Pilates y Surf. Ejercicio de compensación 3.

El surf es un deporte cuya práctica tiende a estar asociadas con disfrute, sol, playa, buen rollo… y molestias en la espalda. Cualquier persona que practique esta actividad con regularidad tendrá molestias debido a la posición que se mantiene en la tabla o a algún revolcón inesperado. El objetivo con la práctica de Pilates es dotar a nuestra espalda del tono muscular y la movilidad suficiente para evitar que las lesiones aparezcan.  Aunque, en ocasiones, es inevitable por lo que tras el correpondiente período “en el dique seco” y una vez tratada y recuperada la lesión, el método Pilates será un gran aliado para volver a entrar al agua.

Este es el último vídeo correpondiente a la serie Pilates y Surf donde explico cómo utilizo el Pilates para mejorar mi técnica por un lado y para equilibrar y compensar mi musculatura, por otro.

En el ejercicio verás cómo puedes movilizar la columna y la pelvis en cuadrupedia para compensar la posición de extensión que mantenemos mientras al permanecer en la tabla.

Recordad que estos ejercicios son algunos de los que yo practico pero no los únicos. Los de compensación mi espalda los agradece cuando estoy entrando al agua con continuidad y los de postura por el contrario en las épocas en las que menos puedo surfear, para no perder movilidad y mantener el tono de la musculatura de mi espalda en extensión.  Para casos más concretos no dejéis de preguntar.

Después de conocer estos vídeos y cómo pueden mejorar tu práctica en el surf…

Why Not Pilates?

Advertisements

Pilates y Surf. Ejercicio de compensación 1.

Ya he comentado en anteriores entradas que el surf es una de las actividades que vengo practicando con regularidad. Es un deporte que me apasiona y del que disfruto por varias razones.

  • Me permite desconectar del todo. En el agua es como si el tiempo se detuviera. Tú, tu tabla y las olas.
  • Cambias de medio. Sales de tu medio terrestre en el cual te desenvuelves sin problemas y dominas para cambiarlo por el acuático. Las reglas del juego cambian y tú debes adaptarte a ellas.
  •  No controlas todos los factores. Hay días que el mar es generoso y otros no. No sabes cuándo vendrá la ola buena. La que te hará dar lo mejor de tí, para mantenerte arriba, para dominarla, para comprobar si estás a su altura.

También hemos comentado en una entrada anterior que la postura y los gestos que se realizan son muy exigentes con nuestra espalda. Los movimientos de extensión repetitivos y explosivos producirán desequilibrios en nuestra musculatura, lo que puede suponer que haya zonas que se vuelvan más vulnerables y si no lo cuidamos puede derivar en protusiones y hernias que impiden la práctica del surf y limitan la actividad diaria.

Después de los vídeos en los que vimos cómo utilizo el Pilates para mejorar mi postura en el surf,  aquí presento el primero de la serie de ejercicios que realizo a modo de compensación. Buscando movimientos que equilibran, compensan y descargan mi espalda después de la práctica del surf.

Why not Pilates?