Método Pilates en la Recuperación de Lesiones Musculares

Si eres de los habituales del blog ya conoces a Carla Mullins. Te la presentaba cuando te hablaba de cómo, bien orientado,  el Método Pilates es una excelente heramienta para la recuperación de lesiones de rodilla. Como te contaba entonces, tras intercambiar algunas clases con ella, parece que le gustó lo que hacía, y me abrió las puertas de Body Organics, dándome con ello la posibilidad  de conocer una manera diferente de trabajar, codo con codo con profesionales de distintas disciplinas: fisioterapeutas, podologos, fisiólogos del deporte… con los que sigo aprendiendo cada día. Dándome además la posibilidad de seguir formándome, aprendiendo y desarrollando mi trabajo más allá del día día de las clases… ya te iré contando. Continue reading

Advertisements

¿De Verdad te Consideras Profesional de la Actividad Física?

Últimamente estoy leyendo bastantes opiniones de compañeros sobre cómo está evolucionando el sector del fitness, la salud y la actividad física y por dónde creen que irán los tiros los próximos años.

Concretamente esta semana leía un artículo de David Martínez titulado “I do it my way” en el que habla de la importancia de formarse como profesional e ir creando un criterio propio como única manera de marcar la diferencia, utilizando las actividades o los distintos materiales dirigidos a un objetivo concreto con el cliente. Es decir, el método o la actividad al servicio del entrenador y no a la inversa independientemente de que hablemos de HIIT, TRX o Método Pilates. Continue reading

Gimnasio Low Cost. Servicio Low Cost.

Hasta el mes pasado desconocía lo que era una clase de spinning “virtual”. Me lo comentó mi hermana recién apuntada a un gimnasio nuevo y consiste en que llegas a la sala a la hora determinada y te ponen un vídeo con la clase. Tú atiendes a las indicaciones y cuando éste termina, la clase ha concluido. Debe ser algo parecido a ir al cine sólo que te cambian butaca por  un sillín y subes algo más de pulsaciones o similar a ver lo que hacen por las mañanas en el programa de la 1 donde aparece una mujer haciendo aeróbic y hablando de los beneficios del ejercicio. Sólo que esto último es gratis, en directo y sin moverte de tu salón.

Fuente: agenciapinocho.com

Fuente: agenciapinocho.com

¿Por qué se ha llegado a esto?

Dicen que los hámsters dan vueltas y vueltas corriendo sin parar haciendo girar una rueda porque no saben que están enjaulados y que los hombres hacen lo mismo en una cinta de correr por la misma razón.

Está claro que un gimnasio es algo más que bicis estáticas y cintas de correr pero eso, muchas veces no lo sabe el típico señor o señora de 50 años que nunca hizo ejercicio y a quien su médico, siendo poco preciso, les dijo que tenían que “hacer deporte”, por lo que decidieron apuntarse al gimnasio.

Hace unos años, mientras los pequeños gimnasios de barrio se adaptaban, pasando de las artes marciales y las mancuernas de 50 kgs al concepto fitness representado en el aeróbic y el step con un mercado más amplio de gente joven y donde el público femenino tenía cabida, las cadenas de gimnasios les pasaban por la derecha ofreciendo unas instalaciones impresionantes, las últimas actividades colectivas, maquinaria nueva, entrenamientos personales…

Hace unas semanas hablamos de que, al contrario de lo que algunos creen, apuntarte al gimanasio no mejorará tu condición física, entonces te contaba cómo en estos macrogimnasios los comerciales, que te recibían, te enseñaban las instalaciones te presentaban tarifas y veías que la  mensualidad más matrícula era alta pero si contratabas un año la rebaja era considerable. En algunos casos conseguían colocarte la cuota anual y eso que tú sólo ibas a preguntar pero a ese precio ¿Quién podía resistirse?

El único inconveniente es que los monitores no estaban exactamente para atender las demandas de este tipo de personas. No había tiempo que perder en ellos ya que, tu sueldo no se basaba en el servicio que les dieras precisamente a quiénes ya habían pagado, el interés se centraba en aquellos que tenían que seguir pagando. Cualquier cosa por la que el gimnasio volviera a ingresar y en todo lo que pudieras vender a los clientes: desde bonos de entrenamiento personal hasta suplementación, pulsómetros, electoestimuladores…

Tan importante eran tus cualidades como profesional de la actividad física como tus habilidades de venta. El mejor monitor era el que más facturaba y esos datos nos los pasaban a todos, cada mes. Y yo siempre en “puestos de descenso”. Era el chavalín sin experiencia que estaba terminando la carrera por lo que no se esperaba demasiado de mí. Ya iría aprendiendo. Aunque enseguida me di cuenta que por ahí no iba mi camino.

Esto era un negocio basado en personas que se apuntaban al gimnasio y no iban. Se asumía que tras 12 meses se desapuntarían pero esto no parecía ser un problema entonces. Aunque, al igual que ocurre en otros ámbitos, este modelo parece que está llegando a su fin. Los tiempos cambian, el momento que se vive y las circunstancias son diferentes y parece que nos dirijimos a dos modelos diferentes de centros deportivos.

Modelo low cost Vs Centros especializados

– Centros Low Cost. Últimamente están surgiendo centros deportivos donde su mejor publicidad es su precio y según se afirma en este artículo de Delgado en vitonica.com en principio, ofrecen las mismas actividades y el trato del personal parece que es el mismo. Si quieres conocer opiniones de usuarios, echa un ojo a los comentarios del artículo. Sus características son:

  • Instalaciones: suelen ser iguales o muy parecidas a los convencionales. Lo que no nos encontraremos serán comodidades del tipo jacuzzi, spa, sauna, piscina… Simplemente lo que nos ofrecerán será una serie de instalaciones convencionales sin ningún añadido adicional.
  • Profesionales: Se trata de profesionales cualificados, pero que su asesoramiento sobre los usuarios que asisten a entrenar es mínimo, ya que simplemente lo que suelen hacer es indicar dónde está cada máquina y su uso correcto en el caso de tener dudas.
  • Tarifa: Pueden estar sujetas a un compromiso mínimo de asistencia a ese mismo gimnasio de un año. Horarios concretos y una serie de días a la semana en los que podemos asistir. Aunque hay múltiples suplementos por distintos servicios.
  • Actividades colectivas. En muchos casos no te dan ese servicio y en los que sí lo ofrecen, las clases suelen ser de media hora de duración o sin monitor: “clases virtuales”.

Aunque despues de lo que te conté anteriormente el servicio no difiere tanto a lo que antes se ofrecía ¿Dónde está la diferencia?

– Centros Especializados. Los más habituales son los que se centran en una única actividad como el caso de los estudios de Pilates. Aunque existen otros nuevos  modelos, especializados en actividades dirigidas o en el entrenamiento personal. Con otras características muy diferentes a los anteriores.

  • Grupos reducidos. Poder adaptar la actividad a la persona y no al contrario. Hay actividades que serán más o menos idóneas para tí e incluso distintos niveles de intensidad para que encuentres tu sitio.
  • Profesionales del sector. Cuando no hay grandes instalaciones, máquinas, música sonando o cualquier otro aspecto que sirva como decorado, el profesional no puede camuflarse. Hay maneras de conocer si la persona que tienes delante es un profesional de su ámbito. Aunque de no serlo, con el tiempo a todos se nos acaba viendo el plumero.
  • Trato personal: tener a alguien que te de los buenos días y nos llame por nuestro nombre es, a día de hoy algo tan escaso como valorado. Aunque esto no es tan importante como el hecho de que el monitor conozca tus características, limitaciones y motivaciones para acompañarte en tus objetivos.

En esta época de situación económica complicada en la que en ocasiones importa más el precio que el producto el mundo de la actividad física no podía permencer al margen ¿Qué más da si un tomate no sabe a nada o la camiseta que me he comprado dejará de tener color tras lavarla dos veces? Lo importante es que sea barato.

Al igual que escuchaba esta semana aunque hablando de otro tema a Carlos Barrabes (referente).No es más importante la infraestructura que su uso” Podemos decir que unas bicis de spinning no valen nada sin alguien que te motive, que te ayude a superarte y te facilite una hora de diversión con ella. O incluso que te ayude a bajar el sillín si no llegas a subirte.

¿Alguna vez habéis pensado por qué una bici estática en casa sólo acumula polvo? Siempre acaba en el último rincón de casa, el garaje o el trastero. El profesional es el único valor añadido que marca la diferencia entre hacer ejercicio por tu cuenta y acudir a un centro deportivo. Si la persona decide hacerlo por su cuenta, los profesionales deberíamos reflexionar en torno a si estamos aportando algo más que un vídeo de una “clase virtual”. Porque de ser así el modelo low cost será el que se imponga.

Justo ayer le pregunté a mi hermana que qué tal en el gimnasio. Me dijo que había empezado otra vez a correr.