¿Te Duele la Espalda? Pues por tu Postura no Es

Existen múltiples razones por las que te han podido recomendar mejorar tu postura cuando estás en tu silla: es cierto que una postura alineada y elegante rejuvenece; facilita determinados movimientos, como si tienes que alargar el brazo para alcanzar el teléfono o girarte para recoger las páginas que acabas de imprimir e incluso puede ser que notes alivio en cuello y hombros cuando después de un largo tiempo dejas que tus hombros desciendan ligeramente, si recolocas tu cabeza y cuello o te sitúas un poco más recta pero no, no hay evidencia que nos indique que una mejor postura suponga beneficio alguno contra el dolor de espalda.  Continue reading

Advertisements