Pilates: ¿Ejercicio con Intención o Simple Entretenimiento?

Proponer un ejercicio sin tener un objetivo en mente, es entretener. Y con ello no quiero decir que el hecho de guiar al alumno a desarrollar un movimiento desde una posición inicial concreta en transición hacia una posición final específica, sea una tarea sencilla. Y mucho menos ayudarles a ejecutarlo con precisión, de manera consciente y controlada. Con un “timing” específico y acompasando ese vaivén de los distintos segmentos de su cuerpo con un patrón respiratorio coherente. Inspiración y exhalación que a veces permite incrementar el rango de movimiento y otras lo limita, facilitando la estabilidad en función del objetivo y las demandas del propio ejercicio.active-beauty-beautyrobic-868757

Desde mi punto de vista, existe una diferencia entre el instructor que enseña ejercicios sin más y aquellos que utilizan esos ejercicios en busca de mejorar el movimiento y como consecuencia, la salud y calidad de vida de sus alumnos: la intención.

¿Y a qué te refieres con eso de la intención?

La intención no es otra cosa que la dirección en la que te orientas cuando trabajas con un alumno. El fin que persigues. El objetivo que quieres desarrollar con la persona.  Cuando propones un ejercicio en lugar de otro se supone que hay una razón. De la misma manera que si te decides por esta variante en lugar de aquella otra es porque habrás pensado que es la más idónea con este alumno, no por azar. Y podría haber muchas razones. Así de primeras se me ocurren las siguientes:

  • Porque has puesto el foco en los principios: Control, centro, concentración, fluidez, respiración, precisión. Poniendo el énfasis en uno de ello.  Es una opción, aunque no debes olvidar el resto.
  • Porque quieres mejorar una cualidad física del alumno. Mejorar la fuerza, la flexibilidad, la coordinación, el equilibrio… También puede tener sentido aunque recuerda que ésta última por ejemplo es específica de la tarea.
  • Hay quien se centra en grupos musculares. Se oye mucho este es un ejercicio de cuádriceps, de isquios, de glúteo, de abdomen. Lo cual a mí me chirría un poco. Recuerda que tu cerebro no entiende de músculos en el movimiento diario.
  • O puedes centrarte en movimientos. Gestos del día a día que sean significativos para la persona. Subir y bajar escaleras, sentarse o levantarse de una silla, correr, caminar…

Diseñados para caminar.

A algunos de tus alumnos les gusta correr, otros van a nadar, a otros les gusta bailar, otros montan en bici… Pero si hay un patrón de movimiento que todos ellos realizan en su día a día es el de la marcha. Todos ellos caminan. ¿Y si en tus clases pudieras ayudarles a desarrollar un patrón de marcha más eficiente? 

Muchas veces de la manera en que tus alumnos caminan cuando se dirigen a la sala al comenzar su clase obtienes tanta o más información que su respuesta al habitual ¿Cómo te encuentras hoy?
Hay quien dice que el patrón de la marcha es la postura en movimiento. Ahora que sabemos que “no existe relación entre ningún factor postural y el dolor de espalda“, hay que dejar de prestar tanta atención a la posición estática de nuestros alumnos y empezar a observarles en movimiento. Y a poder ser en acciones que desarrollan en su día a día.

De lo global a lo específico y vuelta a lo global.

Uno de los objetivos que los últimos años más trabajo con mis alumnos, especialmente a partir de los 55-60 años es el de ayudarles a mantener un patrón de marcha eficiente. Y la manera de enfocar este trabajo es ir de lo global a lo específico para después volver a lo global. Por ejemplo: permitirles moverse por la sala caminando, realizar un trabajo específico poniendo el foco en un movimiento concreto y después tratar de integrarlo pidiéndoles que caminen de nuevo. Esto puede ser a lo largo de una sesión completa o puede ser parte de la sesión. Depende de muchas cosas: del grupo, de la persona, de sus necesidades, de los objetivos a trabajar con ellos. Ellos casi ni se dan cuenta porque un ejercicio sucede a otro. Sólo están centrados en cada ejercicio, en cada movimiento. Pero al final, cuando caminan de nuevo, ellos mismos te dicen que aprecian una mejora en el movimiento.

A veces me centro más en la dorsiflexión del tobillo, otras en la extensión de cadera, puede que en esa ligera rotación de columna producida por el movimiento de patrón cruzado, a veces en la elongación axial, en la situación de la cabeza mientras caminan, en la dirección de su mirada y cómo eso condiciona el resto…  Pero siempre buscando garantizar la funcionalidad de las distintas estructuras y despertar la consciencia mientas se mueven. Mientras caminan.

Y ésto es parte de lo que veremos dentro de muy poquito en los seminarios Anatomy Dimensions”: Módulo I: Miembro Inferior de manera práctica integrando el conocimiento que ya posees sobre movimiento y tratando de ampliarlo con más repertorio para seguir dotando de intención a tus clases para hacerte y hacerles más competentes en el uso de su cuerpo y el desarrollo del movimiento. Mucho más que entretener.

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s