Pilates para Personas con Enfermedad Neurológica

Me encanta enseñar pero sin duda me gusta mucho más ser alumno, sobre todo si hablamos de formaciones. Te quita esa presión inicial que sólo el que se ha enfrentado a un grupo de personas expectantes, con su mirada clavada en tí, esperando con impaciencia lo que vas a contarles, conoce. Porque cuando eres alumno basta con permanecer con ojos bien abiertos, oídos receptivos y mente atenta a lo que te cuentan. Escuchar, tratar de entender, participar, razonar, preguntar cuando algo no queda claro pero sobre todo disfrutar. Continue reading