Psoas ¿El Músculo de qué?

Si pudiéramos laminar las distintas estructuras de la región central de tu cuerpo como si de capas de una cebolla se tratara la primera que nos encontraríamos sería la piel y pegada a ella estarían los músculos abdominales. Superficialmente encontraríamos el recto abdominal y el oblícuo externo y si seguimos despegando esas finas láminas las siguientes serían el oblícuo interno y el transverso del abdomen.

psoas-muscle-group_354719591

fuente:  http://adellebrewer.com

Profundizando un poco más aparecería una capa de tejido graso que cubre y soporta los intestinos y el resto de órganos en el abdomen inferior. Es el epiplón, también conocido como omento. Levantamos otra capa y ahí aparece en torno a ocho metros de intestino delgado milimétricamente plegado junto al intestino grueso y el páncreas. Al retirar esa capa aparecerían los riñones junto a la vena cava y la arteria aorta y al levantar una lámina más ahí están. Junto al músculo ilíaco, uno a cada lado de tu columna vertebral recorriendo desde la la duodécima dorsal todas las vértebras lumbares para insertarse en el trocánter menor del fémur haciendo de enlace entre la columna y los miembros inferiores. Es el psoas mayor en lo más profundo de tu región central ¿Será por eso que lo llaman el músculo del alma?

El psoas no es el “fuck***” músculo del alma.

En el top 3 de las entradas más visitadas y comentadas del blog está la referente a este músculo titulada “7 aspectos que no te habían contado sobre el psoas“. En ella se explican algunas afirmaciones recogidas de otros artículos sobre el psoas mayor. Algunas de ellas me resultaron especialmente sorprendentes (puedes leerlas en este enlace).

Recientemente me llegó a través de las redes sociales un artículo que creo deberías conocer. Hay que tener cuidado con los razonamientos simples porque si algo he aprendido a lo largo de los años de diferentes instructores, sanitarios, terapeutas o profesionales del ejercicio es que cada cuerpo es único y los razonamientos 1+1= 2 no siempre funcionan en el cuerpo humano. Es difícil dar respuestas simples a problemas complejos y un clásico es ¿Te duele la zona lumbar? Tu psoas está acortado. El artículo de Jory Serota no se anda con medias tintas y se titula: The Psoas is not the Muscle of your F***ing Soul. Te dejo parte de lo que Jory escribe:

Se afirma con rotundidad que el psoas es la fuente de todo el dolor de espalda o de cadera y que liberarlo solucionará tu problema a nivel discal o tus dolores de ceática.

Para algunas de estas personas también se le puede considerar el origen de sus problemas emocionales. Donde reside su miedo, lo que crea su ansiedad o el origen de su depresión, por lo que todo lo que tiene que hacer es estirar su psoas y la angustia desaparecerá mágicamente de las profundidades de su ser.

Si tiene problemas con su pareja, es porque tiene un psoas demasiado tenso. Si no está ganando suficiente dinero, simplemente estire su psoas y su cuenta bancaria se disparará. Incluso si tienes la gota ¡Sólo estira tu psoas y serás sanado!

No podría decir cuántas veces alguien ha venido a mí con dolor de espalda al que se le ha dicho previamente que debía estirar su psoas. Y lo habían estado haciendo durante semanas sin que nada cambiara.

Como terapeuta, es mi trabajo evaluar la funcionalidad y el movimiento de cada persona que acude a mí. Cuando alguien viene con dolor de espalda, el psoas es uno de los cinco grupos musculares principales que reviso. Más de la mitad de estas personas presentan psoas débil o inhibido, y la clave para su salud no es estirarlo, sino fortalecerlo. 

  • En primer lugar, el psoas es un estabilizador de la espalda baja. Si se vuelve débil, otros músculos alrededor de la columna deberán cumplir su función. Para algunos de ellos éste es su trabajo, pero otros, simplemente están realizando una tarea que no es la suya. Éste es el fundamento de lo que llamamos compensación.
  • Su segunda función principal es la de ser un potente flexor de cadera. Tiene un rol principal en acciones como caminar, correr, saltar, elevar la pierna en el aire y acercar su rodilla en su pecho.

Para alguien que tiene los isquiotibiales demasiado tensos y los trata de estirar todo el tiempo con escaso resultados, el psoas puede ser parte de la respuesta. Pero, puede que no lo sea en la manera que piensas.

Como escribí más arriba, el psoas es bastante propenso a la debilidad y la inhibición. Si quieres hacer una comprobación básica, siéntate sobre la espalda y mantén la pierna en el aire (si no puedes hacerlo en 90 grados, mantén la rodilla ligeramente flexionada y mantenla tan alto como puedas). Deberías ser capaz de sostenerla en esa posición durante un minuto o más sin tensión. Si lo encuentras difícil, existe la posibilidad de que no necesites estirar tu psoas, quizá debas fortalecerlo.

Nuestras mentes y nuestros cuerpos están conectados. Hay pocas personas por ahí que afirmen lo contrario. Cuando llevamos nuestra mente a un nivel mayor de consciencia aumentamos la calidad de nuestras vidas, tanto en términos de movilidad como de salud mental.

Afirmar, sin embargo, que un músculo, en este caso el psoas, es el eje de nuestro sufrimiento emocional y físico es simplemente falso. Y decir entonces que estirarlo es la solución eterna a su curación y funcionalidad responde sólo a falta de conocimiento.

Todos nuestros músculos son los músculos de nuestra alma. Cuando la conciencia despierta, despertamos.

Y tú que opinas ¿Consideras el psoas es el músculo del alma?

Advertisements

6 thoughts on “Psoas ¿El Músculo de qué?

  1. Gracias por esta revisión y dar una vuelta de tuerca a lo que creía saber.
    No creer todo lo que nos cuentan sino basarnos en la experiencia y no dejar de investigar eso marca la diferencia

  2. Me ha encantado el artículo, pero a mí me queda una duda, cuando una persona está sentada sobre los isquiones con pies apoyados en el suelo y rodillas flexionadas se queja de dolor en la ingle eso podría ser debilidad de posas o acortamiento?
    Gracias

  3. Es cierto que es un músculo muy importante por la función que realiza pero de ahí a que sea el músculo del alma……..
    Creo que lo has explicado genial Manuel, y estoy completamente de acuerdo. Y me encanta tu cierre:
    “Todos nuestros músculos son los músculos de nuestra alma. Cuando la conciencia despierta, despertamos.”
    Con esto lo dices todo 🙂
    Muchas gracias Manuel!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s