¿Y si en Lugar de Dar Explicaciones Estuvieras Poniendo Excusas?

Justo hoy hace siete días días me sentaba en esta misma silla con el ordenador de frente y el sol poniéndose de fondo para escribir el post de la semana con una idea: hablar de respuestas vagas basadas en palabras vacías que todos hemos dado alguna vez a los alumnos ante situaciones que se viven en las clases y que nos aventuramos a responder por justificarnos o por no reconocer: no tengo ni idea, yo sólo soy profesor de Pilates.

Dudaba entre dos posibles títulos “Cuando el cliente sí tiene la razón” y “Excusas de mal instructor“. Como trato de ser lo más constructivo posible me pareció que el primero dejaba un mensaje más positivo y la idea se entendería igualmente. Continue reading

Advertisements