Mi Manera de Entender el Pilates

Para mí el Método Pilates es una manera de entender, organizar y desarrollar el movimiento. Es mi base, lo que me orienta a la hora de estructurar y proponer el ejercicio. Si compusiera música, sería mi pentagrama. Si me dedicara a pintar, sería mi lienzo. Si fuera un marinero a la antigua usanza, serían mis cartas de navegación. Hay quien piensa que esto puede ser una limitación y yo creo que es todo lo contrario. 

Cuando descubrí el Pilates ya trabajaba en el ámbito de la actividad física, ya ejercía como monitor de diferentes actividades, entrenador personal, incluso había terminado mi licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Pero el Método Pilates me enseñó a enfocar, a simplificar, a aprender escribir mi guión con una intención concreta.

¿Pero Pilates no es un repertorio de ejercicios?

Sí… en cierto modo sí. Además fíjate bien, es como las matrioskas o muñecas rusas. Esas figuras de madera de dos piezas que tras abrirlas descubres que hay otra de tamaño menor dentro y después otra… y otra. De manera que profundizando encontramos que hay mucho más de lo que parecía en la superficie. Y es que conocer el repertorio te permite progresar. Pero entender el movimiento de cada persona, te permitirá adaptarlo a sus necesidades y eso se aprende en el día a día con el alumno, leyendo, investigando. Aunque recuerda que no son lesiones lo que tienes delante, son personas.

¿Pero Pilates no son unos principios?

Claro que los principios ayudan a integrar el movimiento. A focalizar la atención, a mejorar la calidad, a asegurarte de que sea un trabajo más profundo en el que no sólo actúan los grandes músculos movilizadores sino que a través de la precisión y el detalle, se trata de involucrar a los pequeños pero importantes estabilizadores profundos. Desde el control y a través de una respiración consciente. Pero esos principios en lugar de un fin, son un medio. Y debemos utilizarlos no como una norma, sino como herramietas para ir más allá, para hacer entender, para facilitar. Sin aturullar y dando espacio y con la posibilidad de ir integrándolos de manera paulatina. Porque como dijo Joseph Pilates: “paciencia y persistencia son cualidades imprescindibles en el logro de cualquier esfuerzo que merezca la pena”.

¿Pero Pilates no se hace con máquinas?

Es una de las opciones. Existen equipamientos ideados propiamente por J. Pilates que tienen un cierto grado de complejidad a la hora de utilizarlos. Por lo que hay que aprender a realizar los ajustes necesarios para desarrollar las sesiones de manera adecuada. También hay otros materiales más innovadores que se utilizan en las sesiones de Pilates de manera habitual. En ocasiones para facilitar, en ocasiones para aumentar el reto. Algunos de ellos son costosos, otros increíblemente baratos. Aunque recuerda que no es la herramienta sino su uso. Y que lo que marcará siempre la diferencia será la capacidad, el conocimiento, la actitud y las aptitudes del instructor. Aunque siempre hay que estar mirando de reojo lo nuevo que surge, a mí sinceramente, me encanta seguir explorando tanto en el reformer, la silla, el barril como en el cadillac nuevas maneras de darles uso.

¿Pero seguro que lo que tú haces es Pilates?

Hace unos años me molestaba cuando alguien se dirigía a mí con la frase: eso que haces no es Pilates. Incluso trataba de justificarme y defenderme, ya te he contado alguna historia sobre ello. Hoy en día no pierdo un instante. Puede que no sea lo que originalmente Pilates enseñaba el siglo pasado. Es mi propuesta, la que desarrollo con mis alumnos que acuden a mis clases, basado en un repertorio de ejercicios, teniendo en cuenta unos principios, con una maquinaria específica pero incorporando el conocimiento, los aportes de otros compañeros, mi experiencia y ¿Por qué no? Algo de creatividad. Porque el auténtico Pilates no existe… o quizá sí y es el que tú estás realizando cada semana con tus alumnos.

Si de verdad quieres terminar de entender lo que es para mí el auténtico Pilates, el Pilates de verdad, el original, el verdadero te voy a pedir una cosa. A lo largo del fin de semana, echa un ojo a este vídeo. Son 15 minutos pero tienes que verlo tranquilamente. Cambia la palabra “décima” por Método Pilates. Posiblemente no entiendas de qué te hablo ahora pero apuesto a que después de verlo todo tendrá más sentido y te apetecerá dejarme tu comentario. Que lo disfrutes.

Advertisements

6 thoughts on “Mi Manera de Entender el Pilates

  1. Joer Manu!!! ( perdón por la expresión) y después de esto ¿qué carajo ( sorry) vas a escribir el viernes que viene? Más que genial. Un abrazo.

  2. Bueno, bueno…. Manuel !!
    Me parece que has puesto el dedo en la llaga. No está mal lanzar esta bomba a final de año; da para disertar largo y tendido. Habrá mil opiniones sobre el tema y los “autodenominados puristas” se pueden levar las manos a la cabeza o por el contrario tu cabeza a la pica. Yo por mi parte y desde mi modesta opinión e intentando ser lo más breve posible, te diría que sí, pero con matices.
    Me explico: Cierto es que como muchos dicen, si Jóe levantara la cabeza ( afortunadamente no lo hará….eso espero, o sería un milagro y yo no creo en los milagros, al menos de ese tipo), posiblemente se espantaría. Para empezar ni el propio Josep Hubertus Pilates, creó la técnica como algo único y puro, ni siquiera la inventó. La Contrología, parte de una amalgama de técnicas que él observo, estudió y mezcló, para de esta manera llegar a lo largo de los años, a perfeccionar y convertir en algo maravilloso y ciertamente efectivo, como es lo que en nuestro siglo conocemos como Pilates. Nada más ni nada menos. Un compendio de ejercicios estructurados y enlazados de una forma magistral, para llegar a un movimiento eficiente y controlado a través de la respiración, “casi nada !!”. Este movimiento parte de unos principios, que no voy a nombrar y que presumo, todos conocemos…..o deberíamos, si nos dedicamos a enseñar y practicar Pilates. Deberíamos remitirnos, para entender estos principios a Romana Kryzanowska.
    Hasta aquí quiero llegar y desde aquí quiero partir.
    Si tenemos esto claro, como la base del entendimiento de la técnica. Tal como yo lo creo y me atrevo a decir que también Joseph H. Pilates , por suerte no puede contradecirme, aunque muchos lo harán en su nombre, cualquier nuevo estudio, adaptación o añadido, respetando las bases es perfectamente comprensible, aplaudible e incluso elogiable. Dudo con firmeza que el mismo J. H. Pilates no lo hiciera de seguir aquí y además disponiendo de la información y las herramientas de las que hoy disponemos.
    A caso, la Danza solo es danza si es Clásica ?. La música solo es música si es clásica ?. La pintura, escultura, arquitectura murieron, cuando acabaron los clásicos?. La cocina solo es tradicional ?, etc…..
    Los tiempos cambian, nosotros cambiamos y la vida avanza sin que por ello se pierdan, la esencia de las cosas ni la base (cimientos) de cada enseñanza.
    A esto me refiero, para concluir : No perder la base, no perder los cimientos, seguir fieles a la raíz y a la estructura de cada profesión ( se llame, danza, pintura, música, escultura, construcción, cocina, sastrería……….. o Pilates). Si los cimientos se tambalean, los principios no se soportan y todo se derrumba.
    Por eso digo “Sí” a innovar, crear, experimentar, para avanzar. PERO no todo vale, no todo es correcto ni todo lo que se hace por esos mundos y a lo que llaman Pilates con la boca grande, se puede llamar así. Detrás de un buen profesional hay mucho estudio, muchos años de experiencia y muchas horas de fogones, para después poder ponerse a cocinar y sacar un buen plato, digno de llamarse buena cocina (cocina contemporánea). Buen Pilates ( Pilates…….como queráis llamarlo). Hay que mancharse mucho el delantal para ser un buen chef.
    Y repito, lo digo desde mi más sincera modestia. Nunca dejaré de estudiar y aprender, pero tampoco de probar y experimentar, consciente de que me equivocaré mucho, caeré y me levantaré de nuevo. Pero en mi trabajo, aún no me atrevo a llamar Pilates con toda la palabra a lo que no está dentro de los cánones , simplemente por respeto y humildad. Ya llegará el momento.
    Un abrazo !!
    Nacho Serna

  3. Qué don el que te gastas! No podría encontrar mejores palabras que describan lo que siento por el pilates, y tal cual como dice ése gran músico “no hay pueblo que no se haya creído que era el elegido”. Así pasa en éste Mundo del pilates, muchísimas personas creyendo que tienen la verdad absoluta, y lo único cierto que sí deberíamos tener entre ceja y ceja es estudiar, prepararse cada día, y observar los resultados… ésos que son los únicos que nos dirán si vamos por el buen camino que ya nos dejó un genio como lo fue Joe, pero que sin duda alguna está lleno de matices y de toques personales de las miles de personas que lo recorren.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s