Por qué Soy un Tío con Suerte

Hay veces que los planes no salen y otras que sí ¿Será cuestión de suerte? Todos escuchamos muchas veces cómo se atribuye a la suerte, tanto logros como decepciones. Lo que pasa es que hablar de un factor externo como causante de lo que nos acontece es, cuanto menos, poco motivante en caso de que queramos cambiar nuestra situación. Yo con mi visión a veces un poco ingenua particular, prefiero creer que soy el capitán de un barco que navega de acuerdo a un rumbo que previamente trazó aunque dispuesto a virar 180 grados si las circunstancias lo hicieran conveniente, en lugar del maquinista de un tren que puede asegurar con certeza que llegará a su destino a las 8:47 a.m. Eso sí siempre y cuando Continue reading

Advertisements