El Reto de Formar tu Equipo de Instructores de Pilates

Uno de los mayores retos para cualquier propietario de un estudio de Pilates es formar su equipo de trabajo. Saber seleccionar a tus instructores no es tarea fácil y suele proporcionar algunos quebraderos de cabeza hasta que las piezas encajan. Esta semana me escribía una compañera, propietaria de un estudio, para contarme las dificultades que estaba teniendo en la manera de enseñar de sus instructores. Según cree, ésto le estaba suponiendo perder clientes por lo que se estaba viendo obligada a retomar esas clases para evitarlo.

El trabajo en Pilates suele ser bastante “artesanal”. No es habitual que alguien comience montando un estudio enorme, con multitud de salas, equipamiento, gran oferta de horarios… Porque esto no es nada fácil… ni barato. El instructor valiente que se atreve a dar el paso y crear su propio negocio suele empezar en pequeño: con una sola sala; algo de material, el justo para desarrollar las sesiones y unos cuantos alumnos que poco a poco van siendo más en la medida en que más personas van conociendo que un nuevo estudio ha abierto en la zona. Con el tiempo y el buen hacer, en muchos casos el número de alumnos aumenta tanto que hay que empezar a plantearse abrir más grupos lo que supone contar al menos con otro instructor más. Ese es el primer paso para empezar a formar tu equipo de trabajo.

“Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”

A lo largo de los años me he ido encontrado con diferentes maneras de entender el equipo de trabajo y de lo que me he dado cuenta es que este enfoque determina en gran medida el éxito del propio estudio.

  • El que se ve obligado a trabajar con otros. No te lo reconocerá pero su actitud ante las personas que trabajan con él hace entender que querría trabajar solo. Prescindiría del resto del grupo si pudiera desde ya, pero los necesita para que su negocio crezca. Eso crea desmotivación a los instructores que perciben una actitud hacia ellos que no entienden y afecta al trabajo con el alumno.
  • Yo y mi grupo. Hay propietarios que tienen muy clara la línea de trabajo que quieren, en la que ellos son los máximos exponentes. Las directrices de trabajo están muy marcadas. Instruyen y guían y puedes aprender mucho si sabes o puedes adaptarte. Eres un buen instructor si te ajustas a su estilo aunque cualquier cosa que se salga del terreno pisado por ellos antes no será bienvenida.
  • El verdadero concepto de equipo. Recientemente he conocido a la propietaria de un estudio con una considerable trayectoria y que sigue creciendo que me decía que su mayor valor era su equipo. Esto podría parecer una pose pero se ve muy claramente en una mentalidad abierta y expansiva. Sabiendo dar un paso atrás si llega el momento y dejar que otras personas desarrollen nuevas ideas, nuevas propuestas, que crezcan en definitiva. Porque lo harán junto a ella y todos se benefician de ello.

¿Cómo formar tu equipo de instructores?

Si pretendes elegir al primero que pase por delante de tu estudio y acertar más que de buen ojo deberías presumir de tu suerte, porque me temo que este sistema no siempre funciona.

  1. Establece cuál es tu criterio a la hora de seleccionarlos.  El proceso de selección de tu equipo empieza por definir el perfil de instructor que estás buscando: su formación, experiencia, habilidades y actitudes personales, disponibilidad, objetivos…  Por supuesto no esperes que reúna todas las características pero piensa cuáles son las necesarias para tí en este momento.
  2. Entiende y respeta las diferencias. Si sabemos que nuestros alumnos tienen distintos estilos de aprendizaje en el método Pilates no esperes que todos los instructores enseñen igual. Hay quien tiene una estructura de clase en la cabeza y hay quien necesita plasmarla en un papel para sentirse seguro. Esto no es tan importante como el producto final.
  3. Ayúdales a formarse. No todos los instructores parten de la misma base ni de la misma escuela de enseñanza. Y tú mejor que nadie sabes si les queda margen para seguir formándose. Dedícales tiempo practicando, proponiendo ejercicios, intercambiando clases, matizando aspectos mejorables y potenciando sus virtudes. Igual hasta te sorprendes y aprendes cosas que desconocías.
  4. Apuesta por ellos. Ten paciencia. Recuerda que el equipo no aparece, sino que se construye y en gran parte es trabajo tuyo. Si decidiste que era el perfil de persona adecuada y poco a poco ha encajado con los alumnos la parte más difícil está hecha. Recuerda que si estás leyendo ésto es porque alguien apostó también por mí  cuando empezaba.
  5. Fija tiempos y sé consecuente. No siempre acertamos y en ocasiones el esfuerzo dedicado no garantiza que cada pieza encaje en el puzle. Hay veces que es mejor partir caminos que empeñarse en hacer las cosas funcionar.

Porque juntos se llega más lejos. Que tu mayor valor sea tu equipo si eres propietario de un estudio. Que tu mayor orgullo sea formar parte de un gran equipo si eres instructor de Pilates.

Advertisements

3 thoughts on “El Reto de Formar tu Equipo de Instructores de Pilates

  1. Reblogged this on Propósitosalud and commented:
    Un equipo se forma creciendo juntos y potenciando las fortalezas de cada uno.
    Yo trato de aprender de tod@s siempre compañeros y alumnos.
    Gracias Manuel Alcázar yo creo que rodearte de profesionales que deseen seguir creciendo y evolucionando ayuda.
    En un equipo tiene que haber un proyecto común y construirlo entre todos. Yo soy afortunada en ese aspecto y si en algún futuro monto mi propio estudio tengo claro a quienes quiero a mi lado 😉.
    Cada experiencia es un aprendizaje.
    Feliz fin de semana!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s