Movimientos que Marcan Diferencias

Como en las antípodas vamos al revés, cuando el verano aprieta para la mayoría de los lectores de este blog, otros nos encontramos en pleno invierno. Un plácido invierno con 22 grados de media en el mes más frío, es cierto, pero invierno al fin y al cabo. De manera que cuando escucho o me llegan mensajes desde España de “aprovecha el verano”, “descansa”… pienso: descansa tú por mí porque aquí no paramos. A día de hoy estamos en la vorágine de mitad de curso. Con mucho lío, lo cual dicen que es una suerte pero igualmente es cierto que vas empalmando una semana tras otra de muchas clases y corres el riesgo de poner el piloto automático y empezar a repetirte como un disco rallado. Momentos en los que falta tiempo de análisis, de apreciar el detalles y asegurarte que sigues facilitando a tus alumnos el movimiento adecuado para cada uno. Continue reading

Advertisements