Tomando Forma

Tomando forma… que poco tiene que ver con estar en forma o ponerse en forma… Hoy te voy a pedir que mientras lees esta entrada escuches esta canción y al final te contaré por qué.

Hoy escribo desde el aeropuerto de Lima. Cuando sólo quedan un par de horas para embarcar desde Perú vienen a mi mente algunas de las personas, compañeras instructoras, que he tenido la oportunidad de conocer el pasado fin de semana durante el curso de formación correspondiente al Módulo I: Anatomy Dimensions: Miembro Inferior.

flawless-diamondCuando impartes o recibes una formación el grupo de instructores siempre suele ser heterogéneo: algunos llevan más tiempo dando clase que otros, algunos han estado más expuestos a distintos perfiles de alumnos, algunos han tenido mayor acceso a formación… y esa diversidad nutre al grupo porque además todos comparten algo en común: una historia. La que por distintos caminos les llevó a un mismo final: la aventura de convertirse en instructores de Pilates y como consecuencia en agentes de cambio. Personas que haciendo del ejercicio su herramienta, mejoran la salud y la calidad de vida de multitud de personas a través del movimiento.
Nadie se hace instructor de Pilates para hacerse rico (sí, lo siento, si esperabas hacer mucho dinero dando clases de Pilates, igual estás a tiempo de cambiar y hacer un curso de broker de bolsa, o algo así) por ello tiene un carácter vocacional importante. Porque quien carece de vocación antes o después acaba quemado.

La razón por la que un alumno necesita la ayuda del instructor: sus explicaciones, sentir sus manos, observar su movimiento… para conseguir ejecutar éste o aquel ejercicio con control, dominio y precisión es porque se encuentran en un proceso. El de entender  como funciona su cuerpo, el de aprender a utilizarlo de manera más eficiente, el de  pararse, interiorizar, observar y sentir por qué así es más sencillo o por qué de esta otra manera la tarea se complica. Porque el ejercicio es sólo el medio para lograrlo.
Por eso en el proceso deben tener más orientaciones y menos limitaciones, más posibilidades y menos restricciones, más “prueba de este modo” y menos “así no”. Porque como me contaba una alumna que también es diseñadora “un traje muy ajustado sirve para muy pocas personas pero si permites cierta holgura hay más personas que pueden usarlo”, sentirse bien con él y disfrutarlo.

Y en ese proceso se encuentra el instructor de Pilates, viviendo la aventura de ser instructor, esa espiral continua de cambio a través  de las distintas etapas: Descubrimiento- Asimilación- Transformación. En ese proceso de evolución… tomando forma.

El pasado domingo, cuando una vez habíamos resuelto dudas, repartido los certificados y nos íbamos a despedir después de tres días de formación una frase vino a mi cabeza y se la dije a las alumnas. Y es una frase que se repite varias veces en la canción que te pedí que escucharas al principio.
Sin importar mucho la experiencia que tienes hasta ahora, tu formación previa, si estás trabajando más o menos horas lo importante es el interés, el esfuerzo y el afán por mejorar que tienes a día de hoy.  Entender que como instructores estamos en un proceso:  en el proceso el de hacer a tus alumnos mejores ofreciendo cada día lo mejor de nosotros.

Porque como dice la canción de Coldplay: “We are diamonds taken shape” (somos diamantes tomando forma).

Gracias compañeras de Lima. Sigamos tomando forma.IMG-20180708-WA0003

Advertisements

One thought on “Tomando Forma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s