30 Ideas para Desarrollar en tus Clases de Pilates

  1. Conoce el movimiento segmentario de tu columna
  2. Aumentar el movimiento a través de la respiración
  3. Rotemos
  4. Relación columna dorsal escápulas
  5. Disociando movimientos
  6. Movimientos en doble dirección1469927_258311504325272_2059761171_n
  7. Mueve tu caja torácica
  8. Integrando movimientos
  9. Estabilizar desde la base
  10. Combinemos tracción y empuje
  11. ¿Y si subimos pulsaciones?
  12. Trabajar el core sin tocar la colchoneta
  13. Encuentra el eje
  14. Controlando el desequilibrio
  15. Cambios de ritmo
  16. Cadenas cruzadas
  17. Trabajo abdominal sin flexión.
  18. La pared: tu aliada.
  19. Entender la oposición.
  20. Movilizar la pelvis para aliviar lumbares
  21. Entendiendo el alineamiento dinámico
  22. Aumentar el reto desde situaciones de inestabilidad
  23. Combinando planos
  24. Estabilidad Vs movilidad
  25. Trabajo unilateral
  26. Mejorar la atención desde la coordinación
  27. Liberar caderas
  28. Trabajar la fuerza sin tensión
  29. Desde el centro hacia fuera
  30. ¿Por qué no en parejas?

¿Podrías diseñar una sesión con cada uno de estos temas? ¿Te gustaría ver mi propuesta de clase para cada una de ellas? Pronto te cuento más cosas.

La Manera más Sencilla de Entender la Respiración en Pilates

Como yo, seguro que habrás leído de todo sobre la respiración en Pilates. Incluso en seminarios y formaciones habrás escuchado afirmaciones que parecen totalmente contradictorias ¿Pero están hablando de la misma disciplina?

  • La respiración es la base del movimiento y el principio más importante.
  • Es mejor no marcarla durante los ejercicios para no desviar la atención.
  • La respiración debe ser costolateral llevando el aire hacia tus costillas.
  • Debe ser diafragmática y debe expandir tu abdomen.
  • Debemos respirar acompañando las fases del movimiento.
  • Hay que respetar el patrón respiratorio de la persona por lo que debe ser libre.
  • Podemos utilizarla como un recurso para aliviar tensión.

Continue reading

Escribir tu Propio Libro Sobre Pilates ¿Por qué no?

Siempre es un placer recibir y contestar correos de compañeros instructores o practicantes de pilates que además son lectores del blog. En la medida de mis posibilidades trato de orientaros en relación a posibles dudas, consultas e incluso para daros mi opinión sobre qué formación sería más adecuada, si he probado ésta o aquella máquina y si la recomiendo… A lo que estoy menos acostumbrado es a que me escriban para ofrecerme algo a mí. Pues bien, hace unas semanas al abrir uno de esos correos pude leer:

Soy Rubén de Zaragoza, sigo tu blog desde hace tiempo y siempre me resulta de interés leerte. Continue reading

Reto Número 2. Variación de la Plancha

Cuando hace 8 semanas te decía: “Propón un reto tan sencillo que no puedan no hacerlo” lo hacía pensando en la típica persona que siempre se justifica en su falta de tiempo para no hacer ejercicio. Y no todos son personas que trabajan en oficinas y pasan el día sentados, algunos de ellos son profesionales de la salud, entrenadores o instructores de Pilates que supuestamente deberían predicar con el ejemplo mostrando un mínimo de coherencia. Pero a veces nos acabamos creyendo nuestras excusas: es que trabajo muchas horas, es que con niños es más difícil, es que acabo muy tarde…  ¿Que por qué lo sé? Pues como casi todo lo que te cuento en este blog: porque me lo ha contado un amigo… Bueno vale, porque a mí también me ha pasado.  Continue reading

Estructurar una Clase de Pilates es Fácil si Sabes Cómo

¿Te imaginas que tu primera formación de Pilates hubiera sido a distancia? Pues ese ha sido el comienzo de Isa, que me escribía esta semana, para contarme que después de investigar encontró un curso de Pilates mat online que consideró podría ser una buena opción para iniciarse en esta materia ¿El resultado? Pues parece que con la distancia se olvidaron de algunos detalles básicos para un instructor que se inicia. Continue reading

Agujetas ¿Por qué? Lo que no Conocías Sobre el Dolor Muscular Postejercicio

Enero es el mes de las agujetas ¿Por qué? Porque de pronto se te ha ocurrido que hay que volver a la carga tras el parón navideño. Trataste de ponerte al nivel que estabas cuando tenías el ritmo y la rutina de ejercicio cogida pero resulta que al día siguiente suena el despertador y al levantarte de la cama tus músculos parecen estar siendo atravesados por decenas de alfileres que hacen que el mínimo movimiento duela. Y piensas: quizá ayer me pasé. Continue reading