¿Sabrías Reconocer los Distintos Tipos de Dolor de Espalda?

Me encanta recibir visitas, y mucho más si se trata de profesionales con los que compartes esa ilusión que tiene el que disfruta con lo que hace, ya que además tienes la oportunidad de poner en común, compartir, contrastar y  aprender. Cuando comenzaba con este blog siempre miraba con el rabillo del ojo el trabajo que desarrollaban otros compañeros. Así descubrí FisioActividad y a su autor Paco García. Paco posee la perspectiva del profesional del ejercicio y del fisioterapeuta por formación, conocimiento y convicción. Así que aprovechando su viaje por Australia y su visita a Brisbane no podía dejar que se fuera sin presentártele y que así descubras un poco más sobre él y el trabajo que desarrolla. En la actualidad combina su labor como instructor de Pilates con la coordinación de la Unidad de Ejercicio de la Escuela de Espalda (EEDE) en #BfitIbiza.

¿Sabrías Reconocer los Distintos Tipos de Dolor de Espalda?

Es muy habitual que a nuestras clases de pilates lleguen alumnos que padecen dolor de espalda desde hace tiempo, lo que se conoce como dolor lumbar crónico (CLBP). De ellos, el 90%  no tienen un diagnóstico definido (Saner, 2011) o dolor de espalda crónico inespecífico (NSLBP). Para identificar qué tipo de dolor de espalda presenta nuestro alumno , Luomajoki propone una clasificación en subgrupos basada en la de O’Sullivan de 2004 que puedes ver en la siguiente imagen y que detallo a continuación:Classification of LBP.jpg
1- El 10% que tiene diagnóstico definido. El primer grupo está representado por trastornos en los que los altos niveles de dolor y discapacidad, así como las alteraciones del movimiento y/o control son adaptaciones secundarias a un proceso patológico como pueden ser: una compresión de la raíz nerviosa, un tumor en la región, una fractura ósea, etc. Son daños en los tejidos que están evidenciados y diagnosticados por un médico.
2- El segundo grupo que forma el 90% no tiene un diagnóstico concreto (NSLBP). Este grupo mayoritario de alumnos que padecen dolor lumbar podríamos clasificarlo en tres subgrupos.
  •  2.1. De carácter no mecánico. El trastorno del dolor tiene su origen central, asociado a un predominio de factores psicológicos y / o sociales (no orgánicos). Parece que en este pequeño grupo de pacientes la hipersensibilidad de su sistema nervioso central presenta dominancia en su trastorno. Puede evidenciarse en la actitud de hipervigilancia previa al movimiento:  miedo al movimiento, catastrofismo, banderas amarillas.
  • 2.2. De carácter mecánico. Aquellos en los que se producen adaptaciones erróneas ante alteraciones del movimiento o control. Estas estrategias de repetición defectuosas mantenidas en el tiempo dan como resultado cargas anormales en los tejidos, asociadas con una estabilidad espinal excesiva (rigidez) o reducida (inestabilidad), dolor, discapacidad y angustia. Este grupo se clasifica en dos subgrupos:
    • Aquellos en los que el dolor aparece en movimientos en una determinada dirección. Estas alteraciones limitan el rango de movimiento provocando un comportamiento de evitación.
    • Las alteraciones de control motor llevan a las articulaciones más allá del rango fisiológico. Esto conllevará tensiones en los tejidos blandos provocando dolor en la región lumbar.

¿Cómo detectar ante que tipo de dolor crónico de espalda nos encontramos?

Existe una batería de ejercicios, un total de 9 test protocolizados. Estos test son muy fiables y sirven para detectar sinos encontramos ante una restricción de movimiento o una falta de control motor. El artículo donde encontrar toda la batería es el siguiente: Fiabilidad de las pruebas de control de movimiento en la columna lumbar. (Luomajoki, 2007).
En este post voy a describir aquellos que nos van a ayudar a detectar las alteraciones de movimiento en la flexo-extesión del complejo lumbopélvico (caderas y lumbares) para lo que utilizaré las imágenes originales del propio artículo.

1.”Reverencia del camarero”. Flexión de las caderas en posición vertical sin movimiento (flexión) de la espalda baja.(Luomajoki, 2007)

reverenci-de-los-camareros-luomajokiA. Correcto: Flexión hacia adelante de las caderas sin movimiento de la parte baja de la espalda (50-70 ° Flexión de las caderas).
B. Alterado: Incapacidad para alcanzar un ángulo flexión de cadera por debajo de 50º con o sin movimiento de la región lumbar.

2. “Balanceo hacia atrás“. Transferencia de la pelvis hacia atrás (“balanceo”) en una posición cuadrúpeda manteniendo la espalda baja en punto muerto. (Luomajoki, 2007)

rocking-backguards-luomajoki

A. Correcto. LLegando a 120° de la flexión de la cadera sin movimiento de flexión lumbar transfiriendo la pelvis hacia atrás.
B. Alterado. La flexión de la cadera produce a su vez flexión en la columna lumbar (típicamente la persona no es consciente de ello).

3. Balanceo hacia delante. (Luomajoki, 2007)

Rocking forwards- Luomajoki.jpgA. Correcto. Oscilación hacia adelante sin movimiento de extensión de la parte baja de la espalda.
B. Alterado. El movimiento de la cadera lleva a la extensión de la parte baja de la espalda.

4. Basculación de la pelvis. Activamente en posición vertical. (Luomajoki, 2007)

pelic-tilt-luomajoki

A. Correcto. Activamente en posición vertical (actividad de glúteos); manteniendo la columna torácica neutra y la lumbar se mueve hacia la flexión.
B. Alterada. La pelvis no se inclina o la parte baja de la espalda se mueve hacia la extensión / No hay actividad glútea / Flexión compensatoria en el tórax.

¿Cómo actuar cuando ya conoces el tipo de dolor de espalda de tu alumno?

Si conoces cual es el problema de tu alumno, será más sencilla la elección de los ejercicios indicados para su problema mecánico. Recordemos que la alteración de movimiento que puede presentar nuestro alumno puede ser de dos tipos: restricción de movimiento con dolor, o inestabilidad de la columna que provoca dolor. Es muy posible que se den ambos casos a la vez. En ese caso siempre trataremos de abordaremos en primer lugar la rigidez antes de enfocarnos en el control motor.

  • Restricción de movimiento: plantea ejercicios que provoquen oscilación en las articulaciones que presenten rigidez.
  • Falta de control motor:  serán ejercicios que desarrollen la fuerza en aquellas áreas debilitadas o en ausencia de actividad muscular, pudiendo elegir los ejercicios isométricos como primera opción.

 

Referencias bibliográficas:

  • Saner J, Kool J, de Bie RA, Sieben JM, Luomajoki H. Movement control exercise versus general exercise to reduce disability in patients with low back pain and movement control impairment. A randomised controlled trial. BMC Musculoskeletal Disorders2011;12:207. doi: 10.1186/1471-2474-12-207.
  • O’Sullivan P. Diagnosis and classification of chronic low back pain disorders: Maladaptive movement and motor control impairments as underlying mechanism. Manual Therapy. 2005;11; 104:242–255. doi: 10.1016/j.math.2005.07.001.
  • Luomajoki H, Kool J, de Bruin ED, Airaksinen O. Reliability of movement control tests in the lumbar spine. BMC Musculoskeletal Disorders. 2007;8:90. doi:10.1186/1471-2474-8-90.
Advertisements

9 thoughts on “¿Sabrías Reconocer los Distintos Tipos de Dolor de Espalda?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s