

Tranquilidad, son agujetas y como vinieron se irán. Escucharás a los alarmistas de siempre decir: ten cuidado, si tienes agujetas es porque has hecho un sobreesfuerzo, tu entrenamiento está mal planificado, eso no tiene que pasar y el cuerpo lo paga. Bueno en realidad no debería pasar porque no deberías  haber estado tantos días sin moverte. Yo siempre digo que las agujetas son la resaca del deportista. Fruto del esfuerzo y las ganas de recuperar la forma. Porque si vuelves a leer el principio de este post podría haberlo comenzado exáctamente igual pero en lugar de notar esos alfileres que atravesaban tus cuádriceps la sensación podría ser de que te taladraban la cabeza fruto de que la noche anterior te pasaste de copas. Y muchas veces por esto no nos alarmamos tanto.

Falsos mitos sobre las agujetas

  1. El agua con bicarbonato hace que el dolor producido por las agujetas remita. Es cierto que con este remedio casero notarás que la molestias producidas van poco a poco a menos. Pero también remitirán si decides no tomarlo y rezar a la virgen de Lourdes. La molestias musculares post  ejercicio remitirán gradualmente tomes algo o no. El tiempo es el mejor aliado para la recuperación de cualquier lesión se esté recibiendo el tratamiento adecuado o no.
  2. Las agujetas son formadas por cristales de ácido láctico. Esta es una explicación que todos hemos oído pero sin ninguna base ya que el  ácido láctico es un combustible que utilizan nuestros músculos para producir energía en esfuerzos intensos pero que desaparece una hora después de finalizar la actividad. Y como hemos dicho anteriormente y seguro has experimentado más de una vez los efectos de las agujetas son bastante más duraderos.
  3. Una aspirina ayuda a recuperarte. Ni aspirina ni antiinflamatorios ni ibuprofeno o similares ayudan en la recuperación ya que, evitan la respuesta inflamatoria. Según cuenta el profesor Deyhle basado en una reciente investigación: “Nuestros datos sugieren que cuando la inflamación está debidamente regulada es un proceso normal y saludable que el cuerpo usa para curarse a sí mismo“.

Lo que no sabías sobre las agujetas.

  1. El ejercicio repetido reduce la aparición de las agujetas. Posiblemente ya lo sabías pero tal vez desconocías que hasta hace poco no se ha descubierto la razón y es la presencia de las células T en el proceso de regeneración. Después de la repetición del ejercicio estas células pueden facilitar la reparación acelerada. En otras palabras, el músculo parece recordar el daño producido y reacciona de forma similar a cuando el sistema inmunológico responde ante toxinas, bacterias o virus.
  2. El término médico es mialgia diferida aunque también se usan otros términos como  dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (DOMPAT), en inglés DOMS (delayed onset muscular soreness) para referirse a las agujetas.
  3. Nunca busques esta palabra en inglés en Google translator. Cuando llegué a Australia cometí ese pequeño error. En algunos países de Lationoamérica (un saludo a los lectores latinos) se denomina agujetas a los cordones de los zapatos. Fue precisamente esa la traducción que me dio el translator: shoelaces. Pasé unas cuántas semanas preguntando a mis alumnos por los cordones de sus zapatos cuando llegaban a clase de Pilates sin entender su cara de extrañeza.

En resumen, que las agujetas son un indicativo de que te has movido, de que has entrenado, de que has hecho más ejercicio de lo habitual y ahora tu cuerpo te lo recuerda. Y toca aguantar ya que no hay evidencia científica que respalde ningún tratamiento efectivo contra ese dolor muscular: ni cremas, ni aplicando frío, ni con masaje. Esto es como la gripe que dicen que dura una semana medicado o 7 días sin tomar nada aunque siempre recordando que hablando de dolor muscular postejercicio sus efectos no durarán más de 48 horas.

Por cierto ¿Alguien sigue haciendo el reto de las 8 semanas? ¿A que ya no hay agujetas en el abdomen? Que ya estamos a punto de terminarlo y de vosotros depende que haya segunda parte. Si te apetece y me dejas tu comentario os propondré un segundo reto.

Fuentes:

Why your muscles get less sore as you stick with your gym routine
Desmontando mitos: las agujetas y los cristales de ácido láctico.
Advertisements

3 thoughts on “Agujetas ¿Por qué? Lo que no Conocías Sobre el Dolor Muscular Postejercicio

  1. En el centro donde hago Pilates (ya llevo 7 años) seguimos la misma rutina: los martes con aparato (distinto cada semana) y los jueves reformer. Todas las semanas tengo agujetas.
    PD. El reto de las 8 semanas va por buen camino!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s