¿Fácil o difícil?(I). Pilates una disciplina difícil.

La pregunta “Pilates ¿Una disciplina fácil o difícil?” me surgió a raíz de una encuesta que lanzó Akrostudio que la verdad, me dio bastante qué pensar. Especialmente, por la dificultad que encontraba en darle respuesta. De manera que pasé la pelota a mis alumnas y alumnos y esa misma tarde empecé a preguntarles a ellos. En principio mi interés se centraba en conocer qué opinaba la mayoría. Si su percepción de la actividad o lo que yo les estaba transmitiendo les hacía sentir dificultad o facilidad en la práctica. Enseguida me di cuenta que lo interesante de la pregunta no era decantarse por una u otra opción (algunos no eran capaces de hacerlo), sino las razones por las que ellos lo sentían de esa manera. Además, en muchos casos su respuesta era distinta a la que yo pensaba que darían, por lo que percibía en ellos en el desarrollo de las clases.

pitales dificil

En realidad esa pregunta me fue realmente útil, ya que me dio una información muy valiosa acerca de mis alumnos, cómo afrontaban la práctica y por lo tanto mis clases, recibiendo un feedback que va más allá del ¿Cómo te encuentras hoy? Antes de empezar la clase. Referente a dolores, molestias, mejoras… que suelen ser los más comunes.

Pilates una disciplina difícil: la opinión de los alumnos.

A continuación os presento algunas reflexiones de mis alumnos sobre por qué puede considerarse el Pilates una actividad difícil.

  1. Se requiere un alto nivel de concentración para realizar las clases.
  2. Hay que prestar atención a distintas cosas simultáneamente.
  3. La falta de flexibilidad dificulta algunos ejercicios.
  4. Cuesta incluir la respiración como parte del movimiento.
  5. Cada clase supone un nuevo reto.
  6. Se realizan movimientos que no existen en la vida diaria.
  7. Lleva mucho tiempo tener la sensación de ejecutar correctamente los ejercicios.

Pilates una disciplina difícil: la opinión de los profesionales.

Posteriormente trasladé el debate a Twitter y Linkedin obteniendo algunas reflexiones de profesionales  del Pilates. La mayoría de ellos, encontraba dificultad a la hora de decantarse por una u otra respuesta de manera directa. Voy a trasladaros estas opiniones porque considero que de ellas se pueden extraer ideas muy interesantes para los que ya conocéis la actividad y puede acercaros determinados aspectos desconocidos a los no iniciados.

  • Pedro Elías comenta que “es difícil en el sentido que es un ambiente para aprender de ti mismo más que de un método, y las personas pueden ser bastante pasivas o reactivas en ese sentido” Uno de los aspectos que busca el Método Pilates es descubrir cómo se mueve tu cuerpo de manera consciente con el fin de trasladar ese movimiento a tu día a día. Evidentemente este aprendizaje conlleva tiempo y constancia.
  • Juan Manuel  lo consideraba igualmente difícil. “me ha costado decidir, como instructor que todos los días observo cuerpos en movimiento, personas con una conciencia corporal diferente y con unas limitaciones fisicas personales….aún así no es el talento sino la predisposición y actitud del practicante, del alumno o del instructor quien puede hacer lo fácil dificil y a la inversa”. Una cuestión importante es trasladarle al profesional su parte de responsabilidad en el proceso que hace que el alumno pueda percibir o no la dificultad.
  • Carlos comentaba que “el Pilates tiene tantas progresiones posibles que puede llegar a ser muy complejo de ejecutar, por tanto, muy difícil“. Sin duda que hay ejercicios de gran complejidad con distintas progresiones para conseguir ejecutarlos y no en todos los casos se consigue llegar al ejercicio de la manera en que Joseph Pilates proponía.
  • Beto decía que “desde mi punto de vista es dificil ya que requiere de mucho tiempo para adquirir centro y estabilidad periférica“. El concepto de centralización es uno de los principios fundamentales en el Pilates, clave a la hora de estabilizar la pelvis y por lo tanto de nuestra columna lumbar antes de iniciar el movimiento.
  • Pilates clásico afirma que “la metodología clásica de Pilates es una disciplina mucho más dura y exigente de lo que se conoce comercialmente” Afortunadamente, como otras técnicas o disciplinas, el Método también ha evolucionado (a veces incluso para bien) a la vez que el conocimiento sobre el cuerpo y el movimiento humano. Como muestra vemos una clases de Joseph Pilates en los años 40.

Ni que decir que una pregunta tan cerrada en la mayoría de los casos no puede ser respondida de manera absoluta  porque tiene decenas de preguntas dentro y cientos de matices como: qué entiende uno por dificultad, qué nivel de exigencia presenta ante la actividad o incluso qué motivaciones mueven a cada persona a la práctica de Pilates.

Como el debate continúa y no me quería extender demasiado, habrá una segunda parte la próxima semana donde reflejaré las opiniones que he recogido en relación a por qué el Pilates es una actividad fácil. Si quieres recibirla en tu correo puedes suscribirte al blog (en la columna de la izquierda, un poco más arriba)

Muchas gracias a quiénes habéis aportado vuestra opinión. El debate sigue abierto y la opinión de cada uno de vosotros practicante o instructor, es bienvenida.

Después de lo comentado y reflexionado, la duda que me planteo ahora y no he conseguido dar respuesta es otra ¿Es bueno que los alumnos perciban el Pilates como una actividad difícil?

Advertisements