Claro que sí. Diles que Han Hecho un Buen Trabajo

Uno de los aspectos más interesantes de vivir en un país y cultura diferente, en este caso Australia, es que además de aprender cada día del lugar que te acoge, entiendes otros aspectos y actitudes propias de las que no te habías dado cuenta antes.

No sé si coincidirás conmigo, pero creo que en España tenemos algo de aversión al halago. Para la crítica estamos preparados y nos defendemos rápido pero el halago nos descoloca. Nos sentimos incómodos y nos cuesta reaccionar cuando nos dicen el buen trabajo que hemos hecho, la buena idea que hemos tenido o lo guapos que estamos hoy. En realidad creo que tenemos poca costumbre ya que no lo oímos demasiado.

Continue reading

El Verdadero Reto del Profesional del Movimiento

Es muy difícil progresar porque este alumno no escucha, es que aquella no se entera, es que en este grupo no prestan atención, es que no están atentos… y otros “esques” o malas excusas que todos hemos utilizado alguna vez y que no demuestran más que dificultades por parte de la persona que enseña para hacer llegar el mensaje tal y como pretende. Ya te hablé anteriormente de 7 maneras para ganarte la atención de tus alumnos. Aunque tener la atención es un buen comienzo no lo es todo. Continue reading

Instructor de Pilates ¿Cuál es tu Siguiente Paso?

Todos nos sentimos cómodos en nuestro terreno.  Conoces el espacio en el que te mueves, tienes tomadas las distancias, sabes lo que puede pasar y hay margen de anticipación ante los escasos imprevistos. Te sabes las respuestas porque suelen surgir siempre las mismas preguntas. Te sientes competente porque en lo que tú haces nadie puede ser tan bueno como tú.  Al fin y al cabo es tu día a día y lo llevas repitiendo 2, 3, 10 años. Continue reading

Los 6 Factores que Truncan tu Progresión como Instructor de Pilates

Si llevas menos de dos años dedicados al Pilates hoy posiblemente no sepas exactamente de qué te hablo. Estás en esa maravillosa fase en la que cada día pones en práctica algo nuevo. Revisas el repertorio y recuerdas aquel ejercicio que durante tu primera formación considerabas imposible y ahora resulta que pruebas y sin haberlo practicado desde entonces, te sale. Va a ser verdad que tu cuerpo está cambiando: lo sientes más fuerte, más flexible, tienes más control sobre él. Ni te acuerdas de aquellas viejas molestias. Además lo has incluido en una de tus clases con esos alumnos que tienen un poco más de experiencia y a través de las progresiones has conseguido que la mayor parte de ellos lo ejecutaran. Y eso que cuando se lo mostraste reflejaban en su cara la expresión de duda ¿Seré capaz? Continue reading

Instructor de Pilates ¡Especialízate! Encuentra tu Nicho (I)

El Pilates es para todos afirmamos los que hemos vivenciado en nuestro cuerpo el cambio que la práctica regular de este método proporciona.  Incluso ésta ha sido la razón por la que muchos han decidido dar un paso adelante y formarse para que ese beneficio que experimentaron se pueda hacer extensible a su entorno directo. Aquellos que llevamos un tiempo dando clase hemos visto ese mismo cambio en alumnos de distintas edades, sexo, condición física…
Continue reading

5 Expresiones a Evitar en una Clase de Pilates (II)

Imagina que estás de viaje y acabas de llegar a una ciudad por primera vez. Viajas sólo y la batería de tu móvil se agotó. No hay GPS ni Google maps. Por ello, lo primero que haces es dirigirte al primer sitio de información que encuentras en busca de un mapa. Éste te situará, te ayudará a entender dónde te encuentras. Localizar cuál es el punto de partida y situar el lugar de destino. Así podrás hacerte una idea del itinerario y del tiempo que te llevará llegar. Si será un trayecto cómodo o un largo paseo… Pues el primer paso y el más importante está dado, ya sabes en qué dirección emprender tu camino. Continue reading

Un Día Normal, Dos Maneras de Verlo

Fuente: acanovasvalero.blogspot.com.es

Fuente: acanovasvalero.blogspot.com.es

7:45

Suena el despertador. Malditos lunes. 5 minutos más… que acaban siendo 25. Ducha rápida ¡Hoy ni me afeito! Café express y corriendo que a las 9 hay clase.

+ Suena el despertador. Nueva semana que empieza. Nuevas cosas en mente y mientras me ducho empiezo a pensar en el tema de esta semana en el blog. Desayuno mientras echo un ojo al Twitter en busca de ideas y con Vance Joy de fondo (Si no le conoces pincha aquí y disfruta). Y encima hoy no llueve.

9:00.

Primera clase del día y la gente sigue llegando tarde. Puedes decirlo cada semana que la próxima será más de lo mismo.

+ Primera clase del día. Qué mejor manera de empezar la semana que ejercitando y poniendo a punto tu cuerpo. Y hay que reconocerles ese esfuerzo a los alumnos que deciden hacerlo con Pilates. Le recuerdo a _e_ _a la importancia de no perderse la parte inicial de la sesión para el buen desarrollo del resto de la clase. Se disculpa y me dice que tratará de ser más puntual.

11:00

Tenía clase individual y me ha fallado a última hora. La gente no se da cuenta de que el tiempo de los demás tiene valor. Una hora perdida.

+ Tenía clase individual pero ha avisado a última hora de que no puede venir. Cosas que pasan, ocurre cada semana. La sala libre para mí. Cojo el manual del seminario de Hervé que recibí la semana pasada en Valencia y a dar un repaso a lo aprendido.

14:00.

Hora de comer… a la carrera. Y de camino a comprar que está la nevera que da pena abrirla. Pero estuve fuera el fin de semana y con todo lo que tengo que hacer… y cuando me quiera dar cuenta ya estoy de vuelta en el estudio.

+ Hora de comer. Oviedo, ciudad cómoda donde todo está cerca y en 10 minutos estás en casa. Y de camino pasas por el supermercado y ya está la compra hecha (al menos para un par de días). Llego a casa, enciendo el portátil y reviso el correo y las redes sociales. Vaya ¡3 personas más solicitan formar parte de la Comunidad Pilates! Ya casi somos 200. Y a comer.

16:00

Empieza la sesión de tarde. Lo largos que se hacen los lunes y lo bien que me vendría a mí una siesta. No me extraña que los alumnos bostecen. Que no me pillen a mí haciéndolo ya es todo un reto.

+ Empieza la sesión de tarde. Mientras algunos dedicarían el poco tiempo que tienen a mitad de día para comer y tirarse en el sillón, otros vienen a clase de Pilates. Una hora complicada porque la modorra aprieta, así que hay que subir la activación. Toca empezar de pie. Aquí no se tumba nadie.

18:00

Y ahora dos horas libres. Tiempo perdido que a ver cómo relleno. Iré a casa que algo habrá que hacer.

+ Y ahora dos horas libres. Me llevo el ordenador al bar de al lado que tienen wifi. Un lujo tomarte un café sin salir oliendo a humo desde que no se puede fumar en ellos… y pincho de tortilla, claro. Una conversación por teléfono me da la clave ¡Ya tengo tema sobre el que escribiré esta semana!  Empiezo a redactar el post.

21:00

Última clase del día. Hecho polvo. 8 clases son muchas para empezar la semana. Cuanto antes empiece, antes termino. A ver si al menos cuando llegue está la cena hecha…

+ A por la última clase del día. Que no baje el nivel que los alumnos de las 9 de la noche vienen con las mismas ganas que los de las 9 de la mañana. Y con la mochila preparada que al terminar, mallas y zapatillas ¡Hoy sin chubasquero! Para dando un buen rodeo volver a casa corriendo. Desconexión del “modo Pilates” y cubriendo expediente con el plan de entreno de la semana que hay nuevos retos a la vista.

00:00.

Un día menos para el fin de semana, para el próximo puente, para las vacaciones…

+ Un día más. Mañana mejor.

 

Mismo hecho, 2 maneras de verlo. Unas veces de una forma, otras veces de otra pero…Yo elijo 

¿Y tú?

tu decides