Pilates Prenatal o Cómo Acompañar a tus Alumnas a lo Largo de un Viaje de 9 Meses

Recientemente he tenido la suerte de empezar a dar clase a una nueva alumna. Te lo cuento porque no es precisamente una alumna estándar: Es atleta, campeona de Australia de su disciplina, y está embarazada. Sí pero de gemelos y quiere seguir compitiendo tras dar a luz. Al más alto nivel. Su objetivo es clasificarse para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Y yo pensé: “¡Guau! Creo que esto va a ser todo un reto”. Hay situaciones más habituales con las que lidias en el día a día y otras en las que parece que han apagado la luz y ves con menos claridad por donde caminas por lo que tienes que ser más cauto, caminar despacio, tantear y no fallar…

Tras darme cuenta de que tras más de 130 entradas publicadas nunca había escrito sobre Pilates durante el embarazo, pensé en quién me gustaría tener cerca para que me ayudara a planificar mis clases. Ya sabes, un profesional es tan bueno como su red de contactos. La primera persona que se me vino a la cabeza ya ha escrito en este blog de manera que no la podía liar otra vez a pesar de que ahora mismo se encuentra en pleno embarazo. La siguiente fue Maria José Argandoña de Studio Pilates Body & Mind a quien se lo propuse tras ver en varios vídeos el trabajo que estaban desarrollando con sus alumnas y observar la pasión que mostraba. Ésto añadido a su constante formación y experiencia me hizo pensar que sería la persona ideal para aconsejarnos a la hora de llevar a cabo nuestras clases con alumnas embarazadas. Y lo demás nos lo cuenta ella:

Mi Experiencia Como Instructora de Pilates Prenatal

Hace unas semanas, a eso de las 5 de la madrugada, recibí un mensaje de Manuel mientras iba de camino a Sevilla a un curso de biomecánica. Mentiría si dijera otra cosa porque me hizo una ilusión increíble. Me invitaba a escribir en su blog ¡Ése que espero leer cada viernes! Y me hacía una propuesta: escribir sobre el Método Pilates durante el embarazo. Un tema bonito pero difícil de abordar. Entonces hice un pequeño ejercicio retrospectivo y me pregunté cuál fue el detonante que supuso que, hace más de 3 años me convirtiera en una apasionada de este tema. Y descubrí que todo empezó el día que me enteré de que iba a ser tía por primera vez. ¡Mi hermana pequeña estaba embarazada! La alegría era indescriptible.

Para entonces estaba inmersa en el proyecto de la apertura de mi propio centro de Pilates y aunque no pude acompañarla como hubiera deseado, recuerdo varios días en los que junto a otra amiga suya pude darles clase en su propia casa. Me quedé con las ganas de hacer algo más por ellas al darme cuenta de que ellas necesitaban algo que yo les podía aportar. Realmente comprobé cómo sus cuerpos cambiaban por semanas y agradecían cualquier recomendación o ejercicio específico. Especialmente cuando estaba preparado con un poco de cariño.

¿Qué debería tener un buen instructor de Pilates Prenatal?

El no haber vivenciado la experiencia del embarazo podría considerarse un hándicap para instructores (no sólo chicos). Sinceramente, no creo que lo sea, aunque hay determinados aspectos que considero fundamentales para conectar con la futura mamá:

  1. Empatía. Una mujer durante el ambarazo no suele ser una balsa de aceite precisamente. Sus hormonas están alteradas, sufren cambios cada día y aunque en general tienen la oxitocina por las nubes lo que les da un buen rollo contagioso, también tienen momentos más bajos. A veces se plantean cosas tan existenciales como si serán buenas mamás… ¿Pero cómo no va a serlo si ya está cuidando a su hijo haciendo Pilates? Hay que intentar entender esos cambios y ser respetuosos con sus emociones. Incluso dependiendo del nivel de implicación y de confianza que exista pueden llorar con nosotros… no pasa nada.
  2. Prudencia. Es tan sencillo como “no hagas lo que no sabes” ya que estamos entrenando con dos vidas en el mismo cuerpo. Proliferan los centros donde se ofrece un servicio “especializado” para prenatal y sé de buena tinta, al menos en el entorno que me muevo, que a veces quienes lo venden no tienen la suficiente formación lo que suele coincidir con falta de prudencia. He llegado a ver mamás colgadas de columpios con una inversión total, embarazadas de 7-8 meses ¿Merece la pena asumir ese riesgo? ¿El beneficio que conseguirás lo justifica? ¿Es el momento de probar “cosas nuevas”? Aplica la coherencia a lo que haces y según responda la mamá a tus clases puedes progresar con ella. Hay miles de cosas que puedes hacer y si no lo piensas así, tal vez es demasiado pronto para que empieces a dar clases de prenatal.
  3. Ser flexible y poseer recursos suficientes en la caja de herramientas. Puedes tener planificada una sesión y cuando la mamá llega está más cansada que de costumbre, tiene náuseas, reflujo o está a punto de tener ciática… No queda más remedio que adaptarse a las circunstancias y cambiar la sesión si lo que quieres es que se vaya mejor que llega.
  4. Tener claro qué pasa dentro del cuerpo de la embarazada en cada etapa para  adaptar el entrenamiento al momento en el que se encuentra. Una clase de Pilates no es para nada igual si estás en la semana 15 que en la 36, por ejemplo. No puedo meter dentro del mismo saco a todas sólo por estar embarazadas, lo ideal es trabajar por trimestres. En cada trimestre hay unos objetivos específicos. Este punto tiene fácil solución: fórmate, estudia, lee… hay que ser curioso para cada día saber un poquito más y dar tu mejor versión.

¿Cómo adaptar las clases de tus alumnas durante el embarazo?

  • Planifica por trimestres. Una vez que el ginecólogo ha dado su visto bueno, lo más sencillo y práctico es planificar los objetivos por trimestres. Conforme el embarazo progresa vamos acortando palancas, rangos de movimiento, en ambos trimestres (2º y 3º) entrenamos con objetivos generales como reeducación postural, estabilidad lumbo-pélvica, fortalecimiento de la faja abdominal y suelo pélvico, patrón respiratorio…simplemente cambias algún ingrediente en la receta. También trabajamos objetivos especificos en cada trimestre. Personalmente me gusta entrenar con Reformer y Chair con ellas ya que suelen encontrarse muy cómodas.Sin título2
  • Conocer su historial de práctica deportiva. No es lo mismo comenzar con una mujer sedentaria que con una triatleta, por ejemplo. Su punto de partida no es el mismo. Suele ocurrir que la mujer que quiere empezar a entrenar en este periodo sea poco activa o no haya hecho nunca deporte, pero si nos encontramos con el caso contrario no podemos hacer que su ritmo de entrenamiento decaiga al nivel de la mujer sedentaria.
  • Evita trabajar en supino. Esto suele ser a partir del tercer o cuarto mes, dependiendo de la evolución de cada mamá. La mayoría de autores (como Dell Pruett & Caputo, 2011) dicen que después del primer trimestre pero a veces he entrenado a mamás de 12 semanas con más tripita que algunas de 20. Sentido común, lo de siempre. Uso la tabla de salto del reformer para evitar el Síndrome de Hipotensión Supina, la presión que el útero y resto de vísceras ejerce sobre la vena cava hace que descienda el gasto cardíaco y se pueda producir una hipotensión orteostática (caída de la presión arterial) (ACOG.2002), con este pequeño-gran gesto la presión sobre la vena desciende y ellas entrenan muy seguras.Sin título
  • Pon énfasis en la respiración y propiocepción, las matronas que asisten en el parto a una mamá que ha practicado Pilates lo reconocen perfectamente, controlan mejor el momento de los pujos con la respiración y tienen más conciencia corporal.
  • Fortalecimiento de la faja abdominal y suelo pélvico. Nada de flexión de tronco (aumenta considerablemente la presión intraabdominal y suelo pélvico) y mucho de activación de transverso y suelo pélvico. El trabajo abdominal lo hacemos mediante la estabilización del tronco en isométrico fundamentalmente, olvidándonos de la contracción concéntrica del recto. Hay que cuidar mucho este punto pues hay un gran desconocimiento en el trabajo abdominal, un mal entrenamiento supone que la diastasis del recto progrese y hay que pensar en lo que viene después del parto que os aseguro es mucho más duro. A nivel del suelo pélvico es tan importante fortalecer como aprender a relajarlo especialmente en la fase final del embarazo.
  • Movilizar y flexibilizar. Cuando están en la fase final, están tan habituadas a su entrenamiento que no quieren dejarlo hasta que nace su bebé. Por ello debes adaptar los objetivos. En el último trimestre uso mucho la silla y el fitball que son los grandes aliados para movilizar y flexibilizar la pelvis de cara al gran momento. Este es uno de los objetivos específicos del tercer trimestre.3

Espero ser madre alguna vez, y sé muy bien dónde me voy a meter…eso me asusta y me emociona a la vez porque creo que es una etapa increíble llena de magia y de cambios constantes. De momento me vale con poder acompañar en ese bonito camino a tantas mamás. Mujeres que confían en tí en una etapa de sus vidas tan importante. Se crean lazos fuertes…al menos a mí me sucede. Mamás que terminan siendo amigas. Te preocupa cómo irá esa ecografía, la curva del azúcar, el parto…y te sientes un poco responsable de las consecuencias… y eres más feliz que nadie cuando te enseñan a ese bebé que ha estado presente en tus clases. Escondido en esas barriguitas pero presente. Es muy curioso, pero al empezar la recuperación postparto prácticamente todos los bebés con los que entreno parecen reconocerme. Será esa voz que han escuchado durante seis meses o esa mano que ya les ha acariciado alguna vez… Todas las mamás me lo dicen “parece que te reconoce” y yo creo que así es.

Además me quité la espinita y he podido entrenar a mi hermana en su segundo embarazo, una experiencia inolvidable que quedará siempre en nuestra relación. Ahora comenzamos con la recuperación postparto…un trabajo más difícil y cuidadoso si cabe…pero eso ya es otra historia. Y si os apetece y Manuel me deja, os contaré como lo estamos llevando a cabo más adelante, en una próxima entrada…

Si  estás cerca de Albacete o tienes la posibilidad de desplazarte y quieres seguir aprendiendo sobre Pilates prenatal te espero el sábado 14 de febrero.

10686698_889946261037109_4452453572993589081_n

María José Argandoña

Puedes encontrarme en Studio Pilates Body & Mind Albacete

O puedes seguirnos en: Twitter: // Facebook: Studio Pilates body&mind

Advertisements

13 thoughts on “Pilates Prenatal o Cómo Acompañar a tus Alumnas a lo Largo de un Viaje de 9 Meses

    • Un placer y un lujo haber tenido a María José por aquí. Esperemos que más adelante volvamos a leerla contándonos cómo afrontar el trabajo con las mamás tras el embarazo. Un saludo.

      • Muchas gracias a todos!!! Encantada de compartir con vosotr@s!!
        Gracias Manu por invitarme y por tu blog genial!!

  1. Totalmente de acuerdo contigo Maria Jose, aparte del entrenamiento (que por supuesto es sumamente importante), lo que has comentado de meterse en la “mente de las futuras mamas” es importante. Cuando has sido madre, como es mi caso, la experiencia tambien sirve para ayudar a quitarles sus miedos, al parto y a la maternidad, y es muy gratificante y muy bonito.
    Un saludo

  2. Pingback: Contenido que debes leer si te dedicas a esto. 26-Enero-2015. | LifeStudio

  3. Pingback: Método Pilates como Aliado en la Recuperación del Cáncer de Mama | Why not Pilates?

  4. Excelente aporte María Jose. Es verdad ver algunos centros hacer cosas impensadas en los tercer trimestres de algunas futuras mamás!
    A veces parece imposible contestar: lo que hago… para que lo hago? Mis saludos y admiración a quien sabe lo que hace, como y para que!

  5. Pingback: 8 Perspectivas Distintas para Entender el Método Pilates | Why not Pilates?

  6. Gracias por compartir tu trabajo,tus conocimientos,un incomparable aporte a mi formación.-

  7. Pingback: Recuperación Postparto (I): Cuando las Mamás Vuelven a Pilates | Why not Pilates?

  8. Pingback: Why not Pilates?

  9. Pingback: Sobre Diástasis, Embarazo y Método Pilates | Why not Pilates?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s