¡Hazlo Fácil! 5 Maneras de Mejorar el Movimiento de tus Alumnos

En España decimos que “cada persona es de su padre y de su madre” y eso básicamente quiere decir que aunque compartamos en gran medida usos costumbre y formas de pensar las diferencias siempre existirán y se hacen evidentes en aspectos básicos como formas de hablar, de vestir o de comportarse ante determinadas situaciones. También en otras cuestiones más complejas como objetivos y prioridades, puntos de vista, pero también en otras instantáneas cómo la manera en que procesamos y entendemos lo que ocurre a cada momento.

No sé si alguna vez te ha ocurrido que cuentas exactamente lo mismo a dos personas y después escuchas versiones totalmente distintas. Esto no significa que estén mintiendo. simplemente que su cerebro ha recibido la información que le mandabas la ha procesado y sale de vuelta una vez ha pasado por su filtro.

¿Por qué ocurre ésto?

Si enseñas movimiento lo estás viendo continuamente. Ya te hablé en una entrada de los 4 estilos de aprendizaje que existen en el Pilates. Cada alumno es distinto. Es por ello que muestras un ejercicio nuevo y si tienes diez personas en clase: dos llevan a cabo tu propuesta sin problemas, tres con alguna dificultad pero lo consiguen, hay un par de ellos que más o menos se aproximan y hay un par de ellos que al verlos ejecutar te preguntas ¿En serio que estaban con nosotros durante la explicación?

Por cómo lo explicaste, por cómo tu alumno lo entendió, por su experiencia previa, por su seguridad o ausencia de ella a la hora de moverse, porque miró con el rabillo del ojo lo que hacía su compañero de al lado, porque no le gustan ese tipo de ejercicios… Existen decenas de razones por las que estas diferencias existen.

¿Entonces tengo que explicar los ejercicios a cada persona de una manera?

Si tienes la suerte de trabajar en clases individuales, claro que puedes ajustarte al estilo de aprendizaje de cada alumno (recuerda que los hay activos, reflexivos, pragmáticos y teóricos) pero si trabajas en grupo es un poco más difícil pero perfectamente alcanzable.
En una entrada anterior y tomando una frase de Mose Feldenkrais ya te hablé de que nuestra labor es conseguir hacer de lo imposible posible, de lo difícil sencillo y de lo sencillo elegante. Porque el instructor que sólo enseña ejercicios sin más, será fácilmente sustituido por cualquier youtuber. Pero si eres capaz de mejorar el movimiento de tus alumnos, de hacerles sentir más competentes, de dar en la tecla para que entiendan el funcionamiento su cuerpo se quedarán contigo. Y conozco alumnos que llevan más de diez años acudiendo al mismo estudio de Pilates.

La mejor manera de incorporar nuevos retos, diferentes ejercicios, nuevos patrones motores y como consecuencia mejorar la calidad de movimiento de tus alumnos es haciéndoselo fácil. Y hacerlo fácil no quiere decir que tenga ser simple, repetitivo ni aburrido. Ya que debes ser capaz de ajustar la distancia de los pasos a cada alumno de manera que todos ellos puedan todos ellos llevar a cabo el recorrido que diseñaste para ellos. El suyo propio. Y ésto no va a ocurrir sin esfuerzo.

A todos nos gustan las novedades, lo vistoso, lo creativo pero te voy a contar algo. Aunque hay centenares de ejercicios que encontrarás en manuales, vídeos, libros… Dominando bien sólo un 20% de todos esos ejercicios puedes dar clase al 80% de las personas que acuden a una clase de Pilates ¿Por qué ocurre ésto? Porque la mayoría de las personas que acuden a tus clases tienen un perfil similar ¿Y a que la mayoría no son bailarinas profesionales o deportistas olímpicos?

Explicar bien es importante pero ser conciso es un don.

Seguro que en varias ocasiones te has visto ante la situación de tener que solucionar un trámite burocrático. No hay nada que me aburra más y cuando estás viviendo en un país distinto todavía se hace más coñazo complicado. A mí me ha tocado esta semana. Ahogado entre papeles que crees nunca terminarás de rellenar me he encontrado con dos tipos de asesores:

  • Los que te tienen horas leyendo y releyendo todo con puntos y comas creyendo que así te enterarás de algo aunque acabas con dolor de cabeza, sin haberte enterado de nada y con sensación de tiempo perdido.
  • Los que van al grano y te dicen. Tenemos que rellenar: ésto, ésto y ésto para conseguir así esto otro. Y en 10 minutos estás saliendo por la puerta.

Personalmente, me quedo con el segundo por dos razones. La primera es que soy simple. El hecho de ser un hombre tendrá algo que ver. Y la segunda es que me gusta rodearme de gente que me facilite la vida, que me aclaren la cosas si las desconozco pero que me de soluciones. Así uno paga encantado al salir. Quizá por ello trato de aplicármelo en el trabajo con mis alumnos.

5 Maneras de facilitar los ejercicios a tus alumnos

Hacía ya un tiempo que no me pasaba ésto pero la entrada se me está alargando más de lo que esperaba de manera que tendrás que esperar al viernes que viene en la segunda parte de la entrada cuando te cuente las cinco maneras que yo utilizo para facilitar los ejercicios a mis alumnos ¿Se te ocurre alguna?

 

Advertisements

9 thoughts on “¡Hazlo Fácil! 5 Maneras de Mejorar el Movimiento de tus Alumnos

  1. Se me ocurre descomponer el movimiento en partes y luego ir sumandolas a medida que se controlan…eso me funciona.

  2. Hola Manuel, a mi también se me quedó corto el artículo….ansiosa por ver cómo termina.
    Tengo muy poca experiencia ,pero imagino que consiguiendo uno mismo hacer fácil algo que de entrada nos resulta complicado es un primer paso,y la imaginación y visualizaciones originales, una herramienta útil para lograrlo.un abrazo ,gracias por los recursos de tu blog,saco siempre información muy útil, incluso consejos que extrapolo a otros ámbitos de mi vida.Saludos

  3. Reblogged this on Propósitosalud and commented:
    Siempre aprendiendo reaprendiendo y creciendo para ayudar a que nuestros alumnos puedan llevárselo mejor
    Si lees este post te va a hacer pensar porque la respuesta hoy la tienes tú 😉

  4. A mi casi siempre me funcionan las referencias táctiles, buscar puntos en los que apoyar la estabilidad o la movilidad, y por supuesto las mil y una visualizaciones que puedes utilizar para crear el gesto motor… no hay nada mejor que decirle a alguien que se abroche el botón de un pantalón que le está pequeño para que entienda como recoger su abdomen, jajajaja.

    • Hola Miguel Ángel. Muy útiles sin duda las visualizaciones. Esos atajos para el cerebro que consiguen llegar en un instante donde cincuenta explicaciones analíticas no lo harían.
      Un abrazo y gracias por el aporte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s