Claro que sí. Diles que Han Hecho un Buen Trabajo

Uno de los aspectos más interesantes de vivir en un país y cultura diferente, en este caso Australia, es que además de aprender cada día del lugar que te acoge, entiendes otros aspectos y actitudes propias de las que no te habías dado cuenta antes.

No sé si coincidirás conmigo, pero creo que en España tenemos algo de aversión al halago. Para la crítica estamos preparados y nos defendemos rápido pero el halago nos descoloca. Nos sentimos incómodos y nos cuesta reaccionar cuando nos dicen el buen trabajo que hemos hecho, la buena idea que hemos tenido o lo guapos que estamos hoy. En realidad creo que tenemos poca costumbre ya que no lo oímos demasiado.

Continue reading

Movimientos que Marcan Diferencias

Como en las antípodas vamos al revés, cuando el verano aprieta para la mayoría de los lectores de este blog, otros nos encontramos en pleno invierno. Un plácido invierno con 22 grados de media en el mes más frío, es cierto, pero invierno al fin y al cabo. De manera que cuando escucho o me llegan mensajes desde España de “aprovecha el verano”, “descansa”… pienso: descansa tú por mí porque aquí no paramos. A día de hoy estamos en la vorágine de mitad de curso. Con mucho lío, lo cual dicen que es una suerte pero igualmente es cierto que vas empalmando una semana tras otra de muchas clases y corres el riesgo de poner el piloto automático y empezar a repetirte como un disco rallado. Momentos en los que falta tiempo de análisis, de apreciar el detalles y asegurarte que sigues facilitando a tus alumnos el movimiento adecuado para cada uno. Continue reading

Método Pilates ¿Cómo afrontar las Clases con esos Alumnos “Difíciles”?

Hay un refrán que dice algo así como “cuídame de mis amigos que de mis enemigos ya me cuido yo”. Según lo entiendo yo, hace referencia a que hay determinadas cuestiones que son esperadas y las vemos venir desde lejos por ello, las podemos hacer frente o esquivar dependiendo de la situación. Pero la verdadera dificultad, en general, está en lidiar con lo que no vemos venir, con lo que no tuvimos en cuenta, con lo que nadie nos contó. Lo inesperado. Continue reading

Materiales “Innovadores” y Método Pilates (I). El Balance Stick

Diría que una de las cosas que más puede temer un profesor de Pilates es la de repetirse demasiado. Es una sensación que aparece antes o después. El repertorio clásico de Pilates es  extenso pero limitado y estos ejercicios, especialmente cuando hablamos de Pilates suelo, no siempre se adaptan a todos los alumnos.  Hacemos uso de material complementario porque nos proporciona un doble beneficio:

  • Por un lado permite salirnos de la monotonía aportando tanto a alumnos como profesor la novedad y por lo tanto proporcionando un extra a nivel motivacional.
  • Por otro lado, cuando este material es realmente útil aporta soluciones al profesor para orientar correctamente al alumno en su progresión, ya que permite avanzar en los objetivos y evitar el estancamiento a nivel funcional.

Hay materiales que pasan sin pena ni gloria, existen otros que aparecen y marcan la diferencia pero son sustituidos por otro nuevo que llega, incluso existe material complementario que utilizas tanto que piensas “¿Qué hacía yo antes sin él?” Porque te permite dar un paso adelante, mejorar y aportar ese algo más que marca la diferencia en tus clases.

Continue reading

¡Me Apunto a Pilates! Pero ¿Dónde? 7 Aspectos a tener en cuenta antes de empezar

Antes de empezar todo son dudas. Entras en un terreno desconocido. Una actividad diferente de la que se oye mucho y se conoce poco. Aunque, por suerte, estas cuestiones se resuelven fácilmente. Sólo tenemos que preguntar, ya sea por teléfono, por correo electrónico o en persona. Es comprensible que aquél que nunca recibió clases de Pilates le asalten mil dudas. Cómo te las resuelvan (o no) te va a dar muchas pistas sobre si estás en el lugar correcto. Si no tienen tiempo para dedicarte ahora que aún no has tomado la decisión ¿Lo tendrán luego?

Por ello hay 7 aspectos que debes conocer y valorar antes de decidirte: Continue reading

No Eres Instructor de Pilates si… (porque a tí también te ha pasado)

La semana pasada alguien compartió en Facebook una imagen con la que no pude evitar que se me escapara una carcajada. La imagen de por sí es cómica porque de entrada cumple con todos los tópicos del Pilates. Pero la razón por la que rompí a reir fue por sentirme muy identificado. Pensando que posiblemente haya utilizado más de una vez alguna expresión que podría haberse resuelto con resultado parecido. Por suerte, y al contrario de lo que ocurre en la imagen, nuestros alumnos no siempre hacen caso a todo lo que decimos.
Continue reading

20 Aprendizajes Impartiendo Clases Individuales de Pilates

Tras cuatro años en los que he tenido la posibilidad de dar un paso más en mi evolución como profesional del Método Pilates, pudiendo dar gran cantidad de clases semanales y aprendiendo mucho, me encuentro en un momento de cambio. Esta semana pensaba que la diferencia principal entre el trabajo desarrollado estos 4 años en relación a los anteriores ha sido que la relación clases individuales-clases de grupo se ha decantado claramente a favor de las primeras. Y cada vez he disfrutado más de ellas, quizá por la relación especial que se crea con el alumno. Continue reading

Un Día Normal, Dos Maneras de Verlo

Fuente: acanovasvalero.blogspot.com.es

Fuente: acanovasvalero.blogspot.com.es

7:45

Suena el despertador. Malditos lunes. 5 minutos más… que acaban siendo 25. Ducha rápida ¡Hoy ni me afeito! Café express y corriendo que a las 9 hay clase.

+ Suena el despertador. Nueva semana que empieza. Nuevas cosas en mente y mientras me ducho empiezo a pensar en el tema de esta semana en el blog. Desayuno mientras echo un ojo al Twitter en busca de ideas y con Vance Joy de fondo (Si no le conoces pincha aquí y disfruta). Y encima hoy no llueve.

9:00.

Primera clase del día y la gente sigue llegando tarde. Puedes decirlo cada semana que la próxima será más de lo mismo.

+ Primera clase del día. Qué mejor manera de empezar la semana que ejercitando y poniendo a punto tu cuerpo. Y hay que reconocerles ese esfuerzo a los alumnos que deciden hacerlo con Pilates. Le recuerdo a _e_ _a la importancia de no perderse la parte inicial de la sesión para el buen desarrollo del resto de la clase. Se disculpa y me dice que tratará de ser más puntual.

11:00

Tenía clase individual y me ha fallado a última hora. La gente no se da cuenta de que el tiempo de los demás tiene valor. Una hora perdida.

+ Tenía clase individual pero ha avisado a última hora de que no puede venir. Cosas que pasan, ocurre cada semana. La sala libre para mí. Cojo el manual del seminario de Hervé que recibí la semana pasada en Valencia y a dar un repaso a lo aprendido.

14:00.

Hora de comer… a la carrera. Y de camino a comprar que está la nevera que da pena abrirla. Pero estuve fuera el fin de semana y con todo lo que tengo que hacer… y cuando me quiera dar cuenta ya estoy de vuelta en el estudio.

+ Hora de comer. Oviedo, ciudad cómoda donde todo está cerca y en 10 minutos estás en casa. Y de camino pasas por el supermercado y ya está la compra hecha (al menos para un par de días). Llego a casa, enciendo el portátil y reviso el correo y las redes sociales. Vaya ¡3 personas más solicitan formar parte de la Comunidad Pilates! Ya casi somos 200. Y a comer.

16:00

Empieza la sesión de tarde. Lo largos que se hacen los lunes y lo bien que me vendría a mí una siesta. No me extraña que los alumnos bostecen. Que no me pillen a mí haciéndolo ya es todo un reto.

+ Empieza la sesión de tarde. Mientras algunos dedicarían el poco tiempo que tienen a mitad de día para comer y tirarse en el sillón, otros vienen a clase de Pilates. Una hora complicada porque la modorra aprieta, así que hay que subir la activación. Toca empezar de pie. Aquí no se tumba nadie.

18:00

Y ahora dos horas libres. Tiempo perdido que a ver cómo relleno. Iré a casa que algo habrá que hacer.

+ Y ahora dos horas libres. Me llevo el ordenador al bar de al lado que tienen wifi. Un lujo tomarte un café sin salir oliendo a humo desde que no se puede fumar en ellos… y pincho de tortilla, claro. Una conversación por teléfono me da la clave ¡Ya tengo tema sobre el que escribiré esta semana!  Empiezo a redactar el post.

21:00

Última clase del día. Hecho polvo. 8 clases son muchas para empezar la semana. Cuanto antes empiece, antes termino. A ver si al menos cuando llegue está la cena hecha…

+ A por la última clase del día. Que no baje el nivel que los alumnos de las 9 de la noche vienen con las mismas ganas que los de las 9 de la mañana. Y con la mochila preparada que al terminar, mallas y zapatillas ¡Hoy sin chubasquero! Para dando un buen rodeo volver a casa corriendo. Desconexión del “modo Pilates” y cubriendo expediente con el plan de entreno de la semana que hay nuevos retos a la vista.

00:00.

Un día menos para el fin de semana, para el próximo puente, para las vacaciones…

+ Un día más. Mañana mejor.

 

Mismo hecho, 2 maneras de verlo. Unas veces de una forma, otras veces de otra pero…Yo elijo 

¿Y tú?

tu decides

PILATES con Mayúsculas. Aporta ese “Algo Más”

A diferencia de lo que ocurría hace unos años, quien más quien menos ha escuchado hablar ya del Método Pilates. Aunque llegan cada semana alumnos nuevos que cuando les preguntas qué conocen del método, siguen diciendo que más bien poco o nada. Aún hay quien sigue hablando del Pilates como una actividad de moda, aunque el  hecho de que se haya instalado en la gran mayoría de municipios y ciudades desde hace más de 10 años evidencia que en su momento llegó para quedarse y creo que lo consiguió por su versatilidad. Por tener la capacidad de adaptarse y dar respuesta a las necesidades de personas con distintos objetivos, intereses y condición física. Pero como cualquier disciplina que se populariza y se pretende ofrecer en la mayor cantidad de lugares, hace que, en ocasiones,  se hayan tomado determinados atajos que, impide ofrecer  ese “algo más” propio del Pilates, difícil de definir pero que quien de verdad ha recibido una clase de Pilates conoce.

Sin título

Y ese “algo más” no tiene que ver con:

  • Que sea realizado con máquinas u otro tipo de implementos. Las máquinas de Pilates aumentan las posibilidades ya que, facilitan o aumentan el reto en función de la necesidad del alumno. Si bien, el Pilates mat (sobre colchoneta) permite múltiples posibilidades de movimiento en los diferentes planos, utilizando el propio peso del alumno como resistencia. La existencia de las progresiones en los ejercicios hace que igualmente, pueda ser idóneo para la persona independientemente de su nivel de fitness o condición física.

Sesiones individuales, clases reducidas, clases colectivas… Ya te conté en un post anterior que existen distintas opciones en busca de un único objetivo común.

  • Tampoco considero que sea una cuestión de ser más fiel al método original. Cualquier persona que conozca el método, entenderá el valor del trabajo desarrollado por Joseph Pilates a mediados del pasado siglo. Aunque de la misma manera se entiende que, ningún fabricante de coches presumiría de que la calidad de su nuevo modelo lo define cuánto se parece al diseñado originalmente por Karl Friedrich Benz en 1886 (bendita Wikipedia) sino por las nuevas mejoras que te ofrece, producto de la investigación y el desarrollo.

No obstante sigue habiendo quien es más partidario de la tradición que de la evolución como te conté en esta entrada.

  • Ni creo que tenga que ver con la experiencia del profesor. Aunque como en cualquier disciplina la experiencia es un grado, no debemos pensar que, porque un profesor de Pilates tenga una trayectoria corta, no va a tener la capacidad de responder a las necesidades del alumno. Ninguno nacimos enseñados y todos tenemos un conocimiento limitado en función de con quien se nos compare. Si el profesor menos experto tiene una formación adecuada, le habrán hecho consciente de sus limitaciones, de las dificultades que se encontrará en sus clases y cómo resolverlas.

Hay maneras de saber si el profesor que tienes delante puede responder a lo que buscas como realizar alguna de las preguntas que puedes leer en este artículo.

¿Cómo ofrecer algo más?

Creo que en Pilates o en cualquier otra disciplina basada en el movimiento, ofrecer ese “algo más” está relacionado con la capacidad que tenga el profesional de responder, no sólo a la necesidad inherente al ser humano de moverse (eso lo pueden conseguir ellos mismos), sino poder dar respuesta al cómo, por qué o para qué. Y muchas veces esto lo definen algunos matices que marcan diferencias.

  • “Inspira-espira” o INTEGRAR LA RESPIRACIÓN en el movimiento.

Que la respiración debe formar parte del movimiento es evidente porque sin respirar sería inviable el Pilates… y la vida. Pero que marquemos todo el tiempo la respiración ¿Facilita o dificulta la tarea a los alumnos? Es importante enseñar cómo la inspiración facilita la extensión de la columna o la exhalación profunda conecta con el suelo pélvico, por ejemplo, pero ¿Es necesario mencionarlo en todas las repeticiones de todos los ejercicios? Que el inhala-exhala sirva para algo más que para rellenar silencios.

  • Tonificar o APRENDER APLICAR LA FUERZA.

Con todos los respetos ell término tonificar me suena a estética, a fisioculturismo. Mejorar el aspecto puede ser una motiviación a la hora de hacer ejercicio y convertirse en un objetivo para algunos (aunque si lees esto, piensa si son tu clientela potencial). Se pueden hacer 100 fondos diarios en busca del pecho palomo de Cristiano Ronaldo, o simplemente mantener la posición de plancha para entender como se comporta tu cinturón escapular, el trabajo del abdomen estabilizando la región lumbar o para comprobar como esa posición influye en nuestra musculatura postural… Y entender que el gesto que estamos relizando es un empuje, un movimiento cotidiano que en la vida diaria existe y tendrás que desarrollar. Incluso puede que encuentres que tus brazos recuperan la forma y empiezas a apreciar formas en ellos que no recordabas. Pero eso será una consecuencia,  nunca un fin.

  • Mejorar la flexibilidad o la MOVILIDAD de tus alumnos.

Entre las múltiples definiciones de flexibilidad podríamos tomar la de Araújo que habla de: la amplitud máxima fisiológica en un determinado movimiento ¿Por qué sería interesante que nuestros alumnos aumentaran su flexibilidad o consiguieran un mayor rango de movilidad articular? En muchos casos si no son gimnastas, balarines o nadadoras de sincronizadas… para poco. La flexiblidad es una capacidad que está sobrevalorada. Mayor flexibilidad no supone una mejora en la salud, una ventaja competitiva o guarda relación con la prevención de lesiones. De manera que, tal vez sea en vano la cara de sufrimiento de tus alumnos mientras realizan ese estiramiento imposible que aprendiste el otro día ¿No crees que hay ejercicios suficientes en el repertorio que garanticen una movilidad idónea para el día a día de los alumnos?

  • Ombligo adentro o MANTENER LA ACTIVACIÓN DEL CENTRO.

El músculo transverso del abdomen y el suelo pélvico son importantes por su acción estabilizadora y de sostén pero si se trata de utilizar la musculatura en su justa medida ¿Por qué aplicarlo de manera diferente con la faja abdominal? Si encontrarías absurdo mantener durante la hora entera de clase los puños apretados ¿Por qué forzar el abdomen “apretando transaverso” independientemente del ejercicio que se esté realizando en cada momento? Recuerda que dominar la técnica, independientemente de la disciplina de la que hablemos se basa en usar la energía eficientemente, no en gastarla.

  • Repetir ejercicios o PROGRESAR EN EL REPERTORIO.

Los ejercicios no son movimientos independientes que se desarrollan de manera aleatoria divididos en Nivel I, II y III. Puede ser que dependiendo de la formación que hayas hecho te lo hayan explicado así. O tal vez has tenido suerte y te han enseñado que los ejercicios son como las matrioskas o muñecas rusas que al abrirlas, guardan a su vez otra dentro, y otra… Esta es la manera de evolucionar con los ejercicios, ya que, entender y desarrollar uno sencillo permite descubrir otro más complejo y otro… De manera que los alumnos en sus clases no sólo repiten sino que progresan, se superan y mejoran.

Distintas maneras de ofrecer ese “algo más” a nuestros alumnos para que cada vez entiendan mejor el movimiento para poder aplicarlo. Que cada vez el control sibre su cuerpo sea mayoy y saquen más partido a sus clases. Será entonces cuando aprecien la diferencia que existe entre “hacer pilates” y…

“HACER PILATES”

.