No Es la Herramienta Sino su Uso

Pensar que un reformer, un cadillac, una silla... o cualquier otro equipamiento de Pilates hará mejor tus clases es como pensar que por cambiarte de ropa y arreglarte un poco te convertirás en una persona mucho más atractiva. Puede ser cierto… pero hasta cierto punto.pexels-photo-301703.jpeg
También ocurre de manera parecida al hablar del instructor. Lo de “aunque la mona se vista de seda mona se queda” es perfectamente aplicable a quien pretende hacerse pasar por profesor de Pilates o cualquier otra disciplina sin haberle dedicado el tiempo que requiere. Alguna vez lo he comentado que ya puedes ser un experimentado alumno de Pilates, un instructor reciclado de otra disciplina, tener el título universitario que te habilite para impartir ejercicio o ser la primera bailarina del ballet de Londres… Si no tienes formación específica, te ponen delante de un alumno en un estudio de Pilates, te dicen: “Venga: dale una clase” y recibes de pronto una bofetada de realidad que te hace entender que tal vez las cosas no sean tan sencillas como pensabas.
Empiezas seleccionando una máquina pero no tienes muy claro qué resistencia sería más adecuada, cuáles son las ajustes en función de las dimensiones de la persona, tienes dificultades para decidir el ejercicio adecuado, para marcar los tiempos con fluidez, te cuesta enlazar un ejercicio con otro, recordar qué es lo que viene sin pararte a pensar, incluso te cuesta ajustar los ejercicios a la duración de la sesión para completar la hora…

Es cierto que por ahí hemos pasado todos después de recibir nuestra formación inicial. Por eso no me quiero imaginar la dificultad que yo habría tenido para enfrentarme a esa primera clase sin ninguna experiencia formativa previa, sin haber probado los ejercicios en mí mismo y con mis compañeros, sin haber escuchado sus sensaciones ni haber atendido a las correcciones del profesor. Independientemente de haber sido instructor de otras disciplinas o haber estudiado la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Y esta reflexión me surge ahora que me encuentro en un avión dándole a las teclas enfrente de la pantalla, volando desde Melbourne de vuelta a Brisbane tras impartir este fin de semana el curso: “Pilates stand up with CoreAlign“.

IMG_20180415_181014

Justo ahora que he estado tres días mostrando a otros compañeros como lo utilizamos en Body Organics, integrada en las sesiones con el resto de equipamiento del estudio.

Tras haber podido impartir esta formación a fisioterapeutas, osteópatas, fisiólogos del ejercicio, instructores de Pilates y otras disciplinas, puedo afirmar que no es el propio CoreAlign o cualquier otra máquina lo que les proporcionará el éxito, ni siquiera son la multitud de ejercicios que hemos estado practicando y revisando (porque algunas de las alumnas de este fin de semana realizaban el curso por segunda vez) todo el fin de semana sino la capacidad de cada una de ellas para razonar y entender cómo iban a aplicarlo el lunes en sus clases. Estoy seguro de que muchas de ellas ya se estaban visualizando a sí mismas desarrollando un determinado ejercicio con esta o aquella alumna. Entendiendo el potencial que tiene a la hora de poder proporcionar a su alumno nuevas experiencias positivas de movimiento. De retar, de sorprender, de hacerles aprender, de hacerles disfrutar.

Porque la máquina en sí no es nada sin el instructor. Pero lo es todavía menos sin el alumno que es quien de verdad debe tener un beneficio evidente con su uso.

No se trata de que te entretengas tú al usar el nuevo material, se trata de que tus alumnos experimenten opciones de movimiento que hasta entonces desconocían. Y el disfrute lo obtendrás como consecuencia de darte cuenta que ese material te ayuda a cumplir con tu labor como instructor ya que estás haciendo de tus alumnos personas más capaces, más fuertes, más felices… Como decía Joseph Pilates “verdaderos seres humanos”.  Porque no es la herramienta sino su uso.

Por cierto, la semana pasada te hablaba de la formación Módulo 1. Anatomy Dimensions miembro inferior que desarrollaré por primera vez en América en tres únicas fechas:

  • Perú (Lima). De la mano de Maritza Devoto de Fit Pilates Studio Perú y Maritza Kocchiu de Marsik Pilates. Fechas del 6 al 8 de julio.
  • México (San Luis Potosí). Gracias a Luz Clara de Pilates Art Contrology. Fechas del 20 al 22 de julio.

Ya estamos empezando a cubrir las plazas. Te hablé de un tercer país que también nos recibirá. Mañana a través de Facebook confirmaré lugar y fechas. Espero que nos veamos.

Recuerda que el número de plazas está limitado a 20. Una vez completado cerraremos las inscripciones.

Advertisements

3 thoughts on “No Es la Herramienta Sino su Uso

  1. Completamente de acuerdo con tu reflexión.
    Permíteme añadir con humildad mi experiencia adquirida durante tantos años de enseñanza y las maravillosas sensaciones, conexión y resultado al realizar una clase de Pilates Mat (suelo)…….el cuerpo humano y su anatomía “la mejor máquina inventada por un ser Divino”……gracias.

  2. Reblogged this on Propósitosalud and commented:
    Sólo quien sabe el porqué el para que y el como y personalizar y leer bien que necesita la persona que tiene delante en cuanto a actividad física y movimiento podrá cumplir objetivos reales
    Gracias Manuel, Acertadidimo y tan real…
    Éxito en Perú y México

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s