Estudio. Pilates: Improbable que Cause Daño en Suelo Pélvico

No sé tú pero yo suelo poner en cuarentena siempre las afirmaciones absolutas. Cada vez nos movemos más en extremos pasando sin dificultad de uno a otro. Se habla de éxito o de fracaso, la clase ha sido maravillosa o un desastre, Pilates es la panacea o una actividad peligrosa. Y es que los matices aburren. Hace poco hablando con un conocido que es sanitario argumentaba que al contrario que otros compañeros él no era anti-Pilates. Ah, ¿Pero que el gremio está dividido entre los pros y los antis? Me resultó curioso que hubiera que posicionarse, la verdad.

Y es que hay una enorme escala de grises entre el blanco y el negro. Me recuerda un poco a cuando trato de explicar la activación central en Pilates. Trato de hacer entender a mis alumnos que nuestros músculos no se activan o se relajan sin más a nuestro antojo. Nadie les colocó un interruptor “on/off” si no, sería muy fácil. Más bien funcionarían como esas lámparas con una ruedecita que regulan distintos niveles de intensidad en función del momento o lo que la actividad demanda. Por ello es tan importante dotar a tu cuerpo y al de tus alumnos de la mayor cantidad de experiencias motrices posibles. Para proporcionar al cerebro un mapa motor más amplio y mayor adaptabilidad a la tarea. Incluso podemos aplicarlo dentro de un mismo ejercicio: distinto ritmo, distinta resistencia, distinto número de repeticiones ¿Por qué entre 8 y 12? ¿Siempre? En serio ¿Por qué?

C_U3QDNWsAEDfZS

fuente: Clara Bergé

Volviendo al principio, recientemente recibía el correo de una compañera alarmada porque le habían dicho en un curso que el Pilates era peligroso para el suelo pélvico. Veamos lo que dice la ciencia.

Presión abdominal en Pilates. Improbable que Cause Daño en Suelo Pélvico (Coleman TJ et al 2015) 

Gracias a Clara Bergé, fisioterpeuta y formadora en Pilates y otras disciplinas y a quien te recomiendo que sigas en Twitter que compartía la infografía que tienes un poco más arriba relacionada con distintas actividades o acciones del día a día y la presión intra-abdominal que creaban. También compartió un interesante estudio publicado en 2015.

Se sabe que una de cada cuatro mujeres sufre algún tipo de alteración en el suelo pélvico y hasta un 10% de ellas pasará por quirófano por razones asociadas a ello. Debido a la relación actividad física y aumento de presión intra-abdominal algunos doctores desaconsejan de manera general la realización de ejercicio y esto perjudica el bienestar y la salud de muchas mujeres que si podrían desarrollarlo. El estudio pretende demostrar que una rutina de ejercicio  que no implique un mayor aumento de presión intra-abdominal del deseable podría ser desarrollado sin perjuicio para este grupo de mujeres. Para ello, van a basarse en una actividad conocida y accesible como es el Método Pilates.

En el estudio participaron 20 mujeres cuya edad media era de 43 años y desarrollaron 11 ejercicios del repertorio de suelo y 11 en el reformer monitorizadas con un sensor que mediría la presión intrauterina. Se trataba de comparar la presión que se generaban en estos ejercicios con la que existe en el movimiento de pasar de “sentado a de pie”. En los resultados los autores defienden que no hay diferencias significativas entre el ejercicio de sentado a levantado y los desarrollados de Pilates suelo y reformer.

La conclusión que obtienen es que mujeres que necesitan desarrollar ejercicios con baja presión intraabdominal pueden desarrollar sin riesgo los siguientes ejercicios:

  • Pilates suelo: bridging, femur arcs, chest lifts, leg circles, cuadrupedia.
  • Pilates reformer: bridging, footwork, supine arm work, side kick, swan, feet on straps.

Observa la infografía que tienes un poco más arriba. Muchas de las posiciones o ejercicios que desarrollas en Pilates suponen menor presión intra-abdominal que caminar. La próxima vez que una alumna te diga que su médico le ha desaconsejado hacer ejercicio pregúntale si también le ha prohibido andar. De acuerdo al estudio podemos afirmar que Pilates bien aplicado puede ser un actividad segura y recomendable incluso en personas con alteraciones en suelo pélvico. Antes de recomendar o prohibir hay que acercarse y conocer y si no se tiene la oportunidad al menos entender que no es la herramienta sino su uso y que si hay que ser “anti” o “pro” algo. Seamos “pro-buenos profesionales” y “anti-profesionales incompetentes” de todas y cada una de las disciplinas y haremos que así todo funcione un poquito mejor.

¡Salud y buen Pilates!

 

Advertisements

2 thoughts on “Estudio. Pilates: Improbable que Cause Daño en Suelo Pélvico

  1. Me encanta Manuel este articulo, gracias por compartir con todos nosotros, Este mundo del movimiento consciente es taaaannn apasionante que cada día aprendemos cosas nuevas gracias al aporte de compañero como tu. Un saludo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s